MEDRAN TRAS DEJAR LA POLÍTICA

Los ex consejeros económicos de la Junta hacen negocio a la sombra del poder

La tupida red de presuntos casos de corrupción que envuelve el panorama andaluz durante estos meses está poniendo de relieve la existencia de una relación de

Foto: Los ex consejeros económicos de la Junta hacen negocio a la sombra del poder
Los ex consejeros económicos de la Junta hacen negocio a la sombra del poder

La tupida red de presuntos casos de corrupción que envuelve el panorama andaluz durante estos meses está poniendo de relieve la existencia de una relación de pícaros que retrotraen las tierras del sur al patio de Monipodio. Sin embargo, el nivel de esta nueva camada de hacedores de milagros económicos a la sombra de la Junta, no es más que una triste copia de quienes fueron y en parte siguen siendo aún los grandes conseguidores del socialismo que durante casi cuatro lustros ya controla el poder político y en parte social y económico de Andalucía. 

 

Cuando hace casi dos años trascendió que José Aureliano Recio, consejero de Fomento y Turismo (1986-90) con Rodríguez de la Borbolla, medió con la consultora que comparte con el ministro Carlos Solchaga para que se le concedieran más de diez millones de euros a la empresa minera Matsa, donde era apoderada la hija del ex presidente de la Junta y hoy vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, hubo quien se llevó las manos a la cabeza sorprendido de la influencia de este tándem. Sin embargo, la presencia de Recio en el escenario de la minería no era nueva. 

 

Merodeando por la minería

 

Ya en el año 1992, José Recio, después de haber sido fichado por KIO a través de Torras, intervino en la operación de venta de Río Tinto Minera a Freeport-McMoran. Recio llegaría más tarde a constituir la consultora con Carlos Solchaga, ex ministro de Felipe González. Después vinieron los polémicos EREs de esta empresa minera preñados de presuntas irregularidades.

 

Así, cuando Guillermo Gutiérrez, consejero de Trabajo e Industria (1996-2000) con Rodríguez de la Borbolla, fue fichado por Emed Tartessus, la multinacional que se quedó con los restos de las minas de Riotinto, de la que el político es hoy presidente, ya habían pasado por el lugar otros camaradas suyos con socios diferentes orientando operaciones. El sector de la minería, sometido a los avatares del precio del cobre en los mercados internacionales, hundido hace tres lustros y hoy en alza, ha visto pasar por el borde de las minas a cielo abierto conseguidores con cascos del mismo color durante muchos años.

 

Inclinación por KIO

 

Los ex consejeros económicos de la Junta, sin embargo, parecen tener cierta inclinación hacia KIO  Uno de los principales exponentes de los Gobiernos de Rodríguez de la Borbolla fue José Miguel Salinas, que llegó a ser vicepresidente de la Junta. Cordobés, con una familia influyente en los cenáculos políticos y económicos de Marbella, Salinas fichó por KIO como asesor agrícola de la empresa Ebro, filial de Torras. Con la presencia de Salinas en su órbita, KIO trataba de superar barreras para acercarse al Gobierno de Felipe González y en concreto al ministro Carlos Solchaga.  De nuevo la conexión Solchaga en un círculo que se abre y cierra en función de intereses económicos muy concretos.  

 

Actualmente, José Miguel Salinas, presidente del Córdoba C.F, a propuesta de la empresa Prasa, tiene intereses en la productora de televisión Videoplaning, que trabaja para Canal Sur. Asimismo, Salinas forma parte hoy del consejo de administración de SOS, a propuesta de las cajas de ahorros andaluzas que tienen acciones en esta corporación alimentaria.

 

La sombra de Jaime Montaner

 

La relación de Salinas con Jaime Montaner, uno de los consejeros más incombustibles de los gobiernos de Rodríguez de la Borbolla, que pasó desde Obras Públicas a Economía, está en Marbella. El arquitecto Montaner fue imputado junto a Rafael Salinas, director en su día del Plan de Innovación Estratégico para Marbella y hermano del ex vicepresidente de la Junta, por presuntos delitos de prevaricación y cohecho a raíz de una denuncia de Jesús Gil, en la que el ex alcalde ya fallecido aseguró haber pagado 85 millones de las antiguas pesetas como comisión para el PSOE. En el caso intervino la Fiscalía Anticorrupción, y fue archivado. La sombra de Jaime Montaner sigue siendo alargada y objeto de denuncias en varios puntos de la geografía andaluza de las que hasta ahora ha salido indemne.

 

Por último, Ángel Ojeda, también consejero de Hacienda con Rodríguez de la Borbolla a partir de 1987, se ha introducido con éxito en la gestión de los cursos de formación pagados por la Junta, sobre todo relacionados con los ex trabajadores de Delphi, a través de la Fundación para la Formación para el Empleo, Forpe. Ojeda está relacionado con otras asociaciones integradas en la Fundación Innova. 

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios