Drones: el recurso (no tan) secreto de la policía madrileña para controlar el covid
  1. España
NAVIDADES CONCURRIDAS

Drones: el recurso (no tan) secreto de la policía madrileña para controlar el covid

Los aparatos voladores permiten a los agentes identificar a las personas que no respetan los metros establecidos o se agrupan durante demasiado tiempo

Foto: Un dron de la Policía Municipal de Madrid sobrevuela la zona de la catedral de La Almudena. (EFE)
Un dron de la Policía Municipal de Madrid sobrevuela la zona de la catedral de La Almudena. (EFE)

Las semanas previas a la Navidad han estado caracterizadas por una creciente afluencia de personas deambulando por las calles del centro de Madrid. Así ha sido durante las últimas décadas. La gente apenas podía caminar por Preciados o la Puerta del Sol, núcleo de la fiesta y epicentro de las compras, los belenes y la decoración cada año más sofisticada. En esta ocasión, sin embargo, por primera vez, la cosa cambia. El pasado fin de semana circularon fotos de esas mismas vías que años atrás lucían repletas de gente con bastante menos afluencia. No faltaron quienes llamaron la atención sobre estas imágenes y sobre la enorme cantidad de personas que en ellas aparecían.

No tenían nada que ver, sin embargo, con la realidad que dibujaban esos mismos escenarios en pasadas ediciones navideñas. Así lo trasladaron desde la Policía Municipal de Madrid, cuerpo responsable de controlar el aforo este año en el centro de Madrid tras las medidas de reducción de la capacidad acordadas por el Gobierno autonómico para evitar aglomeraciones y reducir riesgos en la transmisión del coronavirus. Los agentes encargados de vigilar el cumplimiento de estos preceptos tenían claro que las fotos estaban realizadas con un enfoque y una perspectiva que agrupaba a la gente, que podía hacer pensar a quienes las veían que ahí se agrupaban muchas personas.

Foto: Nochevieja en Madrid en 2018. (EFE)

Ellos mismos estaban controlando minuciosamente el aforo a través de dos sistemas que consideran infalibles: la observación sobre el terreno y la vigilancia a vista de pájaro. Lo primero lo llevan a cabo los agentes a través de los policías apostados en cada tramo de cada calle del centro de Madrid. "Las vías se dividen en tramos y tenemos controlados todos", explican desde la corporación. Los funcionarios tienen controlados los puntos de entrada de cada vía que confluye en la Puerta del Sol y supervisan desde ahí cuántas personas entran o salen. Todos ellos conocen el aforo permitido y el máximo que puede albergar cada zona con base en la experiencia de años atrás. Lo segundo, la vigilancia desde arriba, se hace de otro modo.

La Policía Municipal de Madrid cuenta con un equipo de drones que están resultando "muy útiles", según explican fuentes de la corporación, para desempeñar esta tarea de control de aforos que ahora resultan tan relevante para evitar aglomeraciones. Los drones visualizan y graban desde el aire continuamente imágenes que son transmitidas hasta los responsables policiales competentes, que son capaces de determinar a través de aplicaciones electrónicas y, sobre todo, por medio del cálculo de la distancia entre cuerpos, si las calles están dentro del aforo permitido. En cualquier caso, cuentan desde la Policía Municipal, lo importante no es tanto cumplir el aforo como que no haya grupos y todas las personas se encuentren a más de metro y medio.

Foto: Los comerciantes de El Rastro se manifestaron para reclamar la reapetura. (EFE)

Limitarse a respetar el aforo, aseguran, aumentaría mucho las posibilidades de que la gente estuviera demasiado cerca y se produciría un serio riesgo de aglomeraciones. Ir a por el otro objetivo, el de que no haya nadie a menos de metro y medio, si los agentes logran cumplirlo, en la práctica significa que nunca se alcanzará el aforo, que siempre se estará por debajo de la mitad o incluso de un tercio del mismo. De ahí que los funcionarios estén tratando de alcanzar este objetivo más ambicioso, que además en la práctica implica cortar de raíz toda posibilidad de contagio.

En ese contexto, los agentes tratarán también de evitar cualquier grupo numeroso de personas que pueda conformarse ya sea de forma estática o dinámica. Los policías tienen órdenes de llamar la atención a todos aquellos ciudadanos que se concentren excesivamente cerca. "Disolveremos los grupos", explican desde la corporación, que ha desplegado un importante número de agentes para afrontar los próximos fines de semana previos a las fiestas navideñas. Estas técnicas ya fueron utilizadas estos pasados días en la vuelta del rastro, donde los agentes lograron evitar cualquier tipo de aglomeración.

Foto: People shop at el rastro flea market in madrid

Los drones tienen la ventaja, añaden las mismas fuentes, de que pueden volar sobre la calle que se les indiquen, transmiten las imágenes en directo y son tremendamente versátiles. Varios pilotos autorizados de la Policía Municipal irán variando estos días de escenario para ir calculando sobre el terreno cómo está cada vía pública. "El objetivo es que no haya nadie a menos de un metro y medio; cuando veamos que esto empieza a no cumplirse, comenzará el pastoreo", explican desde la corporación en referencia al sistema policial que estudia los movimientos de personas y su control y que se traduce en que en el momento en que haya demasiada gente empezarán a cerrarse calles o a abrirlas en un solo sentido, el de salida.

La utilidad de los drones es tan importante que la Policía Municipal ya ha pedido a la autoridad política más aparatos que ayuden a vigilar desde el cielo. El Gobierno local dirigido por José Luis Martínez-Almeida, de hecho, ya ha dado su visto bueno a la adquisición de más artilugios voladores que hagan más fácil la labor policial y eviten la concentración de más personas de las permitidas. Las nuevas herramientas aéreas serán incluso más potentes que las que actualmente utilizan los agentes en estos momentos, tendrán más autonomía y más posibilidades técnicas. Su uso, en estos momentos, se centrará en el control de aglomeraciones, pero también podrán ser utilizadas para otros fines compatibles con las competencias de la Policía Municipal en otras circunstancias.

Madrid Policía Municipal de Madrid Ayuntamiento de Madrid Coronavirus Navidad
El redactor recomienda