Es noticia
Menú
Silencio de Sánchez y Exteriores: la tardía respuesta ante la represión contra las mujeres en Irán
  1. España
Una semana después de los hechos

Silencio de Sánchez y Exteriores: la tardía respuesta ante la represión contra las mujeres en Irán

Los principales dirigentes del mundo democrático han condenado al régimen con contundencia, muchos de ellos aprovechando la reunión de la Asamblea General de la ONU

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Peter Foley)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Peter Foley)

El 9 de septiembre, el Ministerio de Asuntos Exteriores español publicó un comunicado en el que "deplora los ciberataques contra Albania (...) dirigidos contra infraestructuras críticas y entidades gubernamentales" que partieron de Irán, un país al que alude sin nombrarlo. Albania acoge a los Mouyahidines Jalq, el principal grupo de oposición al régimen iraní. En esos ciberataques no hubo ningún muerto.

El 24 de septiembre, cinco días después de que se pronunciarán las primeras condenas por la muerte, el 16 de septiembre, en una comisaría de Teherán, de Mahsa Amini, de 22 años, detenida por incumplir la legislación sobre el velo islámico, ni el presidente del Gobierno ni el titular de Exteriores se han posicionado con contundencia al respecto.

Foto: Foto: EFE/Clemens Bilan.

En las manifestaciones de protesta en Irán han muerto, según las autoridades, 17 personas, mientras que la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo, asegura que son al menos 31 las fallecidas, en su mayoría mujeres. Por su parte, la televisión estatal iraní eleva a 35 el número de fallecidos.

El presidente Pedro Sánchez fue preguntado el jueves 22 en Nueva York sobre la represión del régimen. Contestó: "He visto que estaba en redes sociales, pero no puedo opinar al respecto". Anunció, eso sí, una reacción española que el sábado 24 por lo mañana no se había aún producido. En sus intervenciones ante la prensa, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, que también estuvo en Nueva York, tampoco abordó el tema.

Cuando le fue formulada la pregunta a Sánchez, la noticia no estaba solo en redes sociales y en periódicos de todo el mundo, sino que Josep Borrell, el alto representante para la política exterior de la UE, ya había condenado tres días antes la muerte de la joven Amini. "Esta muerte es inaceptable y sus responsables deben rendir cuentas", declaró Peter Stano, el portavoz de Borrell.

Foto: Portadas de periódicos iraníes con la foto de Mahsa Amini. (Reuters/Majid Asgaripour/WANA)

Casi al mismo tiempo que Sánchez hablaba ante la prensa el presidente de EEUU, Joe Biden, y lo hacía ante la Asamblea General. "Estamos al lado de los valientes ciudadanos, sobre todo mujeres, de Irán que ahora mismo se están manifestando para obtener sus derechos básicos". Su secretario de Estado, Anthony Blinken, anunció a continuación que EEUU iba a levantar las restricciones impuestas para el acceso a Internet desde Irán para "proporcionar así un apoyo significativo a los iraníes que piden que sus derechos básicos sean respetados".

La Asamblea General fue el marco aprovechado por otros dirigentes, como el presidente chileno, Gabriel Boric, o el francés, Emmanuel Macron, para sacar a relucir los sucesos de Irán. Este último se entrevistó en Nueva York con el presidente ultraconservador de Irán, Ebrahim Raïssi, y le pidió "una investigación independiente que aclare las circunstancias de este drama" [la muerte de Amini] y que "se respeten los derechos de las mujeres", según informó El Eliseo.

A través de otros cauces, como Twitter, el elegido por el canciller alemán Olaf Scholz, o ante los micrófonos de la prensa o en comunicados, los ministros de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Alemania, Suecia, Australia, Canadá han condenado también la muerte de Amini y la posterior represión de las mujeres que se echaron a la calle para protestar.

En España, el sector minoritario de la coalición de Gobierno también guardó silencio hasta el sábado, cuando Irene Montero, que ostenta la cartera del Ministerio de Igualdad que vela, entre otras cosas, por los derechos de las mujeres, reclamó una investigación del asesinato de Amini.

También esta mañana, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, destacó como "un ejemplo de valentía" la rebelión de las mujeres en Irán tras el caso Amini: "Lo impensado sucede. La lucha por la libertad y la igualdad es imparable".

No obstante, y al ser preguntado el jueves en el Congreso, Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos, contestó: "Ojalá el feminismo también se abra paso en países donde las mujeres son gravemente reprimidas". No mencionó, sin embargo, ni a Irán ni la muerte más que sospechosa de Mahsa Amini.

El Gobierno de España ha sido además denunciado en agosto ante el Comité de contra la Tortura de la ONU por los abogados españoles del militar disidente argelino Mohamed Benhalima que fue expulsado a Argelia el 24 de marzo por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sin que Argel hubiera solicitado formalmente su extradición. Benhalima denunció ante los magistrados que le juzgaron en Argelia por atentar contra la seguridad del Estado -ha sido condenado en total a 12 años- que había sido torturado. Su acusación no fue tomada en consideración y no se ha abierto ninguna investigación.

Más de 700 detenidos

Al menos 739 personas han sido detenidas en el norte de Irán durante las protestas por la muerte de Mahsa Amini, según un balance policial. "Hemos arrestado y detenido a 739 alborotadores, incluidas 60 mujeres", ha explicado el jefe de la Policía iraní en la provincia de Gilan, Asisiolá Maleki, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias oficial iraní, IRNA.

Además de las detenciones, se han incautado armas, munición y explosivos, ha indicado Maleki, que ha responsabilizado a los detenidos de las heridas sufridas por más de un centenar de policías y de los daños en instalaciones públicas. "No es aceptable amenazar la seguridad de la provincia de Gilan", ha advertido Maleki, que ha prometido "mano dura" de las fuerzas de seguridad.

El 9 de septiembre, el Ministerio de Asuntos Exteriores español publicó un comunicado en el que "deplora los ciberataques contra Albania (...) dirigidos contra infraestructuras críticas y entidades gubernamentales" que partieron de Irán, un país al que alude sin nombrarlo. Albania acoge a los Mouyahidines Jalq, el principal grupo de oposición al régimen iraní. En esos ciberataques no hubo ningún muerto.

Irán Ministerio de Asuntos Exteriores
El redactor recomienda