La borrasca Lola presenta un "tiempo inseguro" para el domingo y el lunes
  1. España
Según la AEMET

La borrasca Lola presenta un "tiempo inseguro" para el domingo y el lunes

La borrasca ha traído desde el viernes polvo en suspensión desde África y ha dejado chubascos generalizados, acompañados de tormentas, en la mayor parte de la Península

placeholder Foto: La borrasca Lola traerá "tiempo inseguro" hasta el lunes. (EFE)
La borrasca Lola traerá "tiempo inseguro" hasta el lunes. (EFE)

Ya hacía un tiempo que la previsión meteorológica en España no se veía agitada por una borrasca. La llegada de la borrasca Lola, que se ha ido acercando a Europa continental en estos días y con frentes en la geografía española, rompió este viernes 23 de abril la racha sin ciclones de bajas presiones dando lugar a "un episodio de precipitaciones generales en la mayor parte de la Península", que se extenderá hasta, al menos, el lunes 26 de abril. Toda la Península y las islas Baleares se están viendo afectados por estos chubascos, solapados por intervalos sin lluvia y acompañados de tormentas, que se esperan localmente fuertes sobre todo en la jornada de este domingo en el oeste peninsular. La inestabilidad no alterará el tiempo o lo hará mínimamente en las islas Baleares, que además del litoral sureste se librará el domingo y el lunes con mayor probabilidad de las lluvias intensas, de acuerdo con la previsión meteorológica de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Tal y como explicó el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, el Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera (IPMA, por sus siglas) ha sido el encargado de nombrar, siguiendo los criterios de nomenclatura establecidos en conjunto por los servicios meteorológicos de Portugal, Francia, España y Bélgica —conocidos también como el Grupo Suroeste Europeo— esta nueva borrasca de "gran impacto", que el día 21 de abril activó avisos de nivel naranja y fuertes rachas de viento en Ozores. Según recuerdan desde la Aemet, estos organismos meteorológicos solo nombran una borrasca cuando es considerada de gran impacto, para lo que debe generar avisos naranjas por rachas de viento muy intensas, temporal marítimo fuerte o lluvias y nevadas intensas sobre unas áreas afectadas que deben ser amplias.

Lola es la duodécima borrasca bautizada en lo que va de temporada y la primera que discurre desde el pasado 17 de febrero, cuando la Agencia de Meteorología patria nombró al ciclón Karim. A pesar de que es considerada una depresión de gran impacto, la presencia de esta nueva borrasca en el Atlántico "no provocará en España un temporal de vientos intensos", de acuerdo con lo que indicó Del Campo, aunque avisó de que sí provocaría "algunas rachas intensas en zonas del litoral de la mitad sur y también en áreas de montaña de esa misma mitad", así como podría generar "mar revuelta en el área mediterránea, sobre todo en el entorno de Alborán". Además, al impulsar Lola vientos del sur, al acercarse la borrasca al país se trasladará también polvo en suspensión desde el continente africano, lo que hará que las lluvias estén acompañadas de barro en la mitad sur de la Península y el área mediterránea.

En este sentido, dado que Lola impulsa vientos del sur, la previsión para el viernes y el sábado era de una subida de las temperaturas, aunque con descenso el domingo cuando se esperaba que la borrasca estuviera más cerca y los vientos fueran hacia el este y sudeste. Los cambios en los termómetros estaba previsto que provocaran que, en la zona del Cantábrico, se diera un ambiente más cálido para la época; mientras que en el área del Mediterráneo fuera más fresco de lo habitual. Así, en ciudades como Bilbao o Santander, se superarán los 25 grados, y el riesgo de incendio "será muy alto o extremo" en muchos puntos del Cantábrico oriental, por lo que la Aemet recomienda ser precavidos.

El viernes se vivió "un día de relativa tregua", tal como anunció el portavoz de la Aemet, con algunos chubascos a partir del mediodía en la Península y las islas Baleares, y lluvias en Galicia, que se vería afectada en la tarde del viernes por uno de los frentes asociados a Lola, con chubascos tormentosos que extendidos al resto del tercio occidental peninsular y Canarias. Por ello llovería en el archipiélago canario, donde las precipitaciones continuaron el sábado en las islas más montañosas. Ese día, el 24 de abril, aunque la borrasca Lola continuó aún algo alejada de la Península, tal y como apuntó Del Campo, fue especialmente lluvioso también en Galicia, oeste de Castilla y León, Extremadura, oeste de Casilla-La Mancha y Andalucía.

Además, en el área del Estrecho, no se descartó la posibilidad de que las precipitaciones pudieran ser fuertes, así como tampoco que hubiera chubascos en otros puntos de la Península, especialmente en el sureste. "Es poco probable que las lluvias lleguen el sábado al Cantábrico oriental, Navarra, el norte de Aragón y Cataluña", informa Rubén del Campo. En lo que respecta a las Baleares, se pueden esperar precipitaciones "débiles y dispersas", sobre todo en Ibiza y Formentera.

La inestabilidad será más acusada el domingo y el lunes, cuando Lola ya se habrá acercado más, al darse lo que la Aemet llama "tiempo inseguro", ya que esas dos jornadas existirá "permanentemente" la posibilidad de que caigan chubascos tormentosos en casi toda la Península, recalcan desde la Aemet en su previsión meteorológica, aunque inciden en que no se darán lluvias continuadas, sino más bien "chaparrones con intervalos sin lluvias". Este domingo los chubascos podrán ser localmente fuertes en puntos del centro del país, mitad sur e interior de Cataluña, replicándose el lunes en el nordeste de Castilla y León y áreas aledañas. Además, estas tormentas ocasionales serán más abundantes y frecuentes en el Cantábrico y, de nuevo, en el oeste del país, sobre todo en el suroeste de la Península.

Meteorología Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)
El redactor recomienda