CAMUFLABA ENCARGOS EN LA CONTABILIDAD OFICIAL

El Barça pagó con dinero del club informes sobre partidos y políticos catalanes

El FC Barcelona pagó informes políticos en la última etapa de Laporta como presidente, camuflados en la contabilidad oficial como seguimientos a jugadores

Foto: El expresidente del F.C. Barcelona, Joan Laporta (i) (Efe)
El expresidente del F.C. Barcelona, Joan Laporta (i) (Efe)

El FC Barcelona pagó varios informes políticos en la última etapa de Joan Laporta como presidente, camuflados en la contabilidad oficial como seguimientos a jugadores, contravigilancias o informes de riesgos a jugadores. En los mismos figuraban informaciones confidenciales, como historiales laborales, movimientos de dinero en cuentas corrientes o datos de Hacienda. En aquel entonces, estaba como director general Joan Oliver y como director de Seguridad, Xavier Martorell. Oliver fue quien encargó cuatro informes sobre otros tantos vicepresidentes del club –y sin que ellos lo supiesen-  que podían optar a sustituir a Laporta. Martorell, por su parte, fue nombrado director general de Análisis y Prospectiva con CiU ya en el poder y, más tarde, director general de Servicios Penitenciarios, cargo del que dimitió en junio de 2013 tras conocerse sus contactos con la agencia Método 3.

En la actualidad, nadie parece querer saber nada de esos informes políticos. “El señor Laporta jamás tuvo conocimiento de que durante su presidencia se encargaran este tipo de dossieres”, explicó a El Confidencial una fuente cercana al exmandatario azulgrana. Por su parte, Xavier Martorell señaló a este diario que “que yo sepa, todas las investigaciones que se realizaron tenían que ver con el Barça”.  Al ser preguntado por detalles de estos informes, el exdirector de Seguridad del club subrayó en varias ocasiones que “todos los encargos que realicé fueron consecuencia de las instrucciones que me daban. Y todos esos encargos tienen sus facturas. Eran trabajos encargados por el Barça para el Barça. Y todos tenían un número, que era el que figuraba en la factura correspondiente”.

Es, precisamente, ese número el que delata las trampas del club barcelonés. Porque los números a que se refiere Martorell existen, pero cuando se accede al informe al que hacen referencia, no contienen información deportiva o que tenga que ver con el club, sino que se trata de informes pura y llanamente políticos.

Artur Mas y Joan Laporta (Efe)
Artur Mas y Joan Laporta (Efe)

Las cuentas del hombre fuerte de CDC

Todos esos informes fueron realizados por Método 3, agencia por la que Martorell mantenía una predilección especial. Y fue ella la que, entre otros, hizo dossieres sobre Felip Puig, actual consejero de Empresa y Empleo, pero en aquel momento secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y hombre fuerte del partido. En ese momento, en el interior de Convergència existía una dura pugna por hacerse con el control del aparato del partido.

De Puig existen varios informes, algunos con notorias inexactitudes. El 26 de marzo del 2008, no obstante, se termina de perfilar un informe bajo el título “Proyecto FP”, aludiendo a las iniciales del político. “Se realiza este dossier informativo a modo de preinforme tal y como se indica en nuestra propuesta de fecha 29 de febrero de 2008”, dice el texto. A continuación, advierte que “se debería realizar la segunda  fase, dado que existen muchas vías de investigación abiertas”. Y en otro punto subraya que “el patrimonio de Jordi y Oriol Puig [hermanos de Felip] es inmenso (siempre a través de patrimoniales) y por tanto DEBE (sic) seguirse con la investigación”.

El dossier deja al descubierto incluso los movimientos de cuenta de Felip Puig, detalla lo que paga por hipoteca, los historiales laborales de sus hermanos, las propiedades, las empresas en las que participan o con las que tienen alguna vinculación. El informe llevaba el número 18.997 de Método 3.

Paralelamente, los detectives realizan otro informe de tan sólo dos páginas sobre la sociedad FPG Enginyeria, creada en septiembre del año anterior. “La sociedad, dado que es de muy nueva gestación, aún NO (sic) ha presentado el documento 347 a Hacienda, con el que se verían los clientes y proveedores. Se recomienda investigar este punto en el mes de septiembre y ahí se detectarán todos los ingresos de FPG”. Esta sociedad, según el escrito, enviaba transferencias a la cuenta particular del político.

Este informe de dos páginas, que parece una ampliación del anterior, fue archivado bajo el epígrafe 19.180. Pero el 29 de mayo del 2008, un par de meses más tarde, los detectives realiza otro informe ampliatorio con el número 19.230 en el que señala que FPG Enginyeria facturó a Ascot Inversiones por 13.920 euros y a CDC por 10.440 euros. Ascot es una empresa de estudios de mercado administrada por Jordi Puig Godes, hermano del político.

El informe 19.180 figura en el listado interno con el que se controlaban las facturas que había girado la empresa de detectives al club azulgrana, pero en su justificación aparecía “investigación actividad nocturna jugador”. La fecha de la petición del informe era del 9 de mayo y el coste total, de 17.156,40 euros. De esta misma cantidad –y rondando las mismas fechas-, hay tres informes contabilizados (los números 19.178, 19.180 y 19.181), aunque dos de ellos todavía no han aparecido y no se descarta que pertenezcan a dossieres similares. Cada uno costó 17.156,40 euros. En ese listado, también aparece el informe 19.230, aludido anteriormente, encargado el 27 de mayo (o sea, unos días más tarde), relativo a “falsificación de camisetas”, aunque no recoge precio alguno, por lo que el monto total de la investigación podría condensarse luego en la factura final de la investigación, a la que se puso fecha de 6 de octubre de 2008.

Felip Puig (Efe)
Felip Puig (Efe)

Espionaje a los rivales

Dos de los informes políticos del Barça hacían también referencia a dos concejales de la localidad de Sant Cugat (el ayuntamiento catalán más importante que en aquellos momentos estaba en manos de CiU). El alcalde de la localidad era Lluís Recoder, que luego fue nombrado consejero de Territorio hasta que cayó en desgracia tras vender apresuradamente la empresa pública Aigües Ter Llobregat (ATLL) a Acciona. Esta venta está en entredicho y un organismo de la propia Generalitat llegó a anular el concurso. Por si fuera poco, el propio Recoder había montado su primer despacho de abogado juntamente con Laporta y su esposa, Anna Maria Lloveras, era socia del presidente del Barça en una compañía propietaria de unos terrenos en Hospitalet de Llobregat que se estaban intentando recalificar.

El primer informe de Sant Cugat, que lleva el número 20.660, consta de 10 páginas. Bajo el epígrafe de Muy Confidencial, recoge el historial laboral y las propiedades (tanto inmobiliarias como los tres coches y moto) de Juan Bautista Recasens (concejal hasta 2003 y diputado en el Parlamento autonómico desde el 2006) y de su esposa. Enumera, asimismo, las cuentas corrientes y termina asegurando que eran normales sus elevados ingresos, provenientes de los alquileres de sus propiedades.

El informe costó al Barça 5.800 euros (5.000 euros de principal más 800 euros de IVA), según una factura emitida el 16 de abril de 2010. El concepto de la factura señalaba simplemente “Departamento Presidencia- Seguridad señor Laporta”.En un listado interno que enumeraba todas las facturas al FC Barcelona de Método 3, constaba como concepto “Contravigilancia varios días”.

El informe de Francesc Amador, otro concejal democristiano es similar, aunque consta de 8 páginas. Detalla dónde vive, con quién está casado e incluye historiales laborales del matrimonio, vehículos, propiedades, cuentas corrientes y empresas. En este informe, aseguran que el matrimonio recibió una “herencia importante de la familia de ella y ahí está el origen de su nivel de gasto”. En un último apartado, los detectives hacen referencia a una sociedad que había recibido la concesión del complejo deportivo Mirasol por 6 millones de euros. Y apuntan a que esta sociedad está controlada por un bufete de abogados que se había integrado en el despacho de Miquel Roca i Junyent. Además, con anterioridad había recibido otra concesión similar por 35 años del Ayuntamiento de Vic (también en manos de CiU). “En suma, consideramos que debe ampliarse el informe, dado que ‘suena’ a pagos a partido o a las personas”, termina diciendo el informe.

La factura de esta investigación, también con fecha 26 de abril del 2010, ascendía a otros 5.800 euros. Pero unos días antes, el 29 de marzo, Método 3 había realizado otro pequeño informe por valor de 464 euros correspondientes al informe 20.611, que se limitaba a identificar el propietario de un vehículo todoterreno que, oh casualidad, pertenecía al concejal y desgranaba luego, en un folio, sus datos personales, su domicilio, su esposa y detallaba que trabajaba en SPM Promocions Municipals de Sant Cugat del Vallès, una empresa municipal. Para cubrir este informe, en el estadillo se hizo constar un “servicio de contravigilancia (horaria)”.

El futuro de Laporta

No fueron los únicos informes políticos. El 28 de diciembre del 2009, el Barça pagaba otra factura de 6.032 euros (5.200 euros de principal más 832 euros de IVA) por el informe 20.408, que oficialmente se había realizado como un “informe de riesgos de jugador”. El título de este dossier de 28 páginas es sencillo: Reagrupament. Y hace referencia al partido Reagrupament Independentista, que dirigía el exrepublicano Joan Carretero. El informe cuenta su origen, quién lo integra y realiza un breve perfil de cada uno de sus máximos dirigentes. De Emili Valdero, coordinador territorial, subraya en rojo que “se trata de un culé confeso que ha manifestado públicamente en diversas ocasiones su admiración por el presidente del FC Barcelona y su deseo de que se reincorpore a Reagrupament”. Destaca también la defensa que de Laporta hacían otros dirigentes y enumera algunas de las polémicas a las que se enfrentaba Carretero.

Alertaba el informe que había periodistas investigando la vinculación del máximo mandatario del partido con casos de corrupción y la financiación de la formación. Pero recalca que Carretero estaba dispuesto a dar un paso atrás y a ceder a Laporta la cabeza de lista en las elecciones del 2010. “Ello provocaría que el máximo dirigente azulgrana se convirtiera en la cabeza visible de este partido y que, con casi total seguridad, obtuviera representación parlamentaria”. Y, como disco solicitado que era el informe, en otro párrafo destacad en letras rojas: “No sería de extrañar que CiU tuviera que buscar el apoyo de Reagrupament en un hipotético futuro político, lo que podría dar al máximo dirigente azulgrana la llave de la Generalitat. El presidente del Barça tiene la sartén por el mango para decidir su afiliación a alguna formación política Su gestión al frente del FC Barcelona y su calado en muchos sectores de la sociedad catalana lo hacen muy deseado. Las puertas de Reagrupament las tiene abiertas de par en par. Las encuestas dicen que la formación de Carretero ampliaría exponencialmente la intención de voto en caso de estar liderada por el máximo dirigente azulgrana”.

El informe termina subrayando que “cualquier decisión política que adopte el presidente del FC Barcelona pasa por un lavado de imagen previo” y que “la irrupción del máximo dirigente del Barça en el plano político pasa también por un estudio pormenorizado de sus opciones políticas en formaciones como ERC y CiU”.

Los amigos de CiU

En mayo de 2010, el Barça también pagó 6.960 euros por el informe 20.701, que oficialmente correspondía a la investigación de una IP. En realidad, sin embargo, era un informe político de la empresa Servial, en el que se analizaban los pagos y los cobros de la misma. Esta compañía, subrayaba, “proviene de una empresa de derribos que a través de CiU Sabadell se acercó al partido en 2006. Se ha dicho en los círculos empresariales y periodísticos que financia el partido (CiU), pero nunca se ha podido demostrar”. También destaca que está controlada por un “abogado de Roca Junyent”. Añade que hubo un episodio en la localidad de Castellar del Vallès de cara a las autonómicas del 2006 referente a la adjudicación de obras irregulares y concluye: “En suma, Servial es, según nuestras fuentes, un gran colaborador de CiU. Considero que es mejor no meterse”.

La gran mayoría de informes que Método 3 hizo para el FC Barcelona, no obstante, no han aparecido en las dependencias del club cuando Laporta dejó la presidencia. Allí no hay constancia documental ni en papel ni en soporte digital de los trabajos que presuntamente realizó Método 3. Y en un listado de expedientes que se les camufló a la nueva directiva hay sospechosas similitudes entre los precios y los conceptos de algunos informes con otros que ya se ha demostrado que no tienen nada que ver con el club. Eso sí, ese listado incluye más de 100 informes por un monto total de 729.329,78 euros.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios