La oposición pide la dimisión del alcalde de Barcelona tras su derrota en el referéndum
  1. España
  2. Cataluña
CESADO EL PRIMER TENIENTE DE ALCALDE

La oposición pide la dimisión del alcalde de Barcelona tras su derrota en el referéndum

La oposición municipal de Barcelona se ha puesto en pie de guerra. El líder de Convergència i Unió (CiU), Xavier Trias, y el del Partido Popular

placeholder Foto: La oposición pide la dimisión del alcalde de Barcelona tras su derrota en el referéndum
La oposición pide la dimisión del alcalde de Barcelona tras su derrota en el referéndum

La oposición municipal de Barcelona se ha puesto en pie de guerra. El líder de Convergència i Unió (CiU), Xavier Trias, y el del Partido Popular (PP), Alberto Fernández Díaz, coincidieron en pedir la dimisión del alcalde socialista Jordi Hereu tras el fiasco del referéndum, en que los vecinos de la capital catalana se pronunciaron abrumadoramente en contra de los proyectos de remodelación de la Avenida Diagonal.

 

Trias subrayó que el resultado del referéndum “es el epílogo de diez años de hacer las cosas mal hechas, con un modelo y unas malas formas”. Para el líder de la oposición, el máximo responsable del fracaso del gobierno municipal es el alcalde Hereu y exigió su dimisión. Fernández Díaz, por su parte, manifestó que “cuando al obsesión del alcalde es convocar la consulta de la Diagonal o celebrar unos Juegos Olímpicos de Invierno y no centrarse en la lucha contra la crisis y la delincuencia, la inmigración o las políticas sociales, es un alcalde desnortado que debe dimitir”.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, salió derrotado abrumadoramente en el referéndum sobre la Diagonal, ya que el 79,84% de los votantes eligió no mover su estructura actual, frente al 11,88% que votó por la opción A (transformar la vía en un bulevar) y el 8,28% que prefería la opción B (convertir la Diagonal en una rambla). El resultado se ha cobrado como primeras víctimas políticas a Carles Martí, primer teniente de alcalde, y a Pilar Conesa, gerente de sistemas de información.

El varapalo sufrido por el alcalde puede ser la antesala de la previsible derrota electoral del candidato socialista, que a menos de dos años de las elecciones municipales está por detrás de Xavier Trias, según todas las encuestas. “Ha sido un golpe muy duro contra la posibilidad de iniciar unas obras que den más prioridad al peatón, al tranvía y al transporte público para reducir el tráfico en esta arteria de la ciudad. Y sobre todo, para PSC y ERC, organizadores de la consulta porque defendían que los ciudadanos voten por transformar la Diagonal, que está ahora saturada de vehículos”, asegura un portavoz municipal a El Confidencial.

En el referéndum votaron 172.161 personas, el 12,17% del censo. El alcalde siempre ha defendido que el equipo municipal respetará “en esta legislatura” la opción más votada, aunque ha abierto la puerta a que “tras mi mandato, otro equipo municipal podrá volver a proponer la reforma de la Diagonal”.

Una de las ideas que conllevaba la reforma era la de unir las dos líneas de tranvía por la Diagonal -ahora se encuentran una en cada punta-. La propuesta era, en principio, de ICV, el socio minoritario de Hereu en el Ayuntamiento. El alcalde acogió esta idea y la hizo suya en septiembre del 2008 con el objetivo de sumar apoyos políticos a la reforma. Pero no era suficiente, por lo que el bipartito aceptó la propuesta de Esquerra de que fuera sometida a consulta popular y la de CiU de que se incluyera la propuesta C, esto es ,rechazar las dos opciones de transformación ofrecidas por el gobierno municipal. Durante la campaña y la votación, el PSC se decantó por la opción A, ICV-EUiA pidió indistintamente el voto por la A o la B, y CiU, PP y ERC apoyaron decididamente la C.

Hereu, falto de apoyos

El resultado de la consulta sitúa al alcalde ante la peor crisis de su mandato, ya que se convirtió en un plebiscito sobre su figura y sobre la gestión del bipartito municipal. Hereu deberá ahora pedir responsabilidades a los gestores políticos y técnicos de la consulta, en un momento en que se encuentra muy falto de apoyos por parte de su equipo de gobierno y de su propio partido. Aparte de los ceses de Martí y Conesa, a partir de mañana lunes, el primer edil se enfrenta a un complicado ciclo político: qué otras responsabilidades debe asumir él mismo por la derrota y su equipo municipal y cómo prever su futuro cuando ha recibido un masivo rechazo social a una opción que no defendía en su programa electoral hace cuatro años y que se ha visto empujado a hacerlo en busca de un éxito político y personal.

“Ha sido como un bumerán. Esta iniciativa, que pretendía superar el inmovilismo, le ha venido devuelta al alcalde en forma de rechazo social en una ciudad donde miles de ciudadanos están sufriendo que se encuentre levantada por numerosas obras del túnel del AVE y la Línea 9 del metro”, sostiene un dirigente del PP catalán. Las obras previstas en la opción de rambla o bulevar tenían una duración de tres años y hubieran significado la paulatina reducción del tráfico en una de las principales arterias de entrada y salida de la capital catalana.

El hombre de confianza del alcalde

Martí, mano derecha de Hereu, empezó su carrera política en el Ayuntamiento de Barcelona hace poco más de diez años, de la mano del entonces alcalde Joan Clos. Con la renuncia del actual embajador de Turquía y la llegada a la alcaldía de Barcelona de Hereu, Martí pasó a ser su mano derecha. Su sintonía y complicidad iría más allá, y Martí se encargaría también de la campaña de Hereu a las últimas elecciones municipales.

Hombre fuerte de la federación del PSC, Martí es primer secretario del partido en Barcelona y acumula también otros cargos. Es diputado provincial del partido y consejero nacional. En el Ayuntamiento ha asumido diversas carteras, como la de Cultura, la de Benestar o la de cohesió territorial además de otros cargos públicos. Carles Martí nació en 1966 en Barcelona y es licenciado en Filosofía por la Universitat de Barcelona.

Referéndum