Es noticia
Menú
No son cartas bomba: así son los paquetes enviados a Pedro Sánchez y las embajadas
  1. España
SEGURIDAD NACIONAL

No son cartas bomba: así son los paquetes enviados a Pedro Sánchez y las embajadas

En total se han interceptado seis cartas con material pirotécnico dirigidas a varias instituciones, empresas y al presidente del Gobierno

Foto: Todos los sobres presentaban una dirección escrita a mano
Todos los sobres presentaban una dirección escrita a mano

El pasado 24 de noviembre, se interceptó un sobre sospechoso, enviado como correo postal ordinario, y dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El envío nunca llegó a manos de Sánchez, ya que fue interceptado por el Departamento de Seguridad de Presidencia del Gobierno, "en las tareas de cribado y filtrado de la correspondencia". Posteriormente, la carta con material pirotécnico fue neutralizada por los Tedax de la Policía Nacional.

A este envío se le han ido sucediendo otras cartas con material deflagrante dentro, enviadas a las embajadas de Ucrania y de Estados Unidos en Madrid, a la base aérea de Torrejón de Ardoz, a la empresa de armamento Instalaza en Zaragoza y otra de ellas al Ministerio de Defensa.

placeholder Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la embajada de EEUU en Madrid.
Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la embajada de EEUU en Madrid.

Los seis sobres, a pesar de haberse recibido en diferentes días, fueron enviados desde España y eran de la misma tipología, marrones y pequeños. También contaban con la misma letra en las direcciones, escritas a mano. Cinco de los seis envíos han sido neutralizados por seguridad. La misiva que llegó a la base de Torrejón está controlada y se espera que se realicen pruebas caligráficas para confirmar la coincidencia, y lofoscopias para detectar posibles huellas dactilares.

No son bombas, es material pirotécnico

A pesar de lo alarmante del suceso, por suerte no se han encontrado sustancias explosivas dentro de las cartas, como ha confirmado la Secretaría del Estado de Seguridad (SES). Lo que había en el interior de los sobres recibidos era material "pirotécnico y deflagrante" en pequeñas cantidades. No se trata de un paquete bomba ni de una carta explosiva, "no tiene entidad suficiente para convocar la mesa de seguimiento de valoración de alerta antiterrorista".

Foto: Miembros de la Policía Nacional desplegados ayer en las proximidades de la embajada de Ucrania. (EFE/Chema Moya)

El material deflagrante introducido dentro de los sobres estaba preparado para encenderse mediante un mecanismo accionado por un sedal, que se activaba al abrir la correspondencia. Acto seguido, se generaba una pequeña llama. Por fortuna, los sobres no contenían más que un poco de sustancia inflamable. Los envíos se efectuaron desde Correos y la Policía Nacional y la Guardia Civil están investigando su procedencia exacta.

Hasta ahora, solo la carta enviada a la Embajada de Ucrania resultó en un herido, un empleado de la institución que sufrió una quemadura leve en el dedo anular de su mano derecha, debido a la pequeña llama que se produjo al abrir el paquete, y que ya ha sido dado de alta. Al no tratarse de un paquete bomba, los sistemas de escaneo y seguridad de Correos no detectaron la sustancia inflamable, al estar presente en tan poca cantidad. Sin embargo, los sistemas de seguridad gubernamentales, más precisos, sí avisaron de la sospecha del envío.

El pasado 24 de noviembre, se interceptó un sobre sospechoso, enviado como correo postal ordinario, y dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El envío nunca llegó a manos de Sánchez, ya que fue interceptado por el Departamento de Seguridad de Presidencia del Gobierno, "en las tareas de cribado y filtrado de la correspondencia". Posteriormente, la carta con material pirotécnico fue neutralizada por los Tedax de la Policía Nacional.

Moncloa Embajadas
El redactor recomienda