Es noticia
Menú
PP y PNV critican el triunfalismo de la Moncloa por un pacto "consigo mismo"
  1. España
ACUERDO PRESUPUESTARIO ENTRE PSOE Y UP

PP y PNV critican el triunfalismo de la Moncloa por un pacto "consigo mismo"

Los dos grupos aseguran estar perplejos ante el hecho de que "sea noticia" que el Gobierno llega a un acuerdo de coalición. ERC advierte que Sánchez tendrá que "sudar" para lograr su apoyo a los últimos presupuestos de la legislatura

Foto: El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián (d), y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián (d), y el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

PSOE y Unidas Podemos lograron 'in extremis' y de madrugada un acuerdo para aprobar los presupuestos generales del Estado, un pacto que tuvo su correspondiente escenificación con una foto entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz y su celebración por parte de los dos socios gubernamentales. Esta circunstancia ha generado perplejidad en algunos grupos parlamentarios, que han criticado que el Gobierno "cante victoria" por un pacto que se produce entre los socios de un Ejecutivo.

"No debería ser noticia que un Gobierno apruebe, en Consejo de Ministros, el proyecto de presupuestos. La noticia sería, en todo caso, que consiga convertir ese proyecto en ley", reprochan fuentes parlamentarias del PNV, desde cuyas filas advierten que el verdadero desafío para el Gobierno comienza en el momento en que se inicia la tramitación parlamentaria. No en vano, el Ejecutivo cuenta con 153 votos, por lo que deberá atar el respaldo de al menos 23 diputados más para que las últimas cuentas públicas de la legislatura vean la luz.

Es el mismo tono que ha empleado el jefe de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, para valorar el pacto presupuestario en el seno de la coalición. "Que en España sea noticia que el Gobierno se pone de acuerdo consigo mismo acredita la situación en que lleva este país cuatro años, con un Ejecutivo dividido y enfrentado", ha lamentado. Sin embargo, y a diferencia del PNV, el PP se ha borrado directamente como interlocutor del PSOE para aprobar unas cuentas públicas que ha tachado de "antisociales" y ha emplazado a Sánchez a "negociar" con sus socios habituales, entre los que ha mencionado a ERC y Bildu.

Los peneuvistas, sin embargo, han querido mostrar la "máxima predisposición para lograr un nuevo pacto", que vinculan al "cumplimiento de los acuerdos pendientes" y a una intensificación de las conversaciones y negociaciones con el Gobierno. Y no son los únicos. Los socios habituales del Ejecutivo ya han comenzado a poner las cartas encima de la mesa, y no escatimarán en demandas para "mejorar" las últimas cuentas públicas de la legislatura. El más contundente en este sentido ha sido el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, que ha advertido que el Gobierno "tendrá que sudar" para lograr el sí de sus 13 diputados en la Cámara Baja, unos votos clave en la aritmética parlamentaria de Sánchez.

Foto: El presidente del Gobierno se reúne con la vicepresidenta este martes en la Moncloa tras el acuerdo de los presupuestos. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

El dirigente republicano ha criticado que la negociación "empieza mal" por haber dejado fuera del texto la ley de vivienda y la ley mordaza de las conversaciones presupuestarias, al tiempo que ha cuestionado el rol de Podemos en la negociación. Rufián ha asegurado que "nadie" ha llamado a ERC para informar sobre "el contenido" de las cuentas públicas, pero ha advertido al Gobierno que harán valer cada uno de sus votos. "Que se ahorren el 'pressing' hacia ERC" porque "ya sabemos que son los enésimos mejores presupuestos de la historia de la humanidad, pero eso no funciona con nosotros", avisaba.

Si el PNV busca mejoras de parte del Gobierno central que afecten a País Vasco y Navarra, ERC hará énfasis en la ampliación de las medidas sociales y en la mejora de la situación de los encausados por el 1-O, en la que enmarcan la reforma del Código Penal para rebajar el delito de sedición.

Foto: El portavoz del PSOE, Patxi López. (EFE/ Fernando Alvarado)

El bloqueo a la ley de vivienda

Unidas Podemos, por su parte, no ha ocultado su malestar por que el PSOE se haya negado a incluir la ley de vivienda en la negociación presupuestaria, un rechazo "inadmisible" para los morados, pero que, sin embargo, no ha torpedeado el pacto presupuestario. El portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, ha asegurado que seguirán presionando al socio mayoritario para topar el precio de los alquileres y tramitar la ley mordaza antes del fin de la legislatura, al tiempo que ha advertido que su formación estará "vigilante" con las decisiones que el PSOE pueda tomar en materia de Defensa.

El dirigente ha confirmado un acuerdo para que esta partida no entre dentro del techo de gasto previsto para el próximo año, pero Podemos asegura desconocer cómo llevará a cabo Sánchez el compromiso adquirido en la cumbre de la OTAN. "No nos han contado nada", lamentan fuentes de la formación. Con todo, la formación morada ha vendido como un éxito propio que el PSOE haya aceptado "tocar los ingresos" y gravar tanto a las grandes energéticas como a las rentas altas, después de que Hacienda lo rechazase durante meses. Ahora, aseguran en Podemos, presionarán para que esos nuevos tributos pasen de "temporales" a "permanentes".

PSOE y Unidas Podemos lograron 'in extremis' y de madrugada un acuerdo para aprobar los presupuestos generales del Estado, un pacto que tuvo su correspondiente escenificación con una foto entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz y su celebración por parte de los dos socios gubernamentales. Esta circunstancia ha generado perplejidad en algunos grupos parlamentarios, que han criticado que el Gobierno "cante victoria" por un pacto que se produce entre los socios de un Ejecutivo.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) PSOE PNV Partido Popular (PP) Moncloa