destacan que la legislatura durará 18 meses

La CUP gana tiempo pero sin saber si no ganará demasiado

El documento de acuerdo parlamentario que servirá hoy para investir a Carles Puigdemont como nuevo presidente de la Generalitat no dice nada de los 18 meses que ha de durar la legislatura

Foto: La número dos de la Candidatura d'Unitat Popular, CUP, Anna Gabriel, durante el acto electoral de cierre de campaña en Badalona. (EFE)
La número dos de la Candidatura d'Unitat Popular, CUP, Anna Gabriel, durante el acto electoral de cierre de campaña en Badalona. (EFE)

El documento de acuerdo parlamentario que servirá hoy para investir a Carles Puigdemont, alcalde de Girona, como nuevo presidente de la Generalitat no dice nada de los 18 meses que ha de durar la legislatura. El comunicado de la CUP, en cambio, sí lo destaca. Por lo tanto invistiendo a Puigdemont por mayoría absoluta, la CUP evita la ruptura de su grupo parlamentario y unas elecciones que, como a CDC, tampoco les iban a resultar favorables. Pero no queda claro si Puigdemont queda comprometido al límite de año y medio al que sí se había ligado Artur Mas, el gran sacrificado por esta operación.

Fuentes de CDC interpretan que el acuerdo durará toda la legislatura. Una vez investido, Carles Puigdemont tendrá como mínimo un año, puesto que el presupuesto de la Generalitat ya está prorrogado y su mandato podría ser más largo.

La CUP gana tiempo pero sin saber si no ganará demasiado

Para la CUP, en cambio, “el acuerdo tiene fecha de caducidad: 18 meses para fundar una república catalana”. No es la única diferencia. Mientras el documento del acuerdo habla de “relevo en el grupo parlamentario”, la CUP solo se refiere a que “mantiene entero su grupo parlamentario”, si bien dos diputados actuarán como apoyo de Junts pel Sí. Se sobrentiende que sin incorporarse al grupo mixto.

El acuerdo, donde, por cierto, ya no se habla de “desobediencia” destaca desde su primera línea “garantizar la estabilidad parlamentaria”. Pero, ¿por cuánto tiempo? ¿Por los 18 meses que dice la CUP o por los cuatro años que se explicitan desde CDC?.

¿Caduca el límite de 18 meses con la decapitación política de Artur Mas? No se ha explicado. Por tanto, Puigdemont puede ser un presidente breve o puede tener un largo recorrido. Dependerá de la lectura que haga la CUP y de cómo se apliquen unos acuerdos hoy por hoy no suficientemente explicados. Si se interpreta que con el sacrificio de Mas suprime también el acuerdo para que la legislatura fuese breve y de carácter constituyente, CDC no ganará 18 meses, ganará cuatro años. Además resultará legalmente complejo romper con la legalidad española.

Cinturón sanitario para la izquierda

A CDC le conviene una legislatura larga para refundar el partido y mejorar sus perspectivas electorales. A la CUP tampoco le convenía acudir a unos comicios culpabilizado por el fracaso independentista.

El precio no sólo es muy alto por el nivel de humillación asumido por la CUP en el acuerdo. También por el cordón sanitario que se acuerda aplicar a todos los partidos no soberanistas, lo que de hecho bloquea cualquier futura colaboración de la izquierda en el Parlament. La CUP se compromete a “no votar en ningún caso en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al proceso y/o el derecho a decidir cuando esté en riesgo dicha estabilidad”.

Girona 'power'

Carles Puigdemont (53 años) es alcalde de Girona. No tiene mucho peso en el partido, sin ir más lejos el portavoz de CDC, Jordi Turull, se hizo seguidor de Twitter del futuro presidente ayer mismo. Pero Puigdemont es un independentista de piedra picada y un especialista en medios de comunicación, no en vano fue uno de los impulsores de la Agencia Catalana de Noticias (ACN)

La ACN está especializada en información local. Y Puigdemont es el presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia. Su llegada a la Generalitat muestra también la incapacidad del independentismo para crecer en las grandes ciudades pero su fuerte base en el mundo rural, en especial en la provincia de Girona, donde son las fuerzas políticas mayoritarias. Es lo que el independentismo denomina “el territorio”, entendido como toda Cataluña ajena a Barcelona y su área metropolitana. Estos políticos serán ahora los que marcarán los tiempos, ya sean estos largos, como le conviene a CDC, o cortos, como pretende la CUP.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios