Un perro bichón maltés devora media pierna de su dueña fallecida en Marbella
  1. España
  2. Andalucía
EL ANIMAL ESTÁ EN LA PERRERA MUNICIPAL

Un perro bichón maltés devora media pierna de su dueña fallecida en Marbella

A la mujer, de 93 años, se le cayó una estantería en su vivienda. El animal, tras no encontrar alimento durante diez días, le devoró una pierna

placeholder Foto: Entrada a la ciudad de Marbella. (Reuters)
Entrada a la ciudad de Marbella. (Reuters)

Domitila E. S. llevaba diez días muerta cuando la Policía la encontró en su pequeño apartamento en pleno centro de Marbella. Los agentes entraron en la vivienda y hallaron un espectáculo dantesco: el piso lleno de basura y la anciana, en el centro, con media pierna comida. Su perro, un pequeño bichón maltés, decidió alimentarse con los restos de su dueña tras quedarse sin comida. El diminuto can se encontraba escondido detrás del sofá, “como si estuviese avergonzado”, relatan los agentes a ‘El Confidencial’. “Tenía todo el cerco de la boca rojo de la sangre del cuerpo de la anciana”, añaden.

Domitila llevaba toda una vida viviendo en Marbella. Solo tenía una hija en Madrid y ella ocupaba uno de los apartamentos del Paseo Marítimo de la ciudad, con la única compañía de su fiel perro. Fue el conserje de la vivienda, el que dio la voz de alarma. “Hace tiempo que no la vemos. Como el puente de la Inmaculada ha estado de por medio, no la habíamos echado de menos, pero en su casa el perro no para de ladrar y esto nos ha alertado”, adujo el portero de la finca cuando llamó a la Policía.

Aplastada por una estantería

Según los agentes que han llevado el caso, a la anciana le cayó encima una estantería en su salón. Ya no se pudo levantar: “Algunos vecinos oyeron golpes y gritos, pero nadie dijo nada”. Al no recibir ayuda para poder salir debajo del mueble y tras el fuerte golpe que recibió, Domitila fue perdiendo las fuerzas. Diez días después del suceso, la Policía la encontraba muerta.

Hace tiempo que no la vemos. No la habíamos echado de menos, pero en su casa el perro no para de ladrar y esto nos ha alertado

La anciana, que tenía 93 años, era muy popular en el barrio del centro. Siempre bajaba a una tienda pequeña a comprar sus alimentos. Nadie se esperaba que fuera a acabar con un final tan duro. La Policía avisó a la única hija de Domitila, que viajó desde Madrid para hacerse cargo de los temas funerarios. Según destacan los agentes a este medio, “la pobre mujer estaba en la indigencia. Tenía una pequeña pensión para pagar el piso en alquiler donde residía, pero vivía en la casa con la luz cortada y sin teléfono”.

El bichón maltés, en la perrera

La mascota de Domitila, que tanta compañía y alegrías le dio en vida, reside ahora en una jaula de la perrera municipal. Tras el levantamiento del cadáver, los agentes llamaron a los servicios municipales para que le dieran el traslado al can. Nadie quería hacerse cargo de él. El bichón maltés, un perro cuyo precio en el mercado asciende a más de 600 euros, es de las razas más elegidas como animal de compañía.

Será difícil que le adopten si saben su historia. Un perro que ha olido y ha saboreado la sangre puede morder de nuevo

Nadie puede entender lo que sucedió. Solo el hambre que pasó le jugó la mala pasada de tener que alimentarse con carne humana. El perrito, que se mostró totalmente asustado cuando vio a los agentes, no opuso resistencia para dejarse coger. Lo ataron con una correa y se quedó quieto con sus bigotes manchados de sangre.

Ahora reside en la protectora de animales Triple A de la ciudad. “Será difícil que le adopten si saben su historia. Un perro que ha olido y ha saboreado la sangre puede morder de nuevo. Es una historia muy triste, de esas que nunca deberían ocurrir,” reitera el agente. Una de esas historias que en Navidad solo tienen parangón a un relato de Dickens.

Noticias de Andalucía Marbella Sucesos Perro