La Comisión desoyó las propuestas de España para el comité asesor del covid-19
  1. España
ningún experto español en ese grupo

La Comisión desoyó las propuestas de España para el comité asesor del covid-19

En abril, el Gobierno realizó dos propuestas para el comité de expertos creado por la Comisión Europea para ayudarla durante la pandemia, pero ninguna fue aceptada

placeholder Foto: El virólogo alemán Christian Drosten, una de las caras de la gestión de la pandemia en su país, forma parte del comité asesor de la Comisión Europea. (EFE)
El virólogo alemán Christian Drosten, una de las caras de la gestión de la pandemia en su país, forma parte del comité asesor de la Comisión Europea. (EFE)

España intentó tener representación en el comité creado para asesorar a la Comisión Europea (CE) en la gestión de la pandemia del SARS-CoV-2, pero sus propuestas fueron desoídas. En abril, el Gobierno propuso dos perfiles, uno científico y otro económico, pero ninguno fue elegido. El grupo siguió adelante con miembros de Francia, Alemania, Dinamarca, Italia, Países Bajos y Bélgica.

A mediados de marzo, la CE creó ese panel asesor para hacer frente a la crisis sanitaria. Hubo dos reuniones preparatorias el 12 y el 15 de marzo y fue constituido oficialmente el 16 de ese mismo mes. El Gobierno realizó dos propuestas en abril. "España está profundamente comprometida en hacer frente a la crisis y apoya la acción de la Comisión Europea en este asunto", dice un correo electrónico enviado el día 3 desde la Representación Permanente de España ante la UE y obtenido por El Confidencial a través de una petición de acceso a la información. "Como parte de este esfuerzo conjunto, le envío el currículum (...) Es un renombrado científico con una extensa experiencia, y estaría agradecido si considera su contribución para el comité asesor que actualmente ayuda a la presidenta".

Ese correo electrónico iba dirigido a Kurt Vandenberghe, uno de los asesores de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. El día 16 recibió otro con el mismo asunto. España proponía a "un renombrado economista y experto en políticas sociales, familiarizado con la estrategia española de respuesta a la crisis del covid-19". Este segundo currículo fue enviado a Bjoern Seibert, jefe de gabinete de Von der Leyen. Los dos nombres propuestos por España están tachados por motivos de privacidad.

placeholder Pincha para leer el primer correo.
Pincha para leer el primer correo.

Los miembros debían ser expertos en áreas como la epidemiología, la virología, la práctica clínica, la salud pública, la ciencia de la conducta, la gestión de crisis, la protección civil y la comunicación. Los elegidos fueron cinco hombres y dos mujeres: el epidemiólogo francés Arnaud Fontanet, del Instituto Pasteur; el virólogo alemán Christian Drosten, del Charité; el epidemiólogo danés Kåre Mølbak, del Statens Serum Institute; el alemán Lothar H. Wieler, presidente del Instituto Robert Koch; la bióloga italiana Maria Rosaria Capobianchi, del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzani; la viróloga neerlandesa Marion Koopmans, del Erasmus MC, y el virólogo belga Peter Piot, director de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

El grupo debía complementar el trabajo del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), que participaría como observador junto a la Agencia Europea del Medicamento y el Centro de Coordinación de la Respuesta a Emergencias. Además, también han participado la presidenta Von der Leyen y la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, la chipriota Stella Kyriakides. Uno de los miembros de su gabinete, Roberto Reig Rodrigo, ha sido el único español presente en las reuniones.

A diferencia de lo que sucede en España, la Unión Europea es muy transparente sobre sus grupos asesores. Bastante documentación, desde el documento de creación a los órdenes del día y las actas de sus reuniones, es pública. Entre marzo y julio, el comité se reunió en 10 ocasiones (las dos primeras, de manera presencial), pero desde el día 9 de ese mes no ha vuelto a hacerlo, aunque sigue activo.

placeholder Pincha para leer el segundo correo.
Pincha para leer el segundo correo.

Propuestas de España para futuras pandemias

Una de las principales misiones del comité asesor era buscar la armonización entre las medidas que estaban tomando los distintos países, cada uno con una estrategia diferente para afrontar la crisis sanitaria. Más adelante, en junio, un grupo de Estados miembro, entre ellos España, se unió para realizar una propuesta a la CE. En el documento, al que ha tenido acceso este diario tras obtener la correspondencia entre Pedro Sánchez y Ursula von der Leyen durante esos meses, el Gobierno realiza varias propuestas para mejorar la preparación para una futura pandemia.

El documento apuesta por la implementación de algunos cambios que permiten un seguimiento y comparación eficientes en el entorno comunitario. En concreto, enfatiza la importancia de establecer 'puntos centrales de datos' que garanticen la monitorización con unas líneas comunes de cara a una potencial epidemia. Estos centros podrían medir tanto el grado de expansión del virus como el estado del 'stock' de materiales y recursos necesarios para combatirlo.

placeholder Pincha para leer el documento con las propuestas de España.
Pincha para leer el documento con las propuestas de España.

La propuesta también pide avanzar hacia un sistema que garantiza los suministros esenciales ante este tipo de situaciones. Es aquí donde prevé una "división eficiente" del trabajo dentro de la Unión para "optimizar la producción europea". En esta línea, señala como caminos a seguir los acuerdos de cooperación y las aportaciones voluntarias de los Estados miembro en aras del bien común europeo. El escrito indica que también deberían fijarse los suministros médicos y sanitarios, así como los tamaños necesarios de 'stock'.

"Los objetivos comunes deberían reflejar las responsabilidades de cada Estado miembro para garantizar su propia resiliencia y cómo de rápido su industria podría reestructurar su producción", explica el texto, que también aboga por buscar nuevos "socios comerciales" que permitan reducir la dependencia de suministros que provengan de un único país.

Los firmantes (Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia y Polonia, además de España) creen que las compras por parte de las administraciones de unas cantidades mínimas de 'stock' podrían funcionar como medida para incentivar que hubiera más industria en este tipo de mercado, al reducir la incertidumbre de quién compraría estos productos cuando la demanda sea baja.

Comisión Europea
El redactor recomienda