Es noticia
Menú
El PSOE frena las prisas de Unidas Podemos por despenalizar las injurias a la Corona
  1. España
REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

El PSOE frena las prisas de Unidas Podemos por despenalizar las injurias a la Corona

Los socios siguen sin pactar las enmiendas a la propuesta de ley y desde el grupo socialista no pretenden en este momento darle prioridad sobre otras iniciativas, como reclama Podemos

Foto: El rapero Pablo Hasél, condenado por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, durante un juicio. (EFE/Fernando Alvarado)
El rapero Pablo Hasél, condenado por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, durante un juicio. (EFE/Fernando Alvarado)

La reforma del Código Penal tendrá que esperar. Unidas Podemos quiere acelerar las negociaciones con el PSOE para desbloquear su ley "para la desprotección de la libertad de expresión", que incluye la despenalización de delitos como el de injurias a la Corona. La iniciativa parlamentaria propuesta por los morados se admitió a trámite el pasado mes de junio con el voto favorable de los socialistas, además de los socios parlamentarios del Gobierno, a cambio de suavizar el texto e introducir modificaciones. La norma sigue en fase de enmiendas al articulado, tras tumbarse la enmienda a la totalidad presentada por el PP, y desde el grupo socialista no pretenden en este momento darle prioridad sobre otras iniciativas, como reclaman sus socios.

La Mesa del Congreso, en la que tienen mayoría PSOE y Unidas Podemos, lleva prorrogando el periodo de enmiendas desde el pasado 15 de septiembre por la falta de acuerdo. Sobre la mesa de los grupos que sostienen al Gobierno siguen pendientes otras normas como la de memoria democrática, que también ha sido aparcada ante el objetivo del Gobierno de Pedro Sánchez de centrarse en la agenda económica y los hitos pendientes del plan de recuperación como la reforma laboral.

Foto: El fiscal Yves Bertossa. (EFE/EPA/Martial Trezzini)

El objetivo de los morados es llegar a un acuerdo para consensuar las enmiendas y sacar adelante la reforma en el próximo periodo de sesiones. El secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, está siendo el encargado de negociar con el portavoz del PSOE, Héctor Gómez. Santiago ya fue el encargado de negociar las enmiendas pactadas con los socialistas para la ley de memoria democrática y se ha erigido en los últimos meses en uno de los principales interlocutores de los morados en el Congreso con sus socios. Los socialistas no están de acuerdo con varias de las derogaciones de delitos incluidos en el Código Penal que propone el texto de Unidas Podemos y se inclinan en algunos casos por modificaciones o rebajar penas.

Entre los delitos que se suprimirían de salir adelante la proposición en los términos redactados destacan, además de los delitos de injurias contra la Corona (artículos 490.3 y 491 del Código Penal), los que van contra los sentimientos religiosos (artículo 525), el de ultraje contra la patria o a sus símbolos o emblemas (artículo 543), el de injurias a instituciones del Estado, como son el Gobierno, el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo, el Consejo de Gobierno, el Tribunal Superior de Justicia de una comunidad autónoma y los Ejércitos o Cuerpos y Fuerzas de Seguridad (artículo 504) y el de enaltecimiento del terrorismo (artículo 578). La supresión de este último fue la que más polémica generó en el debate parlamentario de la enmienda a la totalidad presentada por el PP.

“En un contexto en que no hay grupos terroristas organizados, este delito no tiene sentido”

Santiago justificó entonces desde la tribuna del Congreso que el ordenamiento jurídico ya dispone de otras figuras, como la apología del delito, que serviría para castigar la provocación para la comisión de delitos terroristas. “En un contexto no violento en el que no existen grupos terroristas organizados, este delito no tiene sentido”, defendió el también secretario general del PCE.

En la norma propuesta por Unidas Podemos, se añade al mismo tiempo una modificación del artículo 22 del Código Penal para incluir a las víctimas del terrorismo entre los colectivos que merecen una especial protección. Una forma de compensar la desprotección a la que podrían quedar sometidas por la supresión del delito de enaltecimiento. Respecto al artículo 515 del Código Penal, sobre asociaciones ilícitas de carácter discriminatorio, la iniciativa de Unidas Podemos busca suprimir en el apartado 42 "la incitación indirecta al odio o a la violencia".

Foto: Un retrato gigante del rapero catalán Pablo Hásel en Nápoles, Italia (EFE)

La iniciativa de los morados se registró el pasado mes de febrero al calor de la polémica y las protestas en las calles por la condena al rapero Pablo Hasél. Entonces, desde el ministerio de Justicia, que dirigía Juan Carlos Campo, se mostraron favorables a reformar el Código Penal e incluso se llegó a anunciar una iniciativa parlamentaria propia sobre los denominados delitos de opinión. Eso sí, se priorizaba el verbo 'revisar' frente a 'derogar', suavizando las penas en función de los delitos. El ministro de Justicia despachó la iniciativa de Unidas Podemos asegurando que no se trataba de la propuesta del Gobierno y se mostró favorable a "sancionar aquello que genere elementos de odio o incite a la violencia", al entender que la libertad de expresión no ampara delitos de odio.

La propuesta de ley de Unidas Podemos va mucho más allá de lo que pretenden los socialistas y las negociaciones están estancadas. Los morados están dispuestos a buscar puntos de encuentro y tratar de acelerar los ritmos para desbloquear esta norma. Sin embargo, en la bancada socialista no tienen ninguna prisa ni ánimo de hacer avanzar esta reforma sobre otras iniciativas pendientes en la tramitación parlamentaria.

La reforma del Código Penal tendrá que esperar. Unidas Podemos quiere acelerar las negociaciones con el PSOE para desbloquear su ley "para la desprotección de la libertad de expresión", que incluye la despenalización de delitos como el de injurias a la Corona. La iniciativa parlamentaria propuesta por los morados se admitió a trámite el pasado mes de junio con el voto favorable de los socialistas, además de los socios parlamentarios del Gobierno, a cambio de suavizar el texto e introducir modificaciones. La norma sigue en fase de enmiendas al articulado, tras tumbarse la enmienda a la totalidad presentada por el PP, y desde el grupo socialista no pretenden en este momento darle prioridad sobre otras iniciativas, como reclaman sus socios.