Iglesias complica aún más la entrega de Puigdemont por la Justicia belga
  1. España
Aviso en la última sentencia

Iglesias complica aún más la entrega de Puigdemont por la Justicia belga

La Justic¡a belga valora palabras como las del vicepresidente para rechazar entregas, como se demostró en el caso del 'exconseller' Lluís Puig

placeholder Foto: El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)
El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE)

Las palabras de Pablo Iglesias sobre Carles Puigdemont echan más leña al fuego ante las dudas de Bélgica respecto a la entrega de los huidos del 'procés', entre ellos, el 'expresident'. La extradición ya se tambalea después de conocerse la última decisión sobre uno de los 'consellers' refugiados en Bruselas, Lluís Puig. Entre los argumentos para negarse a ella, el tribunal de apelación estimó el riesgo de vulneración de la presunción de inocencia sobre la base de las declaraciones de políticos y asociaciones de jueces y fiscales. Afirmaciones como la del vicepresidente contribuyen así a respaldar el argumento de su defensa de que la causa en su contra es política y, por tanto, cuestionable.

En una entrevista concedida al programa 'Salvados', Iglesias comparó el 'exilio' de Puigdemont con el de los republicanos que huyeron del franquismo. Pese al aluvión de críticas recibidas, el vicepresidente se inclinó este martes por mantener sus palabras: lejos de rectificar o de pedir disculpas, se limitó a reconocer que "los contextos históricos" de un caso y del otro son "diferentes". "No comparto los objetivos políticos de Puigdemont, pero si está en Bruselas, no es por robar dinero a nadie, ni por intentar enriquecerse ni meter la mano en el bolsillo de nadie, sino por llevar sus ideas políticas hasta un extremo por vías erróneas no indiferentes al derecho. De alguna manera, se ha jodido la vida para siempre por sus ideas políticas, que yo no comparto, y no creo que sus actos como 'president' sean indiferentes al derecho", aseguró en el mencionado programa.

Iglesias no retira sus palabras sobre el exilio de Puigdemont

Sus palabras se emitieron tras la sentencia sobre el 'exconseller' Puig, fallo que la defensa de los huidos considera clave para vaticinar que el futuro del 'expresident' seguirá el mismo camino, pues en ella se llama la atención sobre el peligro de que se viole con la entrega la presunción de inocencia. "El riesgo también debe tomarse muy en serio", dice la sentencia, y se remite a las conclusiones documentadas ampliamente del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU "en relación con las declaraciones hechas por altos funcionarios y autoridades sobre la culpabilidad de las personas afectadas".

Foto: Lluís Puig, hoy (Reuters)

Estos comentarios de Iglesias, por tanto, no caen en saco roto. La defensa de Puigdemont lo sabe bien y ha ido recabando y aportando testimonio de todas las alegaciones que se han realizado desde el Gobierno. Lo ha hecho con anterioridad con afirmaciones de Pedro Sánchez, con su promesa electoral de traerle de vuelta a España, por ejemplo, y, como adelantó 'Vozpópuli', lo volverá a hacer en el caso de Iglesias.

La sentencia de Bélgica sobre Lluís Puig incluye otro componente que se aviva con la afirmación del líder de Unidas Podemos: uno de los argumentos de los magistrados belgas es el convencimiento de los jueces que la suscribieron de que puede existir respecto a los acusados del 'procés' un riesgo de violación de los derechos fundamentales. Las distintas alegaciones de los letrados insisten una y otra vez en la politización del proceso judicial y "la criminalización" de su ideología política. Las manifestaciones de Iglesias apoyan esta misma idea. Y vienen de uno de los más altos cargos del Ejecutivo español.

Foto: Pablo Iglesias. (EFE)

La decisión sobre Lluís Puig provocó satisfacción en la defensa, que también aplaude las palabras del líder de Unidas Podemos. Consideran que, tras Puig, vendrá un efecto dominó que ya será imparable. Tanto es así, que la tramitación del suplicatorio por parte del Parlamento Europeo, que hasta ahora preocupaba al entorno del 'expresident' por el peso de la decisión del legislativo sobre el judicial, ha pasado a un segundo plano y ya ni siquiera inquieta. No hay nada —aseguran— que pueda alterar las buenas previsiones que manejan. Una vez despejado el suplicatorio y, en caso de que la Eurocámara lo apoye, la Justicia belga tomará su decisión final.

El propio Puigdemont aplaudió las polémicas declaraciones. En un hilo de mensajes de Twitter expresó su "respeto y agradecimiento" por solidarizarse con su situación. Descató que le "sabe mal la ola de incomprensión que está recibiendo" Iglesias. "Debería hacer reflexionar a todos los que participan de este ensañamiento que hace años que recibimos algunos", porque "no es sano, para ninguna democracia, que se estigmaticen las personas que luchan políticamente por objetivos legítimos". "La criminalización y la deshumanización de los disidentes políticos es una actitud incompatible con la democracia. Pablo Iglesias se ha desmarcado de esta narrativa. Esto no lo hace cómplice de ninguna estrategia independentista", dijo.

Las palabras de Pablo Iglesias sobre Carles Puigdemont echan más leña al fuego ante las dudas de Bélgica respecto a la entrega de los huidos del 'procés', entre ellos, el 'expresident'. La extradición ya se tambalea después de conocerse la última decisión sobre uno de los 'consellers' refugiados en Bruselas, Lluís Puig. Entre los argumentos para negarse a ella, el tribunal de apelación estimó el riesgo de vulneración de la presunción de inocencia sobre la base de las declaraciones de políticos y asociaciones de jueces y fiscales. Afirmaciones como la del vicepresidente contribuyen así a respaldar el argumento de su defensa de que la causa en su contra es política y, por tanto, cuestionable.

Carles Puigdemont Bélgica Pablo Iglesias Independencia de Cataluña
El redactor recomienda