EL ALCALDE NEGÓ EN 2012 QUE EL AYUNTAMIENTO HUBIERA PAGADO

Un alto cargo de Aznar cobró facturas por el museo vacío de Málaga que costó 25 millones

El senador del PP Miguel Ángel Cortés, exsecretario de Estado de Cultura, se embolsó al menos 39.000 euros por el programa de esculturas de Art Natura que no se exhibió

Foto: Miguel Ángel Cortés.
Miguel Ángel Cortés.

Miguel Ángel Cortés, exsecretario de Estado de Cultura en el Gobierno de José María Aznar, cobró al menos 39.217 euros en facturas del museo fantasma Art Natura de Málaga, que no llegó a inaugurarse, pero que ha costado al Ayuntamiento malagueño 25 millones de euros. El Ayuntamiento pagaba a los responsables del museo 1,2 millones de euros de canon anual. El alto cargo de Aznar, que también fue secretario de Estado de Cooperación Internacional, empezó a recibir ingresos en octubre de 2009 a través de su empresa Torozos Legal SL, domiciliada en la calle Zorrilla de Madrid. La última factura que le abonó el Ayuntamiento de Málaga fue el 24 de junio de 2011, según la documentación a la que ha tenido acceso El Confidencial.

Cortés facturó al programa Royal Collections, responsable de Art Natura, inmersa en una investigación de la Fiscalía y en medio de una comisión de investigación municipal propiciada por la oposición, sus honorarios profesionales en concepto de una colaboración en el programa de esculturas. Hay cinco facturas por valor de 5.575 euros y dos que se elevan a 11.342 euros, aunque la emitida por este importe el 27 de diciembre de 2011 se llegó a contabilizar, pero no a abonar por parte de las arcas municipales.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, argumentó en 2012 que la relación entre Cortés y Art Natura era “una relación absolutamente privada, entre una entidad privada y un profesional privado. Se trata de una decisión en la que el Ayuntamiento no entra”. Las facturas emitidas por el exsecretario de Estado, actual presidente de la comisión de Suplicatorios del Senado, desmienten esta afirmación del primer edil malagueño: figura el sello del Área de Cultura del Ayuntamiento y la firma del jefe de la Unidad Administrativa.

Se justificó como una subvención

Es más, en la propia certificación municipal se especifica que el documento ha sido presentado “como justificante de subvención en esta área [Cultura] por su totalidad: 100%”. Fulgencio Alcaraz, portavoz de Art Natura, que ha llevado al Ayuntamiento a los tribunales, y que declarará el próximo jueves en la comisión de investigación de Art Natura, niega a este diario que la colección recibiera cualquier tipo de subvención. “Jamás nos dieron ninguna. Nunca. Nos reintegraron las facturas que pagábamos anticipadamente”, explicó Alcaraz, quien destacó también que nadie habría cobrado del Ayuntamiento. “Hay falsedad y mentira por todos los lados, incluso con malas artes entre ellos, que son del mismo partido”.

“Lo que hizo Miguel Ángel Cortés”, continuó el responsable del frustrado museo de las gemas y piedras preciosas, “fue presentar un proyecto de lo que él decía que sabía mejor que nadie. Al haber sido secretario de Estado, presentó unas propuestas de esculturas que pagó Art Natura. Eran esculturas de Picasso y Dalí; también de Eduardo Arroyo, Martín Chirino, Carmen Calvo… Presentó la lista y ya está. Su labor consistió en una especie de jurado que sirvió para el proyecto”.

Alcaraz había pedido con insistencia una “auditoría”, pero a su juicio lo había impedido la presunta “corruptela municipal”. “Ojalá la Fiscalía se moviera y entrara el aire limpio, empezando por el alcalde y el interventor del Ayuntamiento”. Según el responsable de Art Natura, el presupuesto para las obras se había fijado en 14 millones ejecutados en 12 meses. Al final se adjudicó la reforma de los edificios en 14,5 millones y se tardó cuatro años. “¿Dónde han ido los millones de las obras?”, se preguntó el portavoz del museo.

“Intentó mediar entre el alcalde y Art Natura”

El Confidencial contactó con Miguel Ángel Cortés para que aportara su versión. Negó que hubiera cobrado del Ayuntamiento de Málaga. Aseguró que contaba con la autorización del Congreso de los Diputados para ejercer la abogacía. “Mi labor consistía en la asesoría jurídica de los derechos de autor, los pagos por las reproducciones y el número de copias de las esculturas que se iban a exponer en la colección”, detalló Cortés, tras negar que tuviera relación con el Ayuntamiento. Fuentes de la oposición municipal resaltaron que el exsecretario de Estado fue “parte fundamental” en todo el proceso de Art Natura “desde el principio hasta el final”. “Intentó mediar entre el alcalde y Alcaraz para que siguiera adelante el proyecto”, subrayaron estas mismas fuentes.

“Se permitió que Art Natura montara una estructura paralela, mediante un artificio legal, pero éticamente reprobable”, asegura una fuente del Consistorio

Cortés aclaró que las esculturas por las que cobró sí se hicieron, aunque jamás se exhibieron en Málaga ni forman parte del patrimonio municipal. El senador admitió que existieron “muchas cosas” que no llegaron a ejecutarse. Un técnico del Ayuntamiento de Málaga explicó a El Confidencial que las justificaciones de las facturas “no se ajustaban a la realidad”. “El Ayuntamiento no cogió el dinero de forma ilegal, pero sí permitió que Art Natura montara una estructura paralela, mediante un artificio legal, pero éticamente reprobable, para ofrecer un servicio, y durante cuatro años permitió que el señor Alcaraz cobrara 1,2 millones de euros de canon”, detalló. 

Miguel Briones, actual subdelegado del Gobierno en Málaga (y en 2009, cuando se iniciaron los pagos a Cortés, concejal-delegado de Cultura del Ayuntamiento malagueño), argumentó que tenía “la conciencia más que tranquila” y que confiaba “en el control del cuerpo técnico” del área de Cultura que él dirigía. Afirmó también “desconocer completamente” que figurara el sello y la firma de responsables de su área en las facturas cobradas por el ex alto cargo de Aznar. “Lo que nosotros hicimos fue un seguimiento de la promoción cultural y divulgativa del proyecto, como en Fitur. Sí puedo asegurar que todo lo presupuestado estaba justificado”, contestó Briones a este diario. El subdelegado será llamado a declarar en la comisión de investigación. 

... Y la concejala dice que el Ayuntamiento sí pagó

Gemma del Corral, actual concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, argumentó que desde el área que capitaneaba Briones "no se realizó ningún pago que no estuviera previamente fiscalizado, tras informe técnico de la jefa de servicio del área con informe favorable de intervención". Del Corral quiso recordar que "el asunto Miguel Ángel Cortés lo denunció públicamente el PSOE hace años y se explicó y justificó por el alcalde. La oposición ha tenido acceso a este expediente hasta en seis ocasiones. Si hubiera existido algo de esto, ¿por qué no lo denunciaron?", se preguntó la concejala. 

Eso sí, Del Corral finalmente admitió que era el Ayuntamiento quien pagaba a Cortés "con dinero de Cultura". "Cada factura era supervisada por la jefa de servicio del área, dicho sea de paso, una de las funcionarias con más prestigio del Ayuntamiento. Se firmaba por el director y concejal y se fiscalizaba por Intervención", remató la actual concejala de Cultura. 

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios