Plata rechaza una auditoría para investigar el ‘agujero’ del Puerto de Málaga. Noticias de Andalucía
EL SOBRECOSTE POR OBRAS ES DE 5,3 MILLONES

Plata rechaza una auditoría para investigar el ‘agujero’ del Puerto de Málaga

El presidente de la Autoridad Portuaria Paulino Plata deja todo en manos del Juzgado de Instrucción número 5. “La mejor auditoría es una investigación judicial"

Foto: Paulino Plata, en primer plano, en una foto de archivo. (Efe)
Paulino Plata, en primer plano, en una foto de archivo. (Efe)

El presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga, Paulino Plata, rechaza una auditoría, tanto interna como externa, para conocer con detalle el agujero de al menos 5,3 millones de euros en sobrecoste de obras en el recinto malagueño. Lo deja todo en manos del Juzgado de Instrucción número 5 de Málaga. “La mejor auditoría es una investigación judicial, no hay ninguna mejor que esa, es más, es la más precisa y conviene no enturbiarla”, explica en una entrevista concedida a El Confidencial delante de un abogado especialista en Derecho Laboral.

Plata asumió en junio de 2013 el cargo tras haber sido junto a Manuel Gracia -presidente del Parlamento andaluz- y José Caballos -exvicesecretario general del PSOE en la comunidad- el diputado autonómico más veterano de la cámara andaluza. Fue alcalde de Antequera, consejero de Agricultura y Pesca, de Turismo y de Cultura. El presidente sucedió en el puesto a José Sánchez Maldonado, catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Málaga, nombrado el pasado lunes consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta.

“Yo no tenía información de cómo funcionaba el puerto. A mí me lo propusieron (fue la anterior consejera de Presidencia y actual presidenta de la Junta, Susana Díaz) de un día para otro y no había estudiado el caso. Hay que ser respetuosos con la justicia, pero también me parece sorprendente que personas que han estado mucho tiempo en el consejo de administración denuncien una presunta corrupción de casos que ellos han debido conocer, pero yo no estaba allí”, señala Plata, acusado por la Plataforma SOS Puerto de Málaga de “negarse a investigar” los sobrecostes denunciados por el anterior director del puerto, José Antonio Caffarena, que fue destituido por el Presidente de la Autoridad Portuaria nada más llegar al cargo, “cesado por destapar las irregularidades”, según Juan Antonio Triviño, delegado sindical de UGT.

El histórico socialista andaluz continúa mirando para otro lado y no quiere saber nada de la etapa de Enrique Linde (1998-2012), ni de los ochos meses de Sánchez Maldonado en la institución. “Cada vez que hay un cambio en los responsables de una gestión anterior no se audita, así no se hace”, señala Plata, que se enorgullece de haber creado esta misma semana una división de control y transparencia para evitar “dañar la imagen del puerto y para que no haya ninguna duda de las actuaciones”. Eso sí, no quiere mirar al pasado. Sólo al presente y al futuro.

El tercero por la cola

Por eso, asegura que su prioridad número 1 es proporcionar “más actividad económica” al puerto “porque hay que seguir pagando las nóminas todos los meses (siete millones de euros anuales): "Ahí es donde he puesto el foco fundamental, que salgamos cuanto antes de los números negativos”. En 2012 perdió 2,5 millones de euros. Es el tercero por la cola, tras Sevilla y Gijón. A pesar de ello, el presupuesto de este año contemplaba ganar 879.000 euros, a pesar de la bajada del tráfico de mercancías y del turismo de cruceros.

La plantilla del Puerto de Málaga se eleva a 180 personas. En puertos de similares características, el personal se sitúa en 140 personas. Según el criterio del presidente de la Autoridad Portuaria, habría un exceso de plantilla de 40 personas. Esta es la explicación que argumenta para haber pedido 1,8 millones de euros a Puertos del Estado para adoptar un ERE que contemplaría prejubilaciones voluntarias los próximos cuatro años. El organismo aún no ha contestado a la solicitud. “Hay buena disposición para que nos la concedan, pero todo depende de las condiciones financieras que nos pongan a ese 'crédito', por llamarlo de alguna manera”, señala Plata.

Susana Díaz y Paulino Plata.
Susana Díaz y Paulino Plata.
Sobre el conflicto laboral y los 108 días que llevan encerrados algunos trabajadores de la Autoridad Portuaria en la sala de juntas y la sala de reuniones del presidente, asegura que él no ha “echado a nadie de su puesto de trabajo”. Y lo explica: el 31 de mayo terminaron el contrato esos tres trabajadores eventuales y el 30 del mismo mes se encerraron exigiendo un nuevo contrato de manera inmediata.

“Tratan de que yo cometa prevaricación”

 “Yo llegué aquí el 13 de junio, les saludé y les dije que me iba a informar de las condiciones del régimen de contratación del puerto, que tiene sus peculiaridades; me reuní con el personal de Recursos Humanos y tengo las puertas abiertas de mi despacho para solucionar el conflicto. Lo que no puedo autorizar es contratar a más plantilla. Me lo impide Puertos del Estado y el Abogado del Estado”, relata el presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga. “No creo que se pueda combatir la corrupción tratando de que yo cometa prevaricación firmando ese contrato; según la normativa, no se puede firmar: Puertos del Estado lo anularía al día siguiente”. UGT sí cree que hay margen y argumentos legales para renovar a estos tres empleados, uno de ellos, aunque de un modo provisional, ya ubicado en una empresa de la comunidad portuaria.

Paulino Plata no quiere que pase ni un solo día más de encierro y ya ha pedido que se vayan a otro sitio. “Considerando que se han cubierto más que suficientemente los objetivos de comunicación y trascendencia pública de los motivos del encierro, la Autoridad Portuaria ha facilitado a la representación sindical otro espacio más adecuado dentro del recinto portuario donde pueden continuar con el encierro, en el caso de querer demorarlo por más tiempo”, señaló ayer un comunicado de la empresa.

Sanciones laborales por opinar en Facebook

UGT recrimina que Plata haya decidido sancionar laboralmente el que un trabajador, “fuera de su jornada laboral y ejerciendo sus derechos ciudadanos, reparta octavillas" y que se le denuncie "por usar como prenda de vestir camisetas, con mensajes alusivos a la corrupción destapada en el Puerto de Málaga”. Las sanciones también han surgido por el uso del Facebook personal de un delegado sindical para “verter opiniones en diversas fechas y redifundiendo noticias e informaciones no contrastadas que constituyen cuando menos una desconsideración manifiesta hacia la propia Autoridad Portuaria”. Triviño remata: “Si cree que se les ha ofendido, que lo denuncien en un juzgado, pero no se les puede sancionar en su trabajo por opinar en Facebook”.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios