han pedido la ayuda de exteriores

Así es el sablazo de 100 millones de euros de Marruecos a la economía de Melilla

"Es un palo muy gordo para la economía local", remarca a El Confidencial el presidente de la ciudad autónoma. Los empresarios subrayan el "golpe" a la soberanía nacional

Foto: Varias personas realizan el control en la aduana de Melilla.
Varias personas realizan el control en la aduana de Melilla.

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, calcula que la ciudad autónoma sufrirá unas pérdidas de, al menos, 100 millones de euros tras el cierre de la aduana con Marruecos. “Es un palo importante para la economía local”, admitió el mandatario en conversación telefónica con El Confidencial. “Lo veo como una medida muy nociva, sobre todo porque responde a una hipocresía importante: salen muchas mercancías sin estar reguladas; es un comercio atípico, que fomentan, estimulan y están muy contentos”.

Tal y como reveló este medio el sábado, entre el 31 de julio y el 1 de agosto, Rabat cerró la frontera comercial entre Melilla y Marruecos, sin consultar con las autoridades españolas. Una medida que complica el tránsito en la zona, porque mantiene a varios transportistas atrapados, y sobre la que el Ejecutivo español todavía no ha realizado comentario o protesta alguna.

Para el dirigente político del PP, el Gobierno de Pedro Sánchez, y en concreto el Ministerio de Asuntos Exteriores, debería tomar medidas de modo inmediato. “El Ejecutivo nacional debería ponerse serio con Marruecos, porque los problemas de Melilla no se limitan al asunto de la aduana, sino que alcanzan a los niños MENA (menores extranjeros no acompañados). Andalucía, dice, "está haciendo llamamientos para que se les ayude con sus 3.000 MENA, pero si se compara con Melilla, nuestra situación es mucho peor: en apenas 13 kilómetros cuadrados, tenemos 1.000 niños”.

El comercio “atípico”

Enrique Alcoba es el presidente de la Plataforma de Empresarios de Melilla. Ofrece un dato: circula un 50% menos de mercancías que el año pasado. “Entendemos que las autoridades españolas defienden nuestros intereses porque estamos condenados a entendernos con nuestros vecinos, no solo en los asuntos comerciales sino de agricultura, terrorismo, inmigración, menores”.

Cierre de la aduana de Melilla.
Cierre de la aduana de Melilla.

Alcoba admite que la aduana que, durante más de 60 años, ha mantenido Melilla con Marruecos ha sido un “privilegio”. “Ceuta no la tiene”, matiza. Otra de las dificultades es el comercio “atípico” de porteadores que se da entre las dos fronteras, es decir, la mercancía legal que se compra en la ciudad autónoma y luego se pasa al lado marroquí. “Es Marruecos el que decide qué pasa, quién pasa, cuánto pasa y cómo lo pasa”.

Los empresarios y comerciantes llevan un año “muy fastidiados” y ya se han manifestado en este 2018 en dos ocasiones (marzo y mayo) para intentar que se solucionen los problemas. “No tenemos ni idea de por qué han cerrado ahora la aduana”. Una de las explicaciones es el despegue comercial y de inversión que está tomando el norte de Marruecos. “Que inviertan en la zona está muy bien, porque antes estaba un poco dejado y no se le pueden poner puertas al campo, pero eso no puede conllevar que se ahogue a la economía española”.

Cierre de la aduana comercial de Melilla. (EC)
Cierre de la aduana comercial de Melilla. (EC)

José Luis Martínez es el dueño de la agencia de aduanas CMR Logistic. “No sabemos las gestiones que estará haciendo el Gobierno, pero está claro que hay un incumplimiento por parte de Marruecos de un acuerdo bilateral”, lamenta Martínez, quien recuerda que en un espacio entre la frontera, en tierra de nadie, hay 12 camiones "tirados”.

Este incumplimiento es solo para las importaciones. Las exportaciones desde Marruecos a Melilla no se han visto perjudicadas, al menos de momento. “Yo no hablaría de pérdidas, sino de un bofetón diplomático a la soberanía española. Del total del comercio fronterizo, las exportaciones no representan un alto volumen”, admite el responsable de CMR Logistic.

Melilla lleva viviendo muchos años del marroquí que compra en la ciudad autónoma. Y la Policía española pone muchas pegas ahora

Un empresario con relación con Melilla, que no quiere facilitar su nombre ni el de su empresa por discreción, critica que el Gobierno español “no haga nada”. “No es lógico lo que está pasando. Se están tirando piedras contra el propio tejado. Melilla lleva viviendo muchos años del marroquí que compra en la ciudad autónoma. Y la Policía española pone muchas pegas también para dejarles entrar. Es inexplicable”.

Con una frontera colapsada y el comercio tradicional en ruinas, Melilla tiene un ejemplo de hasta qué punto la situación está desembocando en un callejón sin salida. En el nuevo centro comercial Murias Parque Melilla, las ventas son inferiores a las que se prometían (al menos un tercio menos). “Conozco casos que les dejan entrar con la mercancía, pero no salir con ella. La Policía no está colaborando tampoco. Se aguanta en Melilla, a la espera de un milagro”.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios