El peligro de repetir el mismo error: abrir antes de que se vacíen los hospitales
  1. España
CORONAVIRUS: DATOS DE LA SEMANA

El peligro de repetir el mismo error: abrir antes de que se vacíen los hospitales

La tercera ola comenzó cuando los hospitales aún tenían un porcentaje alto de ocupación por pacientes de covid-19. Ahora que se habla de la Semana Santa, ¿cómo llegarán a esa fecha?

placeholder Foto: Imagen: El Confidencial.
Imagen: El Confidencial.

España cometió dos errores en diciembre: no solo intentó salvar la Navidad, también tuvo la oportunidad de rectificar y apenas lo hizo. El inicio de la tercera ola no fue consecuencia del aumento de los contactos en las fiestas, sino de una relajación demasiado apresurada de las restricciones impuestas en otoño. Superado el pico de la segunda ola, las comunidades aliviaron las medidas. El resultado fue que, tras el puente de la Constitución, los casos comenzaron a subir de nuevo. "Vamos a un periodo en el que es muy probable que mantengamos una tendencia ascendente hasta, por lo menos, si las previsiones se mantienen, mitad o incluso finales del mes de enero", avisó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, el 17 de diciembre.

La OMS advierte a España del peligro de suavizar restricciones muy rápido

En ese momento, los hospitales aún acogían a muchos enfermos de covid-19: 11.224, 3.120 de ellos en las UCI. La ocupación sobre el total de camas de agudos disponibles era del 9,14%, un 20,1% en las unidades de cuidados intensivos. La nueva ola pilló a los hospitales aún saturados, lo que provocó que comunidades autónomas cuyo pico fue inferior al del otoño tuvieran más pacientes ingresados.

Ahora, la situación es parecida. La incidencia del virus sigue en niveles muy altos, pero algunas comunidades ya han decidido levantar algunas restricciones. Y la Semana Santa, en un país tan dependiente del turismo, aparece en el horizonte como objeto de salvación. "Nos equivocamos si planteamos los objetivos en cuanto fecha", dijo Simón este jueves. El director del CCAES advirtió del peligro de ir demasiado rápido en la desescalada de restricciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este jueves del peligro de relajar demasiado pronto las medidas. "Reducciones relativas no significa que las tasas de transmisión sean bajas. En España, vemos una caída relativa muy significativa, pero las tasas de transmisión se mantienen muy altas", dijo Catherine Smallwood, la responsable de Emergencias para Europa. "Este virus se beneficiará de cualquier oportunidad que le demos para transmitirse, y lo hará más rápido de lo que creemos, el contagio subirá muy rápido y bajará de forma más lenta. Cada vez que levantamos una restricción, que abrimos una parte de la sociedad, cambia el equilibrio a favor del virus".

Para evitar que en una posible nueva ola epidémica suceda lo mismo que en la tercera, pero también para dar un respiro a profesionales que llevan un año trabajando casi sin descanso, no basta solo con doblegar la curva de contagios, también hay que vaciar los hospitales. Y eso cuesta más tiempo conseguirlo, debido al elevado tiempo de hospitalización que requieren los pacientes más graves.

Desde la última semana de enero, el número de nuevas hospitalizaciones está cayendo, igual que el número de hospitalizados, que en los últimos días disminuye a un ritmo mayor que en la segunda ola. Desde el 3 de febrero, las altas superan a los ingresos, aunque ese dato incluye los fallecimientos, que están alcanzando cifras diarias que no se veían desde la pasada primavera.

A 10 de febrero, los hospitales españoles aún tenían 23.500 enfermos de covid-19, 4.432 en las UCI. Ambas cifras están por encima del pico de la segunda ola, que se situó en los 21.051 del 10 de noviembre. El suelo fueron los 10.744 del 23 de diciembre, casi mes y medio después. Una evolución similar, suponiendo que el descenso sea continuo y sin altibajos, haría llegar España a Semana Santa con más de 10.000 hospitalizados por coronavirus, pero el ritmo de descenso permite ser más optimistas.

Coronavirus
El redactor recomienda