Nous Catalans fue creada en 2012

CDC cierra la fundación con la que predicó el independentismo entre la inmigración

Los cuatro años de historia de la fundación han estado marcados por múltiples pequeños escándalos. La fundación catalanista era la bestia negra del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz

Foto: Artur Mas, saludando a varios de los asistentes a un acto organizado por la Fundació Nous Catalans con representantes de entidades de inmigrantes en 2012. (EFE)
Artur Mas, saludando a varios de los asistentes a un acto organizado por la Fundació Nous Catalans con representantes de entidades de inmigrantes en 2012. (EFE)

Nous Catalans (Nuevos Catalanes) echa el cierre. Artur Mas, líder del Partit Demòcrata Català (PDC), renuncia así a una herramienta que creó en 2012 —y que también presidía— para atraer a la inmigración, especialmente la musulmana, al independentismo.

Àngel Colom (Rupit i Pruit, 1951), director de Nous Catalans, entregará las llaves a los propietarios del amplio edificio que alquilaba en Santa Coloma de Gramenet, una ciudad de la periferia de Barcelona con un 22% de inmigrantes. Por eso se instaló allí la fundación nacionalista. La mudanza de los muebles está prevista para el próximo martes 27.

Colom, que es también secretario de inmigración del PDC, seguirá trabajando para el partido, sin sus colaboradores, en la nueva sede de esta formación, en la calle Provença de Barcelona. Con anterioridad, Colom fue secretario general de Esquerra Republicana de Catalunya y más tarde fundador del efímero Partit per la Independència, hasta que en 2000 se unió a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC).

Colom, que es también secretario de inmigración del PDC, seguirá trabajando para el partido en la nueva sede de esta formación en Barcelona

El PDC y Nous Catalans llevan la liquidación con sigilo —su web no la anuncia—, pero la sede de la fundación acogía, sin contrapartida alguna, a varias asociaciones de inmigrantes y a una peña del Barça a las que a mediados de este mes la dirección de Nous Catalans ha invitado a desalojar, al tiempo que les ofrecía llevarse algunos muebles. Colom rehusó contestar a las preguntas sobre el cierre, pero fuentes de las asociaciones que hospedaba en Santa Coloma lo confirman.

Hace tres meses, Colom ya declaró ante un juez laboral que Nous Catalans estaba disuelta. Trataba probablemente así de eludir la reclamación de 67.842 euros de salarios atrasados que formulaba el sociólogo Edmundo Sepa, quien, según alegó, se hizo cargo durante dos años del Espai Afrocatalà (Área Afrocatalana) de la fundación sin cobrar.

El sociólogo Edmundo Sepa afirma que se hizo cargo durante dos años del Espai Afrocatalà de la fundación sin cobrar. Ahora reclama 67.842 euros

Disuelta o no, Nous Catalans tenía cada vez menos actividades. Mantenía aún sus clases de árabe y una cierta labor de asesoramiento administrativo para los inmigrantes que necesitaban ayuda a la hora de hacer la declaración de la renta o renovar la residencia. Sus campañas proindependencia habían, en cambio, decaído.

Predicando en las mezquitas

Fue, sin embargo, ese el propósito con el que fue creada. Cada año, decenas de miles de extranjeros afincados en Cataluña obtienen la nacionalidad española y con el tiempo se acercarán a las urnas. El objetivo de la antigua Convergència era, por un lado, evitar que los inmigrantes, sobre todo los musulmanes, acaben votando mayoritariamente a la izquierda como sucede en el Reino Unido o en Francia, según reconocen fuentes nacionalistas. En Cataluña, hay medio millón de musulmanes, según el Observatorio Andalusí.

Àngel Colom, en la mezquita de Manresa. (Fundación Nous Catalans)
Àngel Colom, en la mezquita de Manresa. (Fundación Nous Catalans)

Por otro lado, se trataba de impedir que hicieran fracasar una hipotética consulta independentista como sucedió en Quebec (Canadá) en 1995. Una corta mayoría de 54.000 sufragios, emitidos sobre todo por inmigrantes que habían adquirido recientemente la nacionalidad canadiense, abortó entonces la secesión de esa provincia francófona de Canadá.

Colom se estrenó en ese cometido en el otoño de 2012, durante la campaña de las elecciones autonómicas catalanas. Recorrió oratorios y mezquitas de Cataluña predicando las virtudes del 'Estat propi'. “El Estado catalán, que recaudará sus impuestos, puede proporcionaros un mayor bienestar”, repetía. También organizaba charlas en el auditorio de la fundación. Anunciaba a su público que en una Cataluña soberana, “el paro bajaría un 10%”. Les invitaba a “ponerse en sintonía con el proceso de Cataluña”. Les animaba a “ser fundadores del Estado catalán”.

El polémico fichaje marroquí

En muchas de estas actividades, sobre todo cuando estaban dirigidas a los musulmanes, le acompañaba el marroquí Noureddine Ziani (Oujda, 1968), al que puso al frente del área catalanomarroquí de su fundación. Ziani presidía entonces la Unió de Centres Culturals Islàmics de Catalunya (UCCIC), cuya sede trasladó a Nous Catalans. Una fundación vinculada a Convergència alojaba a una asociación religiosa islámica.

Ángel Colom (i) y Noureddine Ziani (d), durante una rueda de prensa. (Europa Press)
Ángel Colom (i) y Noureddine Ziani (d), durante una rueda de prensa. (Europa Press)

En sus cuatro años de existencia, Nous Catalans ha experimentado varios sobresaltos. El más grande se lo proporcionó Ziani, al que la policía española entregó, en mayo de 2013, una orden de expulsión instigada por el general Félix Sanz Roldán, director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el espionaje español. Le acusaba nada menos que de ser “un colaborador muy relevante de un servicio de inteligencia extranjero desde el año 2000” —aludía a Marruecos—, de haber “favorecido los intereses de esa nación extranjera” y de poner “en riesgo la seguridad del Estado”. Ziani negó siempre ser un espía a las órdenes de Rabat.

Àngel Colom, rodeado de inmigrantes en la Diada de 2012.
Àngel Colom, rodeado de inmigrantes en la Diada de 2012.

Khalid Shabaz, el paquistaní designado para llevar el área asiática de la fundación, le causó el segundo susto a Colom. El diario 'El Mundo' desveló en abril de 2014 que, tres años antes, había sido detenido por estafa y falsificación de documentos. Colom no solo le contrató para Nous Catalans sino que le coló en la lista de candidatos de CiU a las autonómicas de 2012, aunque en un puesto de cola. Shabaz se trajo como colaborador a la fundación al convergente paquistaní Rajda Shaoib Satti, pero prescindió de él cuando la policía lo detuvo en 2013 con 64 kilos de heroína de gran pureza.

Bestia negra de Fernández Díaz

Desde su creación, Nous Catalans era una de las bestias negras del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Acusaba a la fundación de pescar en río revuelto con tal de “ganar adeptos a la causa independentista” y Colom le replicaba que en Madrid “son capaces de inventarse un GAL yihadista para ocupar militarmente Cataluña”.

No son estos traspiés los que, sin embargo, han obligado a Artur Mas a prescindir de la fundación. Desde 2012, Nous Catalans ha estado financiada por el Departament de Benestar Social i Familia de la Generalitat, por la propia Convergència y por una de sus fundaciones, CatDem, investigada por recibir donaciones que, se sospecha, contribuían a financiar el partido. El embrollo jurídico-financiero en el que están sumidas la antigua Convergència y sus fundaciones es el que ha dado al traste con el principal instrumento nacionalista de captación de inmigrantes.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios