El Gobierno elude la autocrítica y se aferra al plan de la segunda ola para frenar la tercera
  1. España
siguen subiendo los contagios

El Gobierno elude la autocrítica y se aferra al plan de la segunda ola para frenar la tercera

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud se reunió este miércoles entre las peticiones de varias comunidades de un confinamiento domiciliario y la reticencia del Gobierno

Foto: Imagen de la reunión del Consejo Interterritorial del SNS celebrada este miércoles. (EFE)
Imagen de la reunión del Consejo Interterritorial del SNS celebrada este miércoles. (EFE)

El Gobierno no considera equivocadas las medidas adoptadas durante diciembre y la Navidad y cree que el plan acordado en octubre para hacer frente a la segunda ola servirá para frenar la tercera. Esa es la postura que defiende ante varias comunidades autónomas que ya han pedido un confinamiento domiciliario para hacer frente a una situación que el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, califica de "muy preocupante".

"En la segunda ola aplicamos medidas que dieron sus frutos y que van a dar sus frutos para controlar este aumento de la incidencia", dijo Illa, que auguró un aumento de los contagios y las hospitalizaciones en las próximas semanas. Varias regiones, como Castilla y León y Andalucía, han pedido al Gobierno un confinamiento domiciliario, para lo que sería necesario modificar el estado de alarma en vigor. El presidente asturiano, Adrián Barbón, hizo un llamamiento al autoconfinamiento para doblegar la curva.

El Ministerio de Sanidad notificó este miércoles más de 38.000 nuevos casos, la peor cifra desde el inicio de la pandemia en un día que no es un lunes. La incidencia acumulada (casos por 100.000 habitantes) a 14 días roza ya los 500 casos (492,88 1) y es previsible que siga creciendo en los próximos días. La ocupación de las UCI por pacientes de covid-19 está cerca del 28% a nivel nacional, con tres comunidades por encima del 40%.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del CISNS celebrada este miércoles. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del CISNS celebrada este miércoles. (EFE)

"Tenemos la experiencia de haber derrotado una segunda ola con una estrategia que ha funcionado. Si se aplica la misma estrategia, consigueremos el mismo resultado", aseguró Illa. El Gobierno se agarra a las medidas recogidas en el documento 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19' y al estado de alarma aprobado del 25 de octubre, que permite a las comunidades imponer un toque de queda y cerrar perimetralmente todo o parte de su territorio.

"Tanto en el plan de respuesta como en las actuaciones coordinadas hay medidas suficientemente duras amparadas por el estado de alarma. Desde las restricciones de movilidad nocturna al cierre perimetral. Son medidas duras y restrictivas. Medidas que con el cumplimiento responsable de la ciudadanía han dado sus frutos", dijo la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, que acompañó a Salvador Illa en la rueda de prensa posterior al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Foto: Dos técnicos de ambulancias trasladan a un paciente en el Hospital del Mar de Barcelona, el viernes. (EFE)

En ese foro, dijo el ministro de Sanidad, no se habló mucho del plan para Navidad, que supuso una rebaja de las restricciones impuestas para luchar contra la segunda ola y que está siendo muy criticado a la vista de la evolución de la pandemia tras las fechas navideñas. "Algún colega ha hecho algún comentario al respecto. En el sentido de decir que se adoptaron las medidas que se tenían que adoptar con la situación que teníamos a principios de diciembre", comentó Illa.

Como ya hiciera el lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emegerncias Sanitarias, Fernando Simón, el mensaje del ministro se centró más en la responsabilidad individual que en la actuación de las autoridades. "La mayoría de ciudadanos ha seguido las indicaciones. Y yo quiero aprovechar para agradecérselo, pero ha habido casos que no ha sido así", dijo.

Sobre las elecciones catalanas, en las que será el candidato del PSC, Illa no se pronunció sobre la idoneidad de celebrarlas con la situación actual y repitió que seguirá siendo ministro de Sanidad hasta que comience la campaña. "Ya a estas alturas los ciudadanos a mí me conocen. No estoy a medio gas. No lo sé hacer. Estoy al 101% en mi trabajo".

Coronavirus
El redactor recomienda