Es noticia
Menú
El Supremo asesta un revés a Marlaska y anula el cese de Pérez de los Cobos
  1. España
Confirma el fallo que lo tachó de "ilegal"

El Supremo asesta un revés a Marlaska y anula el cese de Pérez de los Cobos

"No voy a dimitir porque no he cometido ninguna ilegalidad", dijo el ministro después de que El Confidencial desvelase la nota interna que justificaba la destitución por no informar de una investigación judicializada

Foto: Marlaska y Pérez de los Cobos. (EFE)
Marlaska y Pérez de los Cobos. (EFE)

El Tribunal Supremo ha asestado un duro revés al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al anular el cese del coronel de la Guardia Civil al frente de la Comandancia de Madrid, Diego Pérez de los Cobos. Fue destituido en 2020 por negarse a informar a sus superiores políticos de una investigación judicializada que afectaba al Gobierno de Pedro Sánchez. Los jueces han estimado el recurso de casación que interpuso el mando contra la sentencia de la Audiencia Nacional que avaló el cese. Confirman, por tanto, el fallo anterior que consideró "ilegal" la decisión de Interior de apartar de su puesto al coronel.

El alto tribunal ha informado a través de un comunicado esta decisión adoptada por la Sección Cuarta de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo y avanza que el contenido de la sentencia y sus argumentos se darán a conocer en los próximos días. La ya ex directora general del Cuerpo, María Gámez, reconoció por escrito que el mando fue relevado por “no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil (...) con fines de conocimiento”, como desveló El Confidencial en junio de 2020. El ministro Grande-Marlaska ha reiterado estos días que Gámez ha sido la mejor directora general de toda la historia de la Guardia Civil.

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras la rueda de prensa en la que despidió a la directora de la Guardia Civil. (EFE/Kiko Huesca)

El cese de Pérez de los Cobos se produjo tras emitir al Juzgado de Instrucción Número 51 de Madrid un informe que cuestionaba la celebración de la marcha del 8-M y otros 129 actos multitudinarios en plena crisis del covid-19. Las pesquisas ponían el foco en la actuación de la Delegación del Gobierno durante el arranque de la pandemia por autorizar manifestaciones como la del Día Internacional de la Mujer. El delegado del Gobierno de Madrid era el socialista José Manuel Franco. El Gobierno y el Ministerio del Interior se enteraron de esta diligencia en la prensa después de que la publicara El Confidencial y su reacción fue destituir al mando por no informar internamente de ello.

El Tribunal Supremo admitió a trámite estudiar la legalidad o no de este cese después de que el magistrado de la Audiencia Nacional Celestino Salgado concluyera en un primer momento que el cese fue "ilegal". Posteriormente, la Sala de Contencioso de este mismo tribunal revocó la resolución y dio la razón a Interior. La resolución del Tribunal Supremo, que ya es firme, supone un varapalo para el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que, tras desvelar El Confidencial la nota del cese, trató de desmarcarse de la decisión. "No voy a dimitir porque, como he dicho y repetiré, no he cometido ninguna ilegalidad, ni yo ni mi equipo", alegó el 3 de junio de 2020 desde su tribuna en el Congreso de los Diputados. "Yo no he cesado a Pérez de los Cobos, sino que ha sido el secretario de Estado a propuesta de la directora de la Guardia Civil".

Fue "ilegal"

El fallo adelantado este martes por el Supremo confirma la primera sentencia del caso tras el recurso presentado por el mando de la Guardia Civil, que consideró que la destitución fue "ilegal". Por ese motivo, ordenó al ministerio que le reingresara en su puesto. Tras analizar los hechos y las resoluciones adoptadas en el cese, el magistrado Celestino Salgado afirmó que la "pérdida de confianza" alegada por Interior para cesar al coronel vino motivada por no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil en el marco operativo y de Policía Judicial sobre la investigación judicial abierta al delegado del Gobierno en Madrid José Manuel Franco, en el conocido como caso 8M, por la autorización de concentraciones multitudinarias, entre ellas la marcha feminista del 8 de marzo, al inicio de la pandemia.

Foto: Diego Pérez de los Cobos, en su toma de posesión como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid en abril de 2018. (EFE)

El coronel alegó en su recurso que su cese es una "directa consecuencia de no haber accedido a realizar un acto abiertamente ilegal, como lo hubiera haber sido haber informado a los responsables políticos del Ministerio del Interior de una investigación sometida a la más estricta reserva". El magistrado no asume este criterio, pues recoge sobrada jurisprudencia que señala que la destitución por pérdida de confianza en ningún caso significa una "sanción encubierta", pero sí asevera que la motivación del cese era "ilegal". En esa misma sentencia del juez de la Audiencia Nacional, se establecía una cronología de hechos que terminaron con el cese del mando. El relato de la resolución recogía la confesión de María Gámez a un alto mando del Cuerpo en que le informaba de que la decisión estaba tomada desde la Moncloa.

El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha emitido una breve respuesta difundida a los medios de comunicación en la que afirman que esperarán a conocer los argumentos de los jueces: "Ante la decisión adoptada por el Tribunal Supremo, el Ministerio del Interior señala que se está a la espera de conocer el contenido íntegro de la resolución para poder proceder en consecuencia con los motivos técnicos que se indiquen por el Alto Tribunal". Además, añade que "las razones de fondo que decidieron el cese persisten y se han visto confirmadas y consolidadas con los elementos conocidos con posterioridad".

El Tribunal Supremo ha asestado un duro revés al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al anular el cese del coronel de la Guardia Civil al frente de la Comandancia de Madrid, Diego Pérez de los Cobos. Fue destituido en 2020 por negarse a informar a sus superiores políticos de una investigación judicializada que afectaba al Gobierno de Pedro Sánchez. Los jueces han estimado el recurso de casación que interpuso el mando contra la sentencia de la Audiencia Nacional que avaló el cese. Confirman, por tanto, el fallo anterior que consideró "ilegal" la decisión de Interior de apartar de su puesto al coronel.

Fernando Grande-Marlaska