POR SU VÍNCULO CON LA CORRUPCIÓN

La CUP pide a Mas que deje de representar al independentismo catalán

El expresidente catalán ha relatado en su comparecencia en el Parlamento que no tuvo "ningún inconveniente" y que puso todas las "facilidades" para acudir a esta comisión

Foto: El expresidente de la Generalitat Artur Mas, acompañado por Marta Pascal y Jordi Turull, a su llegada hoy al Parlament. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Artur Mas, acompañado por Marta Pascal y Jordi Turull, a su llegada hoy al Parlament. (EFE)

Artur Mas llegó en la mañana de este miércoles al Parlamento catalán comiéndose el mundo y salió comiéndose las uñas. Compareció en la Comisión de Asuntos Institucionales para dar cuenta de los casos de corrupción que asedian a su partido y a la gestión que Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ha realizado durante las últimas dos décadas. Porque el nombre de CDC y Mas sobrevuela la mayoría de los escándalos que están en boca de la opinión pública: Caso Pujol, Caso Palau de la Música, Caso 3%, Caso Pretoria, Caso ITV, Caso Adigsa…

Pero fue como un convidado de piedra. Sólo agradó a los suyos y, como propina, recibió un duro varapalo de sus socios de la CUP. El portavoz de esta formación, Benet Salellas, fue meridianamente claro: "El independentismo no puede ser el flotador político de nadie ni de la corrupción. Por eso, le pedimos que no represente internacionalmente los anhelos de independencia y de libertad de Cataluña, como le ha pedido el 'Govern'. No compartimos que utilice viajes internacionales pagados con dinero público para criticar a la CUP. Más allá de eso, lo que menos necesita este país es que usted encabece y represente el independentismo. No queremos que el futuro se parezca al pasado y usted, señor Mas, representa el pasado. Si continúa empeñado en representar el anhelo del derecho a decidir, estamos seguros de que perderemos el referéndum".

La CUP pide a Mas que deje de representar al independentismo catalán

El 'expresident' reaccionó airado. "Cuando me vetaron para presidente, me dijeron que podría dedicarme a otras cuestiones. Y recuerdo que usted mismo me lo pedía. Decía que mi papel sería el de la representación internacional. Pero mire, hay cosas que ustedes hacen que a mi no me gustan. No conviertan esto en otro veto de si puedo o no hacer determinadas cosas que me encarga un Gobierno en el que ustedes no están". Y el 'cupero' le respondió que "desde aquel momento hasta ahora, la corrupción les ha salpicado tanto que les llega al cuello. Le pido más humildad. Yo volveré a mi trabajo cuando termine la legislatura. Y sólo le pido que deje de representar al 'procés'".

Mas comenzó su comparecencia exculpándose de todo. El resumen es alucinante: los capitostes del Palau de la Música, Fèlix Millet y Jordi Montull, mienten en el juicio que estos días se celebra en la Ciudad de la Justicia. "La única novedad que hay es que esas personas pactan con la Fiscalía para rebajar escandalosamente sus penas a cambio de cambiar sus versiones. O sea, decían una cosa y ahora dicen la contraria, pero a cambio de que les rebajen sustancialmente la pena". Jordi Turull, representante de Junts pel Sí (JxS), la plataforma que forman CDC y ERC, le ayudó en esa tesis y fue más allá: "Han ofrecido dinero a testigos para que declarasen contra usted", le dijo al 'expresident', mientras subrayaba el cambio de criterio de Millet y Montull.

La cruda oposición

La oposición, en cambio, fue cruda. "Resulta que usted sólo dice que todo es falso y que todo se debe a la estrategia de defensa de Millet y Montull. Pero hay 23 casos de corrupción que afectan a su partido, tiene 35 imputados, 15 sedes de su partido embargadas por corrupción. No me diga que todo es impoluto", le espetó Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos.

Pero en la réplica, Mas hiló un poco más fino: "No he dicho que todo fuese mentira, sino que hay cosas que no son verdad. Pero no les demos credibilidad a Millet y Montull como si fuesen un texto sagrado. Son delincuentes que han pactado con la Fiscalía". Mas se escudó en esa circunstancia para no moverse ni un ápice y aportó otro argumento, ya avanzado por El Confidencial: "La Fiscalía intenta, desde el primer día, demostrar que había una trama organizada para desviar dinero del Palau a CDC a cambio de que una constructora, Ferrovial, obtuviese tratos de favor en las adjudicaciones de obras públicas. Y yo les pregunto a ustedes: ¿Cómo puede intentar demostrar que las donaciones que recibe CDC vía convenios son a cambio de obra pública y, por tanto, alterando concursos? ¿Cómo se puede sostener eso si no se investigan los concursos? La Fiscalía no está investigando la adjudicación de obra pública. No analiza la fuente primaria. Pero les aseguro que no las investigan porque saben que están bien hechas". Y sentenció más tarde: "Si no se investigan las adjudicaciones, no hay trama ni trato de favor".

Es uno de los argumentos que ya había dejado caer en alguna ocasión y que, jurídicamente, no se sostiene: una adjudicación puede cumplir con la legalidad vigente, pero otra cosa es que, tras esa adjudicación, el 3% del monto acabe en las arcas del partido político que otorgó la sobras. Demasiada casualidad. Salellas le recordó que "la ingeniería de la corrupción ha aprendido mucho y es una cuestión muy compleja", pidiéndole que no vuelva a justificar la corrección de las adjudicaciones con la trama corrupta que le hacía llegar el dinero a su partido.

Todo lo que hace CDC se persigue por tierra, mar y aire, pero los millones desaparecidos no le interesa buscarlos a nadie

No fue la única pataleta del 'expresident'. Llegó a afirmar que hay una caza de CDC. "Se nos acusa de cobrar comisiones a cambio de adjudicar obra pública. Y según me explican, hay 9 millones de euros desaparecidos del Palau y nadie los busca. Todo lo que hace CDC se persigue por tierra, mar y aire, pero los millones desaparecidos no le interesan a nadie". Una apreciación 'sui generis', porque el fiscal ha intentado por todos los medios saber el destino final de ese dinero.

Y no dejó escapar la oportunidad para explicar que "los administradores de CDC tenían poderes ilimitados para hacer y deshacer y así consta en el registro mercantil. Yo no tenía nada que ver. Pero sobre el administrador Daniel Osàcar [acusado en el caso Palau] tuve la responsabilidad de confiarle funciones. Y todavía hoy pongo la mano en el fuego por él, porque es el único del caso Palau que no ha cambiado su declaración a pesar de que le piden penas de cárcel. Esa responsabilidad no la rehuí nunca".

Otro rifirrafe con la CUP

El 'cupero' Benet Salellas le puso en un aprieto. "Estamos en las antípodas de la corrupción y no permitiremos que intente blanquear la corrupción. El independentismo no puede tener relación con ningún caso de corrupción. CDC ha sido un entramado corrupto y usted lo sabía. No nos creemos que usted no sabía nada (…). Este régimen le ha destapado las vergüenzas (…). Y no diga que se le persigue por ser independentista. Eso es hipocresía y envenena la opinión pública".

La CUP pide a Mas que deje de representar al independentismo catalán

Artur Mas le recriminó el tono. "No jueguen al juego de otros. Ése es el argumento del PP y Ciudadanos. No utilice el término independentismo de esa manera. Porque hay guerra sucia contra nosotros. Supongo que habrá oído hablar de la Operación Cataluña, que supuestamente pagaba con fondos reservados a confidentes para realizar montajes contra mí mismo y contra Cataluña". Y al portavoz popular, Alejandro Fernández, le recordó: "Si ustedes no hubiesen atentado contra el Estatuto, si hubiesen respetado el juego democrático en su momento, seguro que no estaríamos en la situación en que nos encontramos". "Volvió a esconderse tras la 'estelada' con un discurso prefabricado", le acusó Fernández, subrayando un par de veces que "usted es sólo el peor presidente de la Generalitat de Cataluña. A usted le pillan con el carrito de los helados y luego se abraza a la interpretación mesiánica de la voluntad popular para convertirse en independentista y rehuir responsabilidades".

Si he de asumir alguna responsabilidad más, si he de asumirla, lo circunscribiremos al ámbito del partido en que estoy

El 'expresident', por su parte, aseguró también que está dispuesto a adoptar responsabilidades políticas si CDC es condenada. Y sacó pecho: "¿Quién se 'plegó' voluntariamente de la presidencia de la Generalitat? ¿No es una responsabilidad política grande? Otros presidentes repiten elecciones. ¿No dejé el acta de diputado dos días después? Si en algún momento he de asumir alguna responsabilidad más, si algún día he de asumirla, lo circunscribiremos al ámbito del partido en que estoy ahora".

El socialista Miquel Iceta lo puso en su sitio. "Señor Mas, usted no dimitió por responsabilidad de 'president', sino que un grupo político le retiró su apoyo y, por tanto, tuvo que dejarlo. Fue forzado. No asumió responsabilidades políticas". Y le recordó también que "usted habla del señor Osàcar, pero hay muchos más temas. No habla, por ejemplo del señor Andreu Viloca, a quien usted nombró". Viloca fue tesorero de CDC y de sus Fundaciones desde 2010 hasta que fue detenido en otoño del 2015 en el marco de las investigaciones del caso 3%. Lluís Rabell, representante de CSQEP, le recordó, al mismo tiempo, un sinnúmero de pruebas del sumario del caso Palau que apuntan a la financiación ilegal de Convergència. "Ni somos un tribunal ni abrimos líneas de investigación, pero ante la multitud de elementos que surgen, o usted no se enteraba por incompetencia o lo toleraba por connivencia".

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios