Es noticia
Menú
La mujer del actor Luis Lorenzo se negó a acompañar a su tía al hospital en pleno ictus
  1. España
"Estaba desatendida"

La mujer del actor Luis Lorenzo se negó a acompañar a su tía al hospital en pleno ictus

El actor y su mujer contrataron a una empresa de cuidadores a domicilio cuyos informes se alejan de la posibilidad de que Isabel estuviera bien atendida mientras vivía con ellos

Foto: El actor Luis Lorenzo, en una imagen promocional.
El actor Luis Lorenzo, en una imagen promocional.

Luis Lorenzo y su mujer, Arancha Palomino, contrataron a la empresa FELIZVITA para que un cuidador atendiera a la tía Isabel en el domicilio. Para defenderse de las acusaciones de asesinato, los dos detenidos han llegado incluso a enseñar el contrato. La idea que probablemente querían trasmitir es que estaba bien cuidada. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La compañía exigía a su trabajadora informes constantes e incluso un inspector fue a visitar el domicilio para vigilar si todo iba bien. Los datos asustan.

“Isabel estaba completamente desasistida, sin medicación, en un absoluto estado de abandono, falta de medicamentos y sin espesante”, apunta el trabajador que recibía los informes de la cuidadora. Por su parte, el inspector, que fue a visitar la casa por sorpresa, se encontró un absoluto “descontrol de medicamentos” y denuncia que su propia empleada carecía de materiales para cuidar de Isabel, tales como pañales, esponjas para lavar a la enferma, gasas, etc., porque “la familia no se los proporcionaba”.

Foto: El actor Luis Lorenzo. (Cordon Press)

El inspector tuvo la sensación de que la familia “no quería saber nada de la señora”. El hombre añade que Arancha Palomino, que era quien había contratado el servicio a la empresa, daba la sensación de estar “desquiciada” y, de repente, “se iba sin prestar atención a María Isabel. Esta mujer, la sobrina, era capaz de largarse de su domicilio todos los fines de semana enteros y allí dejaba a la enferma con la cuidadora”. Es curioso, porque Arancha y Luis prescinden de FELIZVITA, quizá para evitar la vigilancia diaria a través de los reportes, y contratan directamente a la cuidadora.

Esta mujer, con antecedentes por tráfico de drogas, acompañó al matrimonio hasta Asturias cuando fue enterrada Isabel. Algunos familiares se preguntaban qué pintaba allí. Lo cierto es que sus declaraciones policiales son blandas en comparación con los informes que trasmitió en los primeros días a su empresa. Hay quien apunta a que esta mujer es amiga de Luis y Arancha.

Más allá de la cuidadora, existen una serie de episodios desgarradores que trasmiten la sensación de que a Luis Lorenzo y a Arancha Palomino les importaba poco la salud de Isabel, aunque siempre defendieron que traérsela a Madrid respondía a su cuidado. El 1 de junio de 2021, pocos días antes de su fallecimiento, Isabel comienza a presentar problemas de movilidad y de habla en casa. Entonces Arancha, junto con la cuidadora, la llevan al centro de salud Santa Mónica, en la calle Las Acacias de Rivas-Vaciamadrid. Una vez allí, el médico le informa de que su tía podría estar padeciendo un ictus en curso y que tiene que ser trasladada al hospital de Arganda. Sin embargo, Arancha dice que ella no la va a acompañar, que tenía que hacer los deberes con sus hijos y que se quedaba la cuidadora. Aunque el médico que la atendió se sorprendió por tamaña indiferencia, no hubo forma de que Arancha acudiera al hospital y se fue a casa.

Foto: El actor Luis Lorenzo Crespo en un fotograma de 'La que se avecina'. (Mediaset/Cortesía)

Otro de los episodios de abandono tuvo lugar meses antes, concretamente el 17 de abril del mismo año. Ese día, la Policía Local de Rivas encontró a Isabel merodeando por el centro comercial H2Ocio completamente sola y desorientada. Estuvo así durante cuatro largas horas. Los agentes localizaron a Arancha por teléfono y le informaron de la presencia de su tía en el centro comercial. “La he dejado yo allí. Es que tenía que hacer gestiones. En cuanto termine, no se preocupen, que voy a por ella”, les aseguró su sobrina. Sin embargo, la Guardia Civil recabó el testimonio de Belén, la exmujer del actor, quien les explicó que, ese día, Luis Lorenzo y Arancha Palomino se habían ido al parque de atracciones Warner en la localidad de San Martín de la Vega para disfrutar de las atracciones.

La jueza instructora tiene declaraciones de vecinos que aseguran que, a pesar de que la casa del actor cuenta con dos baños, enviaban a Isabel al servicio del garaje, cinco plantas más abajo, a hacer sus necesidades y asearse. En ocasiones, hubo personas que se la encontraron desorientada en el 'parking' o en otras dependencias del edificio, sin saber regresar a la casa de su sobrina.

Luis Lorenzo y su mujer, Arancha Palomino, contrataron a la empresa FELIZVITA para que un cuidador atendiera a la tía Isabel en el domicilio. Para defenderse de las acusaciones de asesinato, los dos detenidos han llegado incluso a enseñar el contrato. La idea que probablemente querían trasmitir es que estaba bien cuidada. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La compañía exigía a su trabajadora informes constantes e incluso un inspector fue a visitar el domicilio para vigilar si todo iba bien. Los datos asustan.

Sucesos Guardia Civil
El redactor recomienda