Iglesias no se retracta y mantiene su posición sobre Puigdemont y el exilio republicano
  1. España
reconoce que el contexto puede ser diferente

Iglesias no se retracta y mantiene su posición sobre Puigdemont y el exilio republicano

"Si lo que pretenden algunos es que yo me sume a la criminalización del independentismo, para eso ya tienen a muchos políticos. A mí no”, ha afirmado el vicepresidente

placeholder Foto: Pablo Iglesias. (EFE)
Pablo Iglesias. (EFE)

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, no se ha retractado de sus polémicas declaraciones en las que equiparó la situación de los exiliados republicanos con la del expresidente catalán, Carles Puigdemont, y ha insistido en que no quiere contribuir a la "criminalización" del independentismo.

Solo ha reconocido a la prensa, antes de participar este martes en la Conferencia de Embajadores, que se celebra desde ayer en la Casa de América, que los "contextos históricos" que motivaron el exilio republicano español y la marcha de Puigdemont son diferentes. "Con respecto a los contextos históricos ya le digo que esto no es opinable, claro que los contextos históricos son diferentes y que no tiene que ver el contexto histórico actual con el contexto histórico de una guerra contra el fascismo y una dictadura militar criminal”, ha matizado respecto a sus palabras en una entrevista televisiva el pasado domingo.

Foto: Pablo Iglesias, en 'Salvados'.

“El compromiso de mi fuerza política con los republicanos, los exiliados y la memoria histórica no está en cuestión, pero si lo que pretenden algunos es que yo me sume a la criminalización del independentismo, para eso ya tienen a muchos políticos. A mí no”, ha afirmado.

Sin embargo, no ha querido responder a las exigencias de rectificación de formaciones de izquierda y las asociaciones memoralísticas que agrupan a familiares de los republicanos españoles que tuvieron que huir durante la Guerra Civil y la posguerra para escapar de la represión de la Dictadura.

Él ha centrado su contestación en la actitud de las fuerzas de "derecha" y "extrema derecha" que le han afeado las manifestaciones que el domingo pasado hizo en una cadena televisiva.

Foto: El "Stanbrook" en el puerto de Orán, donde llegó el 29 de marzo de 1939 con 3.000 exiliados a bordo. (EFE)

Es más, Iglesias las ha dado por buenas si van a servir para que partidos como el PP, o incluso Vox, vayan a respaldar la reforma de la Ley de Memoria histórica que está tramitando el Gobierno de coalición, que, según ha enfatizado, determinará por vez primera que el Estado sea responsable de la exhumación de los miles de víctimas de la dictadura aún enterradas en fosas comunes.

Así que, tras considerar "llamativo" que "fuerzas políticas y mediáticas que han estado en contra de la Ley de Memoria Histórica se acuerden ahora de los republicanos españoles", el vicepresidente ha rechazado que le puedan dar "lecciones" y ha aprovechado para recordar que estos partidos "impiden" que se investiguen en el Congreso los "supuestos delitos" del rey Juan Carlos.

También ha recordado Pablo Iglesias a su abuelo, condenado a muerte y encarcelado "por republicano y antifascista"; a su padre, "que estuvo en la cárcel por republicano", y a su madre, que "militó en la clandestinidad", para recalcar que no acepta lecciones "de los que en este país gobiernan con los que reivindican los Gobiernos terroristas de la dictadura".

Y respecto a sus palabras sobre Puigdemont, al que considera exiliado por defender sus ideas, ha manifestado: "Les digo con toda claridad que no me voy a sumar a la criminalización del independentismo, ni el vasco ni el catalán".

Foto: Pablo Iglesias y Carles Puigdemont en una foto de archivo. (EFE)

Ha añadido que no lo hará "por fuertes que sean los poderes económicos y mediáticos" que tenga detrás el "coro" que criminaliza "a alguien por sus ideas".

Sobre los reproches recibidos de las asociaciones memorialísticas se ha limitado a apuntar que "todas las críticas hay que aceptarlas con deportividad" y ha subrayado que "el compromiso" de Podemos con la memoria de antifascistas y exiliados "no está en cuestión".

Iglesias ha asegurado que hace poco habló con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, para recordarle que es una "obligación de España" la repatriación de los restos de destacados exiliados que murieron en el exilio, como el ministro republicano Julio Jiménez Álvarez del Vayo, para inhumarlos en España "con honores".

Su formación, ha añadido, está pidiendo al PSOE, el partido con el que gobierna, que se acometan esos traslados de republicanos cuyas familias quieren que descansen en España.

Carles Puigdemont Memoria histórica Pablo Iglesias Republicanos españoles