Isabel Rodríguez, toda una vida como socialista, desde la cuna al Senado
  1. España
perfil

Isabel Rodríguez, toda una vida como socialista, desde la cuna al Senado

En una diputación provincial históricamente dominada por el PSOE, Rodríguez no tardó en ganar protagonismo

placeholder Foto: Isabel Rodríguez. (EFE)
Isabel Rodríguez. (EFE)

La alcaldesa de Puertollano y exdiputada del PSOE Isabel Rodríguez (Abenójar, 5 de junio de 1981) cursó la carrera de Derecho en la Universidad de Castilla-La Mancha y se licenció en 2004. El interés por la política le viene de casa, ya que nació en una familia profundamente ligada al PSOE de la provincia de Ciudad Real. Como casi todos los que se iniciaban en política en aquella época, en su juventud no tardó en afiliarse a las Juventudes Socialistas (JJSS), donde le tocó bregar con la lucha por el ascensor social de las juventudes políticas. "Estamos hablando de antes de que surgieran Podemos y Ciudadanos, cuando solo había dos partidos, así que imagínate lo que eran las juventudes del PSOE o del PP: éramos todos una panda de chavales peleándonos por conseguir pequeños cargos e ir subiendo peldaños hasta llegar a los políticos 'mayores", asegura. Pero no hubo demasiadas dudas en cuanto al liderazgo de Isabel: “En este tipo de colectivos todos somos un poco ‘trepas’, pero ella era la más preparada. Estaba claro que tenía que ser la secretaria general y ganó por mayoría y de manera merecida”.

Durante aquellos años, su figura se hizo visible en la joven política ciudadrealeña. En una diputación provincial históricamente dominada por el PSOE, Rodríguez no tardó en ganar protagonismo: “El PSOE llevaba muchos años en la Diputación y en la Junta [de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM)], así que en cualquier acto las dos instituciones se invitaban y llevaban a gente joven. E Isabel siempre estaba allí”.

Foto: Isabel Rodríguez. (EFE)

“Ten en cuenta la vida que lleva cualquiera que estuviera entonces en las juventudes de un partido: igual tenías que irte un domingo a las nueve de la mañana a un pueblo de 1.500 habitantes a repartir cuatro panfletos. Eso cuando tienes entre 18 y 25 años, ¿a quién le apetece eso? Esos eran los actos en los que se veía quién podía medrar (porque iba a cualquier acto del partido) y quién no. Isabel siempre estaba allí, así que fue ganando visibilidad”, afirma su excompañero.

La senadora más joven

“Estaba claro que iba a acabar ascendiendo muy rápido”, cuenta a este diario un ex director general de Juventud de la Junta de C-LM. “Estaba muy preparada, le gustaba la política, era del PSOE de toda la vida, tenía talento, era joven, era mujer… Aunque en el año 2000 aún tenía 19 años, se veía venir que su futuro estaba en la política nacional”. Y así fue: en 2004, con 22 años, Rodríguez fue elegida senadora por Ciudad Real, convirtiéndose en la senadora más joven de la historia de la democracia.

En 2004, se convirtió en la senadora más joven de la democracia… tras no conseguir entrar en las listas al Congreso. Lo que la gente no sabe es que las quinielas la situaban en un objetivo mucho mayor: “Isabel sonaba como candidata al Congreso”, afirma el ex director general de Juventud de C-LM, “pero había muchas ‘hostias’ por entrar en la lista. El PSOE tenía asegurados dos diputados y luchaba por un tercero. Los dos primeros de la lista estaba claro que serían Clementina Díez de Baldeón [histórica diputada del PSOE y mujer del expresidente de C-LM José María Barreda] y Manuel Marín [expresidente del Congreso], la lucha estaba en el tercer puesto. Muchos apoyaron a Isabel, pero al final colocaron a Sebastián Fuentes”.

En 2007 abandonó el Senado para continuar en el Gobierno castellano-manchego de José María Barreda

Su entrada en el Senado hizo que Rodríguez cogiera experiencia en el ámbito territorial que ahora deberá abordar. Tres años más tarde, en 2007, abandonó el Senado para continuar en la política territorial: esta vez dentro del Gobierno castellano-manchego de José María Barreda, que la situó como directora general de Juventud. En 2008, su CV fue engordando: el PSOE de C-LM la nombró secretaria de Comunicación y portavoz regional, mientras que Barreda la colocó, pocos meses después, en septiembre, como portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Pero su futuro estaba en el Congreso. En 2011, Rodríguez fue segunda en la lista del PSOE al Congreso por Ciudad Real, tan solo por detrás de José María Barreda, y se convirtió en diputada nacional, un cargo que fue manteniendo durante ocho años, hasta las elecciones de mayo de 2019. En esos años, la nueva ministra fue asumiendo diversas labores en el Congreso:

  • Vocal de la Diputación Permanente desde el 18/08/2016 al 04/07/2017
  • Portavoz Sustituto de la Junta de Portavoces desde el 20/06/2017 al 19/07/2017
  • Portavoz adjunta de la Junta de Portavoces desde el 02/08/2016 al 20/06/2017
  • Vocal de la Comisión Constitucional desde el 12/09/2016 al 25/09/2017
  • Vocal de la Comisión de Justicia desde el 13/09/2016 al 20/07/2017
  • Adscrita de la Comisión de Industria, Energía y Turismo desde el 22/09/2016 al 19/12/2016
  • Adscrita de la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital desde el 19/12/2016 al 21/06/2018
  • Vocal de la Comisión de Reglamento desde el 12/09/2016 al 22/08/2017
  • Vocal de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional desde el 16/11/2016 al 17/07/2017

“Tuvo muchos cargos, pero creo que todos, ella también, esperábamos que tuviese más protagonismo”; resume el ex director general de Juventud de C-LM. Según los datos del Congreso, en su última legislatura Rodríguez presentó apenas tres iniciativas parlamentarias (una, dos y tres) y tres intervenciones (una, dos y tres).

Sin oposición interna

“Estaba claro que el futuro de Isabel estaba en la política nacional, pero esos ocho años en el Congreso no le sirvieron de mucho: no jugó grandes papeles ni fue medrando, así que decidió volver a la política local”. En 2019, tras una candidatura que no tuvo oposición interna, se presentó a la alcaldía de Puertollano, histórico feudo socialista, que ganó sacando más del doble de votos que Ciudadanos y casi el triple que el PP.

Desde su llegada a la alcaldía, la labor de Rodríguez tenía un reto esencial: continuar la reconversión de un municipio que en las últimas décadas pasó de ser un núcleo minero a uno industrial del petróleo y ahora, tras la caída de las industrias más contaminantes, lucha por hacerse un hueco entre las renovables. La labor no era fácil: en los peores años de la crisis previa, Puertollano había sido el foco negativo de España, ya que fue una de las tres localidades de más de 50.000 habitantes donde más aumentó el paro. Pero el covid dio al traste con cualquier otro plan: desde 2020, la labor de la exalcaldesa de Puertollano se centró en intentar controlar tanto la crisis pandémica como la económica.

Ciudadanos Partido Popular (PP) PSOE