‘La Vanguardia’ apuesta por la moderación, el Rey y huir de la “épica de cartón piedra”
  1. España
  2. Cataluña
EN UN EDITORIAL CASI A PÁGINA ENTERA

‘La Vanguardia’ apuesta por la moderación, el Rey y huir de la “épica de cartón piedra”

“El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado en reiteradas ocasiones que no piensa conducir Catalunya a un drama" reza La Vanguardia

placeholder Foto: El presidente de la Generalitat, Artur Mas (Efe)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (Efe)

“El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado en reiteradas ocasiones que no piensa conducir Catalunya a un drama y, por consiguiente, es difícil pensar en una acción contraria al marco jurídico y que colocaría a las instituciones catalanas en una posición de objetiva debilidad ante el Estado español, ante la propia ciudadanía (que de manera mayoritaria no quiere abismos) y ante las instituciones europeas, hoy muy atentas al dossier Catalunya”.

“La Vanguardia”, habría que decir la nueva Vanguardia, bajo la dirección desde hace unos días de Marius Carol, ha entrado en el debate del ‘conflicto catalán’ con un editorial casi a página entera titulado “2014: España y Catalunya” en el que apuesta claramente por el diálogo, la contención y que pone como ejemplo para salir del atolladero actual el discurso del Rey de la pasada Nochebuena.

Tras reconocer que “no hay en estos momentos, es cierto, perspectivas de encuentro y conciliación” entre los Gobiernos de España y de Cataluña, “el 2014 parece abocado al choque y a la épica historicista. Tiempo al tiempo, serenidad, inteligencia y sentido de la realidad”, recomienda ahora “La Vanguardia” en su editorial, que continua. “Conviene prestar atención al reciente discurso de Navidad del rey Juan Carlos, en el que el Monarca (…) sugería una posible reforma de la Constitución, en una España “en la que cabemos todos”.

El Rey durante el discurso de NochebuenaEl periódico del Conde de Godó, que al afrontar el relevo del último director, Antich, por Marius Carol insinuó que el medio ‘se le había ido de las manos’, pide paciencia porque “las situaciones complejas –no afrontadas adecuadamente a su debido tiempo- no se resuelven en dos días”.

Y va más allá en un párrafo esclarecedor de lo que son los nuevos tiempos y el nuevo rumbo del periódico centenario: “Tiempo, serenidad y contención en el lenguaje. En este sentido es de agradecer el tono de los últimos discursos y declaraciones de Artur Mas y Mariano Rajoy. Un uso correcto e inteligente del lenguaje es la primera piedra de todo posible acuerdo. En este ámbito, la responsabilidad de los medios de comunicación es elevada”.

Y concluye con un claro mensaje a la deriva soberanista que ha hecho de este 2014 el año de las reivindicaciones victimistas de la Cataluña oficial: “Perspectivas reales de mejora de la economía, respeto escrupuloso al marco europeo y voluntad de diálogo pese a los desencuentros. Del interior de ese triángulo pueden surgir novedades interesantes en los próximos meses. No hay que dejarse llevar por el dramatismo ni dejarse seducir por épicas de cartón piedra. Después de siete años aciagos, el 2014 puede ser un tiempo de esperanza para España y Catalunya”.

Artur Mas Cataluña Mariano Rajoy
El redactor recomienda