El Rey señala las "fortalezas" de España para salir de una crisis "sin recetas mágicas"
  1. España
II FORO LA TOJA VÍNCULO ATLÁNTICO

El Rey señala las "fortalezas" de España para salir de una crisis "sin recetas mágicas"

Asegura que no hay "recetas mágicas" para la crisis del coronavirus, pero insiste en que España cuenta "con activos que la sitúan entre los países más avanzados en el mundo"

Foto: El rey Felipe VI y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa posan en la foto de familia junto a los asistentes al II Foro La Toja-Vínculo Atlántico. (EFE)
El rey Felipe VI y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa posan en la foto de familia junto a los asistentes al II Foro La Toja-Vínculo Atlántico. (EFE)

El Rey inauguró este jueves el II Foro La Toja Vínculo Atlántico, que en esta edición aborda asuntos como la digitalización y el reto de gobernar en tiempos de pandemia. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, abrió el acto con una defensa cerrada a Felipe VI y la monarquía parlamentaria tras días convulsos en los que algunos miembros del Gobierno lanzaron ataques contra el jefe del Estado. El presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, pidió una Unión Europa más fuerte que nunca “y que actúe como “una sola potencia”

Don Felipe tomó la palabra a continuación para poner en valor la creación del foro “con clara vocación atlántica” y recordando que “tanto España como Portugal somos naciones europeas y americanas, porque sin América, tan presente en la historia de ambas, seríamos otra cosa mucho menor”. El Rey señaló las crecientes inversiones de las empresas de ambos países en Estados Unidos, que ponen de manifiesto dijo, “su capacidad para competer con éxito en la principal potencia económica mundial”.

Sobre los retos del futuro, Felipe VI volvió a poner el foco “en la lucha contra el cambio climático”, aseguró, “que debe seguir centrando todos los esfuerzos para que las generaciones futuras cuenten con un entorno equilibrado y sostenible”, igual que “la utilización racional de recursos es un principio clave para impulsar el progreso económico”. Sobre los retos inmediatos, que obviamente responden a la crisis del coronavirus, el Rey aseguró que “se debe contemplar la salida de ella no como un imposible regreso a como estábamos a principios de año, sino como oportunidad de transformación sobre la base de economías verdes y digitales”.

El jefe del Estado aseguró que “ese impulso” deberá ser en todo caso “inclusivo” porque “no se puede desarrollar una sociedad con valores y cohesión social si falta la equidad”. Y se reafirmó en que “no hay recetas mágicas para superar esta crisis”, aunque, eso sí, continuó, “España cuenta con activos que la sitúan entre los países más avanzados del mundo”. “Somos una de las veinte democracias plenas del mundo, según destacados medios e índices internacionales. Nuestra fortalezas se centran en tres ejes: nuestra democracia, nuestra modernidad y nuestra ciudadanía”, zanjó don Felipe.

“España es una democracia consolidada y plena, comprometida con los derechos humanos. Somos un país que mira al futuro con un capital humano y empresarial cualificado, dotado de infraestructuras modernas y con multinacionales reconocidas en sus respectivos sectores. La nuestra es una sociedad avanzada que no se olvida de sus tradiciones, que goza de una lengua y una diversidad lingüística y cultural reconocidas en todo el planeta”, insistió el jefe del Estado.

Entre los asistentes a esta edición, que por las circunstancias se celebra de manera presencial y virtual, estuvieron el exministro Josep Piqué y el presidente del grupo Hotusa, Amancio López (presidente e impulsor del foro) y los expresidentes Mariano Rajoy y Felipe González. También el ex primer ministro italiano, Enrico Letta; el exministro de Economía, Luis de Guindos; el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell; Ángel Gurría y Antonio Garamendi, así como el presidente de KPMG, Hilario Albarracín.

Dos años perdidos

En el Foro también ha intervenido Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, quien ha advertido de los riesgos económicos que entraña la segunda ola del virus. "Estamos indemnes ante el virus", ha lamentado. La economía mundial tardará dos años en recuperar los niveles de producción previos a la crisis, pero las heridas sociales serán más profundas como consecuencia del paro. Es por este motivo que Gurría pide a España y al resto de países desarrollados mantener las políticas fiscales expansivas para lograr que la recuperación no deje a nadie atrás.

Foto: La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva. (Reuters)

El secretario general de la OCDE ha asegurado que la recuperación económica sólo podrá venir de la mano del multilateralismo. Los países tienen que aportar su experiencia en la lucha contra el virus, como es el caso de China, Corea o Taiwán, que han conseguido doblegar al virus con sus políticas. Pero el multilateralismo también tiene que guiar las decisiones económicas, para fomentar el comercio y la inversión como base de la recuperación.

"El multilateralismo no sólo es la mejor manera de abordar una crisis, sino que, en este caso particular, es la única manera", ha remarcado Gurría. "Es necesario conseguir inversiones fluidas a través de las fornteras", ha señalado. Pero el multilateralismo no sólo sirve para las decisiones de política económica, sino que también es un impulso para los avances científicos. La comunidad científica se apoya en sí misma para lograr avances más rápidos, de modo que la cooperación será útil para luchar contra el coronavirus.

Rey Felipe VI Cambio climático Coronavirus