Elementos desconocidos del caso

La cara B del matrimonio Mainat

José María Mainat y Ángela Dobrowolski se casaron hace nueve años firmando unas capitulaciones que establecían condiciones económicas ante una posible ruptura

Foto: Josep María Mainat.
Josep María Mainat.

Antiguamente, en la edad de oro del pop español, los grupos musicales publicaban un single con su canción más comercial en la cara A de un vinilo y en la B un segundo tema que en ocasiones se hacía más famoso y si no, al menos, daba la verdadera dimensión del grupo. Hasta ahora, en el conflicto entre Josep María Mainat y su todavía esposa, Angela Dobrowolski, se ha conocido la presunta tentativa de asesinato; sin embargo, hay otros elementos que se desconocen y qué quizá son pilares básicos para entender lo que ocurre estos días.

Para mostrarlo nos remontaremos al 18 de abril de 2011. En aquella jornada, una pareja entró de la mano por las puertas de la notaría de Miguel de Páramo Argüelles en el barcelonés barrio de Horta. El azul y el color madera predominaba en las salas de las modernas oficinas. Los enamorados eran Josep María y Angela y, aunque ya convivían como un matrimonio en la casa de Barcelona que ha aparecido en todos los medios de comunicación en los últimos días, querían formalizarlo y casarse pronto. No más allá del verano, como le señalaron al notario entonces. Sin embargo, el verdadero propósito de la visita era firmar las capitulaciones matrimoniales antes del enlace, un documento que habían negociado y en el que estaban de acuerdo.

El Confidencial ha conocido en primicia el contenido de dichas capitaulaciones matrimoniales que establecen una serie de cláusulas para el supuesto de que se produjera una indeseada ruptura del matrimonio y que dan que pensar. Josep María se comprometía con Angela a darle una casa donde vivir, diferente a la del domicilio habitual porque esa se la quedaba él. ¿Qué tipo de casa? Una cuyo valor de mercado fuese de un millón de euros. ¿Durante cuánto tiempo? El plazo en el que podría disfrutar de ese hogar sería el mismo número de años que hubiese durado el matrimonio entre ambos. En este caso, nueve años, aproximadamente. ¿Y si tenían hijos? En ese caso, Ángela podría vivir con ellos en la casa hasta que cumpliesen 25 años.

Josep María y Angela también se pusieron de acuerdo en el monto de una posible pensión compensatoria. Él ganaba mucho más dinero que ella y establecieron que, en caso de ruptura, el empresario se comprometía a pasarle una pensión de 5.000 euros mensuales (con el IPC actualizado 5.750 euros) durante un periodo igual al tiempo que hubiese durado el matrimonio. En el caso de tener hijos en común, Mainat aceptaba que la guardia y custodia se la quedase Angela y, además, le entregaría cada mes otros 3.500 euros (con el IPC actualizado 4.025 euros) en concepto de pensión de alimentos hasta que los menores cumplieran los 25 años. Dada su gran fortuna, el productor también aceptó ante notario encargarse al cien por cien de los gastos escolares y de estudios de los menores así como de los gastos extraordinarios que pudieran derivar de su crianza y educación. Léase, clases de inglés, de música, deportes, etc. Cómo es lógico, Josep María impuso una cláusula que establecía que si pasados los años llegaba el divorcio y para entonces su fortuna había disminuido en una determinada cantidad, los importes a los que se comprometía, también se verían menguados.

Todas estas condiciones las firmaron, los dos futuros contrayentes, de forma voluntaria y después de haberles advertido el notario de la implicación de su compromiso.

A pesar de ello, actualmente es Mainat quien ostenta por decisión judicial la guardia y custodia de sus hijos a la espera de que se aclare qué ocurrió la madrugada del 22 al 23 de junio de este año en la casa del matrimonio y si lo sucedido fue o no una tentativa de asesinato. Por su parte, Dobrowolski ha reivindicado su inocencia en un comunicado de prensa, donde asegura que es falso que tratara de matar a Mainat y que actualmente hay dos procedimientos penales por violencia de género abiertos contra él. Mientras, tiene toda la pinta de que la música seguirá sonando y el LP no parará de girar hasta que haya sentencia judicial. Será ahí donde se conozcan todos los temas, no musicales precisamente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios