Es noticia
Menú
Cervezas, sudor y alguna lágrima: británicos de luto en Magaluf
  1. España
god save the queen

Cervezas, sudor y alguna lágrima: británicos de luto en Magaluf

Los turistas recibieron la noticia del fallecimiento de Isabel II durante sus vacaciones en Mallorca. Al caer la noche, despidieron a su reina entre cerveza y alguna que otra lágrima

Foto: Británicos bailando en un local con Sky News en la televisión. (A. F.)
Británicos bailando en un local con Sky News en la televisión. (A. F.)

Heidi y Bryonny, una pareja de veinteañeras originarias del norte de Londres, estaban en la habitación de su hotel cuando se confirmó la noticia. Un comunicado del Buckingham Palace anunció el fallecimiento de la reina Isabel II y la BBC, teñida de negro desde hacía horas, se hacía eco de lo que resonaba desde hacía meses. Ahora [a las 00:15 de la noche del jueves] están sentadas en la misma mesa con otras tres británicas de New Castle a las que acaban de conocer hace apenas unos minutos. Todas hablaban del tema caliente del día y decidieron juntarse para debatirlo: el fallecimiento de la reina les ha pillado de viaje en Mallorca y se reconocen “muy dolidas”. “¿Ahora tendremos que cantar ‘God Save The King’?” —pregunta Heidi en alto, haciendo alusión al famoso tema de los Sex Pistols—. “Espero que no”.

Foto: La reina Isabel II, durante una ceremonia en 2014. (Getty/WPA Pool/Stefan Wermuth)

Mallorca es uno de los destinos favoritos de los ingleses en busca de sol, playa y fiesta. Y el barrio por excelencia de la isla para disfrutar de la noche es Magaluf, siempre y cuando esté uno dispuesto a sumergirse en una especie de micronación británica formada por dos calles principales y multitud de garitos. En uno de ellos, decorado con la bandera blanca, azul y roja y sin presencia de ningún español, un grupo de guiris bailan con el rótulo ‘the queen dies’ de fondo. Las cuatro televisiones del local están encendidas con la cadena Sky News en vivo. Y, aunque la mayoría parece estar disfrutando del ambiente, Chris bebe una cerveza en la puerta con cara de pocos amigos. Este exbombero de 57 años tiene los ojos llenos de lágrimas.

PREGUNTA. ¿Te emocionas?

RESPUESTA. Es muy triste. Todo el mundo la quería. Es una cuestión de respeto por una persona decente.

Da otro trago a la cerveza. “Me gustaría estar allí. Winston Churchill murió en 1965, el mismo año que nací yo, y, evidentemente, me perdí ese momento histórico. Vuelvo el martes a casa, espero no perderme el funeral de la reina”.

placeholder Celia Farnon viste de negro y asegura que no consumirá alcohol por respeto. (A. F.)
Celia Farnon viste de negro y asegura que no consumirá alcohol por respeto. (A. F.)

Reino Unido está de luto y una parte del archipiélago balear, también. La reina Isabel II falleció este jueves a los 96 años rodeada de sus familiares en el Castillo de Balmoral, en Escocia. Lo cierto es que el estado de salud de la monarca más longeva del país —este año celebró su 70 aniversario de reinado— viene de meses atrás, cuando empezó a ausentarse de algunos eventos oficiales a los que siempre había acudido por dificultades físicas.

Por eso, a Celia Farnon la noticia no le ha sorprendido del todo, pero no esconde su pena. Esta joven de apenas 19 años viste completamente de negro —largas pestañas y gafas de sol incluidas— y no consumirá alcohol en toda la noche. “No lo haré por respeto, no es el día, soy una buena británica. Mi padre tiene una foto de la reina en casa y en mi familia estamos muy afectados”.

placeholder Celia muestra la foto de la reina Isabel II en casa de su padre. (A. F.)
Celia muestra la foto de la reina Isabel II en casa de su padre. (A. F.)

La noche avanza y con ella el consumo del alcohol. El ambiente fiestero coincide con discusiones y debates entre grupos de gente que no se conoce. Job, de 20 años y estudiante de Ciencias Políticas, asegura que "pretende" que lo de la reina le importa "por su familia", pero que le da igual. Comentarios similares le rodean y, a las puertas de la famosa discoteca BCM, entra en juego una ‘bride to be’ (futura novia) que se encuentra en la isla de despedida de soltera con sus amigas. “¿Pero cómo te va a dar igual la reina?”, le espeta.

Ninguno de los presentes en los locales de Magaluf supera los 96 años, lo que significa que todos han vivido su vida con la reina en el trono. Y es que, a pesar de algunos comentarios cargados de indiferencia ante su fallecimiento, la mayoría de los presentes en la zona reconocen su tristeza. El acontecimiento histórico arrastra a (casi) todas las generaciones. Quienes superan los 50 hablan de admiración y gratitud por su actitud durante décadas, pero los jóvenes se ciñen a una cuestión simbólica. “Es como la abuela de todo un país”, explica Allyson Osborne, de 35 años y originaria de Mánchester.

placeholder Allyson Osborne de despedida de soltera con sus amigas frente a la discoteca BCM. (A. F.)
Allyson Osborne de despedida de soltera con sus amigas frente a la discoteca BCM. (A. F.)

“Los que reniegan de ella en realidad tienen poco que decir. No es posible criticar a alguien cuando realmente no se sabe en profundidad quién era”. Osborne se refiere al carácter disciplinado y protocolario de la monarca, quien siempre mantuvo una actitud reservada y discreta para su vida privada. Pero Jonah, 20 años, lo tiene claro: “Me importa una mierda, estamos de vacaciones”.

Horas después continúa la música y la fiesta en un Magaluf con menos afluencia de gente que los dos últimos meses. Los locales están llenos, pero no existen grandes aglomeraciones. Los británicos entonan en alto en un idioma similar al inglés, probablemente perjudicados por los efectos del alcohol. Haley Leonard, de 38 años y vestida de blanco, remonta el ánimo como puede: “He llorado mucho. Cuando nos enteramos, pusimos a todo volumen ‘God Save The Queen’. Me caso la semana que viene y sonará en mi boda”.

Muchos volverán a casa la semana que viene y, en parte, se alegran de estar lejos de su país porque "va a estar todo cerrado durante días". Paralelamente, aflora el otro gran temor británico a causa de la tragedia: que les cancelen la Premier League el fin de semana. “Escribe sobre eso, es importante, por favor”.

Heidi y Bryonny, una pareja de veinteañeras originarias del norte de Londres, estaban en la habitación de su hotel cuando se confirmó la noticia. Un comunicado del Buckingham Palace anunció el fallecimiento de la reina Isabel II y la BBC, teñida de negro desde hacía horas, se hacía eco de lo que resonaba desde hacía meses. Ahora [a las 00:15 de la noche del jueves] están sentadas en la misma mesa con otras tres británicas de New Castle a las que acaban de conocer hace apenas unos minutos. Todas hablaban del tema caliente del día y decidieron juntarse para debatirlo: el fallecimiento de la reina les ha pillado de viaje en Mallorca y se reconocen “muy dolidas”. “¿Ahora tendremos que cantar ‘God Save The King’?” —pregunta Heidi en alto, haciendo alusión al famoso tema de los Sex Pistols—. “Espero que no”.

Isabel II