Es noticia
Menú
El Gobierno vasco concede a otros ocho presos de ETA el tercer grado penitenciario
  1. España
SEMILIBERTAD

El Gobierno vasco concede a otros ocho presos de ETA el tercer grado penitenciario

Entre ellos se encuentran el histórico exjefe de la banda terrorista José María Arregi Erostarbe, 'Fiti', y Mikel Arrieta Llopis

Foto: Una protesta organizada por Sare. (EFE/Diges)
Una protesta organizada por Sare. (EFE/Diges)

El Gobierno vasco ha concedido el tercer grado penitenciario a ocho presos de ETA, entre los que se encuentran el histórico exjefe José María Arregi Erostarbe, 'Fiti', y Mikel Arrieta Llopis. Además, ha denegado la progresión de grado a otros 26 reclusos de la banda, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de los expedientes.

El Ejecutivo de Euskadi asumió la competencia de la gestión de las cárceles vascas el 1 de octubre de 2021 y, desde entonces, había autorizado cambios de grado a cerca de 150 presos, sin que, hasta el momento, afectaran a reclusos de ETA.

Foto: Un trabajador municipal borra una pintada a favor de ETA en Guernica. (Reuters)

Ahora el Gobierno vasco ha decidido que ocho presos de la banda pasen a tercer grado penitenciario, es decir, a régimen de semilibertad, mientras que ha resuelto mantener a otros 26 reclusos en segundo grado, a propuesta de las juntas de tratamiento, órganos internos de las cárceles integrados por profesionales penitenciarios.

Entre los autorizados para pasar al régimen de semilibertad, se encuentra Jose María Arregi Erostarbe, 'Fiti', que formó parte de la dirección de ETA detenida en Bidart en 1992, un hito que marcó la decadencia de la banda.

Erostarbe, de 75 años de edad, había sido trasladado de la cárcel de Alicante a Asturias, para posteriormente recalar en la de San Sebastián. El exjefe de ETA ingresó en prisión el 20 de noviembre de 2000 y fue condenado a 30 años de cárcel por delitos de terrorismo y varios asesinatos.

Foto: Imagen de la gran manifestación en favor de los presos de ETA de 2020 que espera reeditar el sábado la izquierda 'abertzale'. (EFE)

Cumplió las tres cuartas partes de la pena en junio de 2019, y había aceptado la legalidad penitenciaria, reconocido el dolor causado y manifestado por escrito su rechazo al uso de la violencia, con el compromiso a hacer frente al pago de la responsabilidad civil. En 2018, tras la disolución de la banda, escribió una carta pidiendo perdón a las víctimas.

Por su parte, Mikel Arrieta Llopis, otro de los beneficiarios de la progresión de grado, fue trasladado del centro penitenciario de Soria al de Martutene, en San Sebastián. Nacido el 10 de septiembre de 1960 en la capital guipuzcoana, ingresó en prisión el 19 de enero de 2000 y cumple una condena acumulada de 30 años por los delitos de asesinatos, atentados, receptación y utilización ilegítima de vehículo a motor. Cumplió las tres cuartas partes de la condena en julio de 2020.

Foto: La socialista María Chivite toma posesión del cargo de presidenta del Gobierno de Navarra. (EFE)

Arrieta estaba pagando su responsabilidad civil, aceptó la legalidad penitenciaria, rechazó la violencia y remitió escritos en los que mostraba su respeto hacia el dolor de las víctimas de sus delitos.

En la actualidad, 84 reclusos de la organización terrorista cumplen condena en Euskadi, de los que estos dos, además de otros seis —con penas menos gravosas—, pasarán al régimen de semilibertad tras haber mostrado arrepentimiento a través de cartas individualizadas.

El Gobierno vasco ha concedido el tercer grado penitenciario a ocho presos de ETA, entre los que se encuentran el histórico exjefe José María Arregi Erostarbe, 'Fiti', y Mikel Arrieta Llopis. Además, ha denegado la progresión de grado a otros 26 reclusos de la banda, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de los expedientes.

Presos etarras ETA (banda terrorista) Terrorismo
El redactor recomienda