La guerra abierta (y sin cuartel) entre Lambán y Teruel Existe
  1. España
relato político de la España Vacía

La guerra abierta (y sin cuartel) entre Lambán y Teruel Existe

El cruce de descalificativos y las declaraciones encontradas provocan un distanciamiento político entre dos partidos que luchan por ganar la batalla política del Aragón vacío

Foto: Javier Lambán, en la localidad turolense de Albarracín. (EFE)
Javier Lambán, en la localidad turolense de Albarracín. (EFE)

El presupuesto presentado por el Gobierno de Sánchez para el año 2022 ha abierto la caja de los truenos en la provincia de Teruel. La guerra soterrada entre el PSOE aragonés y Teruel Existe por escenificar quién gana en el relato político de la España vaciada ha dado un salto más en la escalada de confrontación. Es una guerra abierta, pública y sin cuartel. No hay foro o intervención sobre el reto de la despoblación donde no se crucen declaraciones uno en contra del otro. O incluso que ambos se consideren autores intelectuales de las mejoras conseguidas para la provincia en las cuentas del próximo año.

En el sector más cercano al presidente aragonés, Javier Lambán, escenifican que los presupuestos recogen lo solicitado por el Gobierno regional tras meses de reuniones y citas con los ministerios. En Teruel Existe no dejan de reclamar su trabajo y esfuerzo por pactar las mejoras presupuestarias solicitadas y así votar a favor de las cuentas del Ejecutivo de Sánchez. Es la pescadilla que se muerde la cola. Tanto unos como otros se han embarcado en una carrera por ver quién hace más por la provincia turolense.

Foto: El portavoz de Teruel Existe, Toma Guitarte. (EFE)

Esta guerra abierta entre ambos no solo tiene como centro de atención los presupuestos de Sánchez. Es el futuro electoral del año 2023 el que más inquieta al PSOE y más incertidumbre genera en la agrupación de electores. El reciente registro de la marca Aragón Existe junto a la intención de Teruel Existe de concurrir a las elecciones hicieron saltar todas las alarmas en el entorno del barón socialista.

El movimiento acecha más al electorado del PSOE que al del PP. E incluso capta el voto tradicionalmente más aragonesista que aglutina el Partido Aragonés o la Chunta. Las encuestas internas de varios partidos ya apuntan a que si deciden presentarse al Parlamento regional lograrán de dos a cinco diputados en una provincia que tiene catorce representantes. Y serán los socialistas los principales perjudicados.

El nerviosismo en el PSOE

El movimiento Teruel Existe logró lo que nadie había conseguido: arrasó en las elecciones generales de 2019 por la provincia con el 26,8% de los votos. Un campanazo que despertó a los partidos tradicionales que habían gobernado el territorio y disparó todo tipo de críticas contra la plataforma electoral. Después de dos años de política activa en el Congreso de los Diputados, Teruel Existe está siendo la diana de todas las pullas. Especialmente desde el Gobierno regional. Más que sonada fue la frase de Lambán sobre el fenómeno: "Existir es fácil y está al alcance de todo ser, de Groenlandia o de Nueva York, de los elefantes, las serpientes, los perros y las personas". O uno de los más recientes, hace pocos días: "Los efectos que ha tenido la irrupción en política de Teruel Existe han sido absolutamente inexistentes".

Fuentes del Gobierno aragonés consultadas por El Confidencial aclaran que "no es una guerra sino una confrontación como con cualquier otro partido. Teruel Existe lo es y se le va a tratar como a uno más. Lo que se ha conseguido en Teruel ha sido gracias al PSOE, al PP y al Partido Aragonés en las últimas décadas". Estas mismas fuentes ponen de manifiesto que, a día de hoy, las dos inversiones más importantes en la comunidad son dos hospitales en la provincia turolense por decisión política del Gobierno de Lambán.

La distancia entre el PSOE de Javier Lambán y Teruel Existe es tal que nunca se han reunido institucionalmente

Al otro lado de la arena en esta confrontación está Tomás Guitarte, el dirigente más reconocido del movimiento Teruel Existe. "No comprendemos el nerviosismo del PSOE. Tendrán encuestas que dicen que lo estamos haciendo bien, pero no nos van a arrastrar a la pelea", explica el diputado a El Confidencial. La distancia entre las dos formaciones es tal que nunca se han reunido institucionalmente. Ni una cita informal para conocerse o entablar un inicio de relación. Una situación que Lambán solo mantiene con la agrupación de electores, ya que acostumbra a reunirse con el resto de líderes políticos.

El frente abierto entre ambos partidos se ha disparado con la presentación de los presupuestos generales para el año 2022. A juicio de Tomás Guitarte, "Lambán no acierta criticándonos y solo tiene que ver el acuerdo de investidura que firmó Sánchez con Teruel Existe. Nadie ha aportado más que Teruel Existe". Un extremo que no comparte el entorno del socialista. Y lo matizan con el último acuerdo recogido en las cuentas para bonificar el 20% de los costes laborales para Teruel. Un logro que vinculan al trabajo desarrollado por el Ejecutivo regional con reuniones en algunos de los países en los que ya se ha implantado la medida, como Noruega y Finlandia, y en las conversaciones con la comisaría de la Competencia.

Teruel: escenario incierto

Según el Observatorio Electoral publicado por El Confidencial, y bajo el análisis de Ignacio Varela, las próximas elecciones se decidirán en la llamada España vacía. Este escenario incierto para los partidos tradicionales provoca una mayor fragmentación del voto.

Las dudas del PSOE sobre Teruel Existe han provocado que, al margen de la crítica directa a la plataforma electoral, un cambio en el discurso catastrofista para destacar las virtudes de la provincia. Con ello ponen en valor el trabajo realizado por la política tradicional durante años y contrarrestan el mensaje de los de Guitarte. Desde el entorno de Javier Lambán aluden a que hay que abandonar "los tópicos de abandono y olvido que proyecta Teruel Existe en el resto del país. Teruel tiene un crecimiento económico y cultural como pocas provincias del interior".

Foto: Joaquín Vicente Egea, senador de Teruel Existe. (EFE)

"La plataforma Teruel Existe ha calado muy bien y con un voto muy transversal, indefinido ideológicamente y menor de 40 años", apunta la politóloga Carmen Lumbierres. Es por eso, sostiene, que en una provincia conservadora donde el PP aún tiene mucho arraigo, "el voto esté más disputado entre el PSOE y las formas no tan tradicionalistas de Teruel Existe".

El papel que ejerce la líder de los socialistas en la provincia, Mayte Pérez, insiste la politóloga, es parte del éxito de Teruel Existe "por las pocas expectativas orgánicas y electorales que transmite el PSOE". Sobre la marca forjada por Tomás Guitarte, como representante principal de la España vaciada, "provoca una inclinación más hacia el PSOE debido a su carácter o posicionamiento político en el Congreso", detalla el politólogo José Manuel Ruano.

En la expansión de la agrupación de electores por la provincia, con la creación de juntas comarcales, el diputado Tomás Guitarte detalla que percibe "un cordón sanitario que se está intensificando desde hace meses". "Hay personas que nos avisan de presiones de terceros para que no mantengan una relación con nosotros", añade el dirigente. Y apunta al sector de Lambán y Mayte Pérez en su "obsesión de que estamos en su ámbito sociológico y Teruel Existe es un movimiento transversal".

El presupuesto presentado por el Gobierno de Sánchez para el año 2022 ha abierto la caja de los truenos en la provincia de Teruel. La guerra soterrada entre el PSOE aragonés y Teruel Existe por escenificar quién gana en el relato político de la España vaciada ha dado un salto más en la escalada de confrontación. Es una guerra abierta, pública y sin cuartel. No hay foro o intervención sobre el reto de la despoblación donde no se crucen declaraciones uno en contra del otro. O incluso que ambos se consideren autores intelectuales de las mejoras conseguidas para la provincia en las cuentas del próximo año.

Teruel Teruel Existe Javier Lambán Aragón
El redactor recomienda