Zapatero, el literato, reúne al nuevo y viejo PSOE con su nuevo libro alejado de la política
  1. España
Centrado en la obra de Borges

Zapatero, el literato, reúne al nuevo y viejo PSOE con su nuevo libro alejado de la política

El ministro Iceta, Adriana Lastra, Carmen Calvo, José Blanco, Miguel Sebastián o Miguel Barroso, entre otros, apoyan al expresidente en su primera incursión en el mundo de la crítica literaria

Foto: El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en la presentación de su libro. (EFE)
El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en la presentación de su libro. (EFE)

Zapatero se reinventa. El nuevo registro del expresidente del Gobierno es la literatura y, en concreto, la critica de textos de uno de los autores más importantes del siglo XX, Jorge Luis Borges. Es una de sus facetas más desconocidas, la que ha definido como una “pasión desmedida por Borges, sólo superada por Sonsoles [Espinosa, su esposa] y la política”. A punto de cumplirse el décimo aniversario de uno de los hitos que marcó su mandato, el final de ETA, y de su salida precipitada de Moncloa en plena crisis económica, el exjefe del Ejecutivo realiza su primera incursión en el mundo de las letras.

Cuando acuda a su librería probablemente se encuentre con un nuevo volumen en la sección de novedades. Lleva por título ‘No voy a traicionar a Borges’ (editorial Huso) y fue presentado este lunes en Madrid. No busquen a un reconocido crítico literario detrás. Detrás de este volumen se encuentra Rodríguez Zapatero, que sigue con esta obra su propio camino y se desmarca de la senda que siguieron sus predecesores desvelando su pasión por el arte. Su pasión por Borges, que se la inculcó su “amigo”, el malogrado, José Antonio Alonso, el que fuera ministro de Interior y Defensa, y por la música de Bach, en la que le inició su mujer.

placeholder

No es habitual ver a un presidente del Gobierno leyendo prosa y recurriendo a figuras literarias. Hablando de amor, del universo, y conversando de tú a tú con Luis García Montero, el director del Instituto Cervantes. Quién lo diría. No es habitual porque, precisamente, este lunes otro expresidente del Gobierno, su sucesor, Mariano Rajoy, elevó la voz en el inicio de la Convención del PP para arremeter con dureza contra Sánchez. Cada ‘jarrón chino’ es diferente.

Zapatero sigue teniendo tirón en el PSOE. A la presentación acudieron dirigentes del actual partido y pesos pesados del pasado y no tan lejanos. El ministro de Cultura, Miquel Iceta, estuvo a su lado y la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, también. La exvicepresidenta y ahora diputada rasa Carmen Calvo, optó por un lateral del respetable. “Hola, Carmen, qué alegría de que estés aquí”, le dijo el protagonista cuando la vio. También quisieron acompañarle el embajador de Argentina, Ricardo Alfonsín, y el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Fernández Trigo.

Zapatero: "Hay que leer y releer, y si lo que lees no te divierte, déjalo"

Más protagonismo tuvieron varios de los que acompañaron a Zapatero en su llegada a La Moncloa y quienes siguen a su lado pese a todo lo que pasó en esos años marcados por la situación económica que relata el expresidente en ‘El dilema: 600 días de vértigo’. Se pudo ver, por ejemplo, a José Blanco, otrora todopoderoso secretario de Organización del PSOE, hoy centrado en su agencia de asuntos públicos, o al exministro Miguel Sebastián. También estuvo el empresario Antonio Catalán, amigo personal del exmandatario, o el que fuera su colaborador José Andrés Torres Mora. Además, estuvo arropado por el ex secretario de estado de Comunicación Miguel Barroso.

Foto: El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. (EFE) Opinión

“Siempre estaremos en deuda con la cultura y con la creación”, dijo el Zapatero más culto y, en una referencia casi más filosófica, se refirió a la “obligada humildad que merece cada ser humano en su trayectoria”. Nada que ver con el político que gobernó durante siete años o el que ganó aquel Congreso Federal del PSOE de junio de 2000.

Zapatero se definió como “borgiano”. Situó al argentino en la “cima intelectual y literaria” y, cómo no, de Beatriz Vitervo, la amada muerta de Borges en ‘El Aleph’. Yolanda Díaz, por cierto, le falló a última hora. La vicepresidenta segunda, persona de confianza del expresidente, excusó su asistencia al acto para cerrar sobre la bocina una nueva prórroga de los ERTE. La ministra de Trabajo y el de Inclusión, José Luis Escrivá, tuvieron que ‘arremangarse’ a última hora para completar el acuerdo. Zapatero dejó un consejo a los más jóvenes: “Hay que leer y releer”. “Y si lo que lees no te divierte, déjalo”.

PSOE Política José Luis Rodríguez Zapatero
El redactor recomienda