Cayetana Álvarez de Toledo se enfrenta a una multa de 700 euros por su indisciplina
  1. España
Nueva tormenta para Casado

Cayetana Álvarez de Toledo se enfrenta a una multa de 700 euros por su indisciplina

El grupo parlamentario del PP abre un procedimiento interno para sancionar a la exportavoz por votar en blanco a la elección del TC. Génova descarta, por ahora, abrirle expediente disciplinario por sus declaraciones

Foto: Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE/Enric Fontcuberta)
Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE/Enric Fontcuberta)

Cayetana Álvarez de Toledo se enfrenta a una sanción disciplinaria de entre 500 y 700 euros por desvelar que votó en blanco en la elección de los cuatro nuevos miembros del Tribunal Constitucional la semana pasada. El reglamento del grupo parlamentario popular es claro en este sentido y, aunque la dirección del mismo encuadra la rebeldía de la exportavoz en una estrategia de promoción de su nuevo libro, los casos de indisciplina en las votaciones se encuentran perfectamente reglados. Es más, el partido cambió hace apenas nueve meses sus normas de funcionamiento internas para poder sancionar estos casos a raiz de un encontronazo con la que fue número uno por Barcelona.

El reglamento de los grupos del PP en Congreso y Senado contempla que los casos de indisciplina de voto serán sancionados con una multa económica de hasta 700 euros. Álvarez de Toledo vulneró ese cógido de conducta de los parlamentarios populares, como ella misma ha reconocido, y, por tanto, tendrá que ser ahora la dirección de grupo quien decida cómo proceder contra ella. Fuentes de la dirección parlamentaria explican que se ha abierto un procedimiento interno a su exportavoz por ello ante un hecho contemplado como "grave" en estos reglamentos. No quieren ofrecer más detalles.

Estas normas de funcionamiento se modificaron previsamente hace unos meses para uniformalos al régimen disciplinario del partido. Fue la propia portavoz, Cuca Gamarra, quien en una reunión telemática con diputados y senadores celebrada el pasado mes de febrero comunicó que se iba a trasponer toda la normativa interna para recoger "algunas situaciones no contempladas hasta ahora" relativas a actitudes, iniciativas o preguntas de los parlamentarios. Esa modificación se hizo precisamente por Álvarez de Toledo, que en una entrevista en El Mundo aseguró que "Casado ha defraudado las esperanzas depositadas en él".

Foto: Cayetana Álvarez de Toledo, en una imagen de archivo. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

El "Reglamento del Régimen Disciplinario y de Garantías" del PP, que es el documento que sirvió para uniformar los regímenes internos en Congreso y Senado, recoge qué tipo de supuestos pueden ser penalizados. Además de las indisciplina de voto, en su artículo 5 se puede leer: "Cometen infracción grave quienes incurran en algunos de los siguientes supuestos: propagar, por cualquier medio, noticias que desprestigien al partido, sean descalificatorias del mismo o de cualquier de sus órganos de gobierno, representación o de los grupos institucionales o personas que los integran". También se sanciona "realizar declaraciones y manifestaciones públicas en nombre del partido que comprometan políticamente al mismo sin contar con la autorización expresa del presidente del Comité Ejecutivo que corresponda en sus diferentes ámbitos".

El PP quiere rebajar la polémica con Álvarez de Toledo y enmarca su actitud en una campaña de promoción de su libro

Esto en lo referente al grupo parlamentario porque en Génova prefieren rebajar la polémica con Cayetana Álvarez de Toledo. El malestar es máximo con ella pero no quieren incurrir en una contienda en público con ella. Las sanciones por declaraciones como las realizadas en las últimas horas, donde ha llegado a decir que el secretario general, Teodoro García Egea, hace 'bullying', o que el PP contaría con "material incriminatorio" contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se deberían dilucidar en el Comité de Derechos y Garantías nacional, un órgano de control interno que preside Andrea Levy. En este caso no hay contempladas sanciones económicas sino la suspensión temporal de la militancia.

Foto: Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE)

Lo recoge el mismo artículo 5 del citado Reclamento disciplinario del PP, que añade que "cualquier manifestación pública oral o escrita en los medios de comunicación que suponga descrédito, menosprecio o descalificación de cualquier afiliado al partido".

Las sanciones contempladas para infracciones graves llevan aparejadas "la suspensión de la afiliación por un periodo de tiempo entre uno y cuatro años", así como "la inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de éste por igual periodo de tiempo". Ambas sanciones no son excluyentes entre sí, aclara el PP. Cayetana Álvarez de Toledo continúa ejerciendo como vicepresidenta de la Comisión de Hacienda en el Congreso y como diputada rasa. En su libro, en las últimas páginas, indica que no piensa dejar el acta.

Cayetana Álvarez de Toledo Cuca Gamarra Teodoro García Egea Andrea Levy
El redactor recomienda