Es noticia
Menú
El CIS de marzo dispara al PSOE y a Vox y hunde a Podemos
  1. España
Anterior al cisma en Murcia y Madrid

El CIS de marzo dispara al PSOE y a Vox y hunde a Podemos

El barómetro, que no recoge el anuncio de adelanto electoral ni la implosión de Ciudadanos, sitúa al bloque de la derecha (PP, Vox, Cs) por delante de la izquierda (PSOE, Podemos)

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

El CIS de marzo dispara al PSOE y a Vox en términos de intención de voto y hunde a Unidas Podemos. El barómetro, realizado a principios de este mes, recoge el efecto de las elecciones en Cataluña del 14-F, pero no así los últimos acontecimientos políticos que han trastocado el tablero nacional: la moción de censura en Murcia, la implosión de Ciudadanos y el anuncio de convocatoria anticipada de elecciones en la Comunidad de Madrid. Tampoco la salida de Pablo Iglesias de la vicepresidencia del Gobierno de España para ser el candidato el próximo 4 de mayo frente a Isabel Díaz Ayuso.

Este es, por tanto, un sondeo de transición, según el cual el PSOE amplía aún más su ventaja sobre el PP, en más de 13 puntos porcentuales. Pedro Sánchez está disparado en intención de voto (31,3%) frente a Pablo Casado que prolonga su caída en nueve décimas: 17,9%. Vox se acerca peligrosamente al PP, con el 15%, confirmando que su éxito electoral en Cataluña tiene eco nacional. Los de Santiago Abascal vuelven a ser los que más suben, 1,4 puntos en el último mes. Sin embargo, no logran mejorar su techo de votos de las últimas generales. Génova confía ahora en Díaz Ayuso y la campaña madrileña para cortar en seco la galopada de Santiago Abascal.

Unidas Podemos es la opción que más fuerza pierde en este último mes, 1,6 puntos menos (9,6%) igualados con Ciudadanos. Si la estrategia de confrontación directa con el PSOE les sirvió para marcar perfil propio y salvar los muebles en Cataluña, superado el 14-F los votantes parecen decir basta. El CIS de marzo coincidió con la oleada de altercados violentos en España por la detención del rapero Pablo Hasél, que la formación de Iglesias alentó.

El estudio demoscópico que dirige José Félix Tezanos fue realizado entre el 1 y el 11 de marzo, por lo que no refleja tampoco la implosión de Ciudadanos, partido al que le ofrece una ligera subida de dos décimas respecto a febrero: 9,5% de los votos. Curiosamente, mejoraría 2,3 puntos sus resultados de las generales de noviembre de 2019.

Lo que sí se refleja es un vuelco entre los dos bloques ideológicos con respecto al mes anterior: PP, Vox y Cs suman más (42,4%) que PSOE y Podemos (40,9%). Así ocurrió también en las elecciones generales: 42,6% frente al 37,8% que lograron los dos partidos del Gobierno, que amarraron su investidura con el apoyo de las formaciones nacionalistas del Congreso y otros partidos más pequeños de la izquierda.

En cuanto a la nota que reciben los líderes por parte de los ciudadanos, se repite el suspenso general. El presidente Pedro Sánchez se mantiene el primero de la clase política (4,4) por delante de Inés Arrimadas (3,4) a la que no pasaría factura el desastre electoral de Cs en Cataluña. Les siguen Pablo Casado, que repite con un 3,3 de nota media y Pablo Iglesias, con un 3. Abascal sigue siendo el peor valorado por los españoles (2,6).

El CIS de marzo dispara al PSOE y a Vox en términos de intención de voto y hunde a Unidas Podemos. El barómetro, realizado a principios de este mes, recoge el efecto de las elecciones en Cataluña del 14-F, pero no así los últimos acontecimientos políticos que han trastocado el tablero nacional: la moción de censura en Murcia, la implosión de Ciudadanos y el anuncio de convocatoria anticipada de elecciones en la Comunidad de Madrid. Tampoco la salida de Pablo Iglesias de la vicepresidencia del Gobierno de España para ser el candidato el próximo 4 de mayo frente a Isabel Díaz Ayuso.