Es noticia
Menú
El secesionismo aprovecha el debate de Pegasus en la Eurocámara para señalar al Gobierno
  1. España
Cruce de acusaciones

El secesionismo aprovecha el debate de Pegasus en la Eurocámara para señalar al Gobierno

Independentistas y eurodiputados del PP se enzarzan en ataques cruzados por el caso del espionaje a líderes catalanes con el sistema Pegasus

Foto: Sesión plenaria del Parlamento Europeo en una fotografía de archivo. (EFE/Julien Warnand)
Sesión plenaria del Parlamento Europeo en una fotografía de archivo. (EFE/Julien Warnand)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Parlamento Europeo ha celebrado este miércoles un debate centrado en el uso del software Pegasus en la Unión Europea, una sesión que hace algunas semanas se habría centrado en los casos de Hungría y de Polonia, pero que ahora ha estado prácticamente centrada en el caso del espionaje de los independentistas catalanes, en un cruce de acusaciones entre eurodiputados soberanistas y los miembros del grupo del Partido Popular en la Eurocámara.

El debate se ha celebrado a petición del grupo de Los Verdes, a quienes les tocaba el turno de elegir un “debate temático” sin resolución, después de que la semana pasada en la conferencia de presidentes que reúne a los portavoces de los distintos grupos, los del Partido Popular Europeo y los Socialdemócratas se opusieran a que fuera un debate con resolución. El grupo de los ecologistas ha abanderado esta sesión porque los eurodiputados de Esquerra Republicana forman parte de la familia dentro de la Eurocámara.

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles, en la comisión de Defensa. (EFE/ J.J. Guillén)

Fuentes parlamentarias han expresado en los últimos días la preocupación de que la cuestión del espionaje a los independentistas esté volviendo a dar oxígeno al soberanismo catalán, que en los últimos años había perdido prácticamente todo el apoyo con el que contaba en el Parlamento Europeo. El debate de este miércoles ha servido a los eurodiputados independentistas para volver a impulsar su mensaje y volver a despertar simpatías en miembros de la Eurocámara de otros Estados miembros, lo que fue clave durante los años previos al referéndum ilegal de 2017.

El debate en realidad no tiene utilidad: no hay voto sobre una resolución y el Parlamento Europeo ya puso en marcha hace algunas semanas una comisión de investigación que ha sido citada en numerosas ocasiones. Y aunque muchos eurodiputados estaban más interesados en los casos de Hungría y Polonia, o en un debate más amplio sobre este sistema de espionaje, el debate ha acabado centrándose en gran parte en la cuestión del espionaje a líderes independentistas, con 16 eurodiputados españoles interviniendo a lo largo de la sesión.

Ataques cruzados

“En la UE tenemos a Gobiernos a quienes les gusta jugar a espías. Les gusta practicar el espionaje político, y algunos demócratas circunstanciales se atreven incluso a justificarlos. Yo he sido uno de los 65 independentistas catalanes víctimas de Pegasus, muy probablemente espiados por los servicios secretos españoles”, ha señalado Jordi Solé, eurodiputado de ERC, que ha sido el primer independentista en hablar.

Solé también ha mencionado el espionaje a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Margarita Robles, ministra de Defensa. “Sabemos que lo sabían desde hace tiempo, ¿han escogido este momento para enviar el mensaje de que lo nuestro no es para tanto porque son muchas las personas espiadas? ¿Quieren diluir este escándalo? No hay espiados de primera y de segunda”, ha defendido el eurodiputado, dirigiéndose también a Johannes Hahn, comisario de Presupuesto, que ha acudido al debate en nombre de la Comisión Europea.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Quique García)

Pernando Barrena, de Bildu, ha asegurado también que “las instituciones europeas deben investigar qué Gobiernos han violado los derechos fundamentales”. Sin embargo, la Comisión Europea ya ha rechazado investigar una cuestión que considera que entra dentro de las competencias de los Estados miembros. Pero eso no ha evitado que Hahn haya sido uno de los objetivos de muchos de los mensajes independentistas en la cámara. “Defiendan nuestros derechos frente a un Estado autoritario”, ha pedido por su parte Clara Ponsatí, de Junts.

También ha hablado Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, que ha subrayado que “Pegasus y la democracia no son compatibles”. “No voy a aceptar una sola lección de legalidad de un prófugo de la justicia”, ha contestado Dolors Montserrat, eurodiputada del Partido Popular, que ha sido la primera en responder a los miembros independentistas. “Han encontrado en este debate su oportunidad para la victimización y para montar otra ofensiva política contra el Estado. Lo mínimo que cabe esperar de los servicios de inteligencia de un país, siempre bajo amparo judicial, es que investiguen a aquellos que prometen repetir delitos contra el Estado de derecho”, ha asegurado la popular, que también ha atacado a Sánchez por apoyarse en fuerzas soberanistas para gobernar.

Foto:  Un hombre lee la página web de NSO Group. (EFE/EPA/Atef Safadi)

También ha hablado Diana Riba, eurodiputada de Esquerra y vicepresidenta de la comisión de investigación, que ha criticado duramente al Gobierno. “En el caso español cuando los espiados éramos 65 independentistas la respuesta fue nula, incluso llegaron a insinuar que merecíamos ser espiados, porque claro, somos independentistas. Nosotros no diremos lo mismo. Nadie debe sufrir un espionaje masivo e ilegal, es cuestión de principios democráticos”, ha señalado. “¿Saben qué? La mayor oposición, la mayor resistencia ante las dinámicas autoritarias en España somos el movimiento independentista. Por eso se nos encarcela, se nos arruina económicamente y ahora se nos espía”, ha añadido Riba.

“A nadie debería sorprender que se hayan podido hacer algunas escuchas a personas que han sido condenadas por delitos de sedición”, ha señalado por su parte el popular Juan Ignacio Zoido, que ha acusado a los independentistas de crear un “teatro propagandístico”. También han participado en el debate otros eurodiputados como Toni Comín, de Junts, Jorge Buxadé de Vox o Jordi Cañas de Ciudadanos.

El Parlamento Europeo ha celebrado este miércoles un debate centrado en el uso del software Pegasus en la Unión Europea, una sesión que hace algunas semanas se habría centrado en los casos de Hungría y de Polonia, pero que ahora ha estado prácticamente centrada en el caso del espionaje de los independentistas catalanes, en un cruce de acusaciones entre eurodiputados soberanistas y los miembros del grupo del Partido Popular en la Eurocámara.

Eurodiputados Unión Europea Parlamento Europeo
El redactor recomienda