" style="display:none">
54 AÑOS DESPUÉS DEL ACCIDENTE

España busca conejos radiactivos en Palomares: "A ver si van a tener plutonio"

Un informe de la Comisión Europea insta a España a detectar posible contaminación en alimentos. "En los últimos años, ha habido falta de disponibilidad de este tipo de muestra"

Foto: Los terrenos contaminados de Palomares. (EFE)
Los terrenos contaminados de Palomares. (EFE)

A la 'caza' del plutonio 239.

Un informe de la Comisión Europea insta a España a buscar cazadores para que disparen y capturen conejos en Palomares. ¿La misión? Detectar, de una manera más fiable y exacta, el nivel de radioactividad en los alimentos que se consumen en el área próxima a esta pedanía de Cuevas del Almanzora (2.500 habitantes, en la zona del Levante de Almería), víctima de un incidente nuclear en enero de 1966. Las bombas contenían plutonio 239, un elemento altamente radioactivo.

Medir el nivel en frutas y verduras es sencillo, pero en la zona hay animales que escapan al vallado. Hace 15 años, el Consejo de Seguridad Nuclear avisó del consumo de caracoles, especialidad local y que acumulan en su lento viaje isótopos radiactivos. Ahora la Comisión extiende el aviso a los conejos, que están fuera de las mediciones oficiales. “La caza de conejos salvajes es una actividad recreativa en el área. Durante los últimos años, ha habido falta de disponibilidad de este tipo de muestra. Se busca una alternativa a través de la asociación de caza de la zona para garantizar la muestra en las próximas campañas”, especifica el documento, que pone deberes a España al darle dos años para que informe del proceso de descontaminación.

Cazadores de la zona consultados por este diario desconocen el estudio, pero se muestran partidarios de colaborar con la caza de los conejos, que abundan en el área afectada, del orden de 25 o 30 ejemplares por hectárea, de las densidades más altas de la provincia, según asegura José Antonio Nieto, delegado de la Federación de Caza de Almería.

La herencia de Estados Unidos

Serafín Partal, con 40 años de experiencia como cazador, cree que puede ser una medida “positiva y efectiva” para saber si los animales tienen plutonio “del que nos dejó en herencia Estados Unidos”. “Igual que se llevan a muchos residentes en Palomares a pruebas en Madrid, merecería la pena que se supiera si otras especies no humanas están contaminadas”, explica a El Confidencial. "Si lo que pretenden es analizar las piezas, me parece normal. Si es cazar de modo masivo, no lo veo tan claro y menos ahora, en época de crías", precisa Nieto a este diario. La caza del conejo acabó el 30 de noviembre. En abril se abre la veda.

Palomares fue un rincón olvidado durante décadas. Periódicamente algunos vecinos viajaban a Madrid a que les hicieran análisis de sangre pero nadie daba mucha importancia al terreno. Hasta que a principios de los 2000 la burbuja inmobiliaria llegó al lugar. Los movimientos de tierras amenazaron con resuspender el plutonio y el americio y el Ciemat, el organismo heredero de la Junta de Energía Nuclear encargado de la gestión, acabó por expropiar las zonas contaminadas e hizo un estudio en detalle sobre la contaminación y aumentó los controles a los alimentos. Ecologistas en Acción pleitea desde entonces para lograr una descontaminación completa.

La Comisión Europea valora como "adecuadas" las instalaciones necesarias para llevar a cabo "un monitoreo continuo de los niveles de contaminación por plutonio en el aire, el agua, el suelo y los productos agrícolas" en el área del accidente de Palomares. Eso sí, se ha formulado una recomendación sobre "la falta de disponibilidad temporal de ciertas capacidades de laboratorio" para evaluar el espacio y habla de un medidor de plutonio roto.

La principal actividad económica de Palomares es la agricultura intensiva, que se realiza tanto a cielo abierto como en invernaderos

El equipo de verificación señala que la recomendación de 2010 sobre la remediación del área contaminada de Palomares no se ha implementado. Y dan una fecha para que se lleve a cabo: antes de finales de 2020 debe existir un informe de las recomendaciones del equipo y sobre cualquier cambio significativo en la configuración de los sistemas de monitoreo.

Ultimátum de finales de 2021

Además, los servicios de la Comisión solicitan a las autoridades españolas que informen sobre el progreso en el plan de remediación final de las áreas contaminadas de Palomares antes de finales de 2021. "Sobre la base de estos informes, la Comisión considerará la necesidad de una verificación de seguimiento en España", relata el informe.

La principal actividad económica de Palomares es la agricultura intensiva, que se realiza tanto a cielo abierto como en invernaderos. Las hortalizas cultivadas se recolectan en 16 estaciones en granjas de cosecha operadas como un negocio familiar o por empresas agrícolas. "El tipo de verdura que se toma en cada estación puede variar a lo largo de las estaciones, dependiendo de la elección de cultivo del propietario. Los productos comestibles de origen animal como la miel, la leche de cabra y el pescado se recolectan cerca del sitio de Palomares".

La zona lleva esperando desde hace décadas un 'plan Marshall' específico que complete la descontaminación. Lo prometió Hillary Clinton cuando era la secretaria de Estado de Barack Obama. Se reunió con José María Margallo, entonces ministro de Asuntos Exteriores. No fue hasta 2015 cuando España y Estados Unidos desbloquearon la negociación sobre el destino de los restos radiactivos de las bombas de Palomares. El Departamento de Energía de EEUU presentó al Consejo de Seguridad Nuclear español un plan de limpieza de los terrenos. Además, comunicó que planea enviar la tierra contaminada a una instalación militar en el desierto de Nevada. Pero la llegada de Donald Trump dejó el plan en un cajón... otra vez.

Mientras, la población se ha habituado y solo teme la mala imagen en una de las zonas menos urbanizadas del Mediterráneo. ¿Inquietud por la radiación? "No lo sé, yo voy a la playa sin miedo. Yo no tengo ninguna incertidumbre por la radiación. A pesar de que buena parte de la población se hace pruebas, yo no veo una incidencia mayor del cáncer", resalta el delegado de la Federación de Caza. La caza de conejos demostrará si estos animales pueden también estar tranquilos.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios