NADIE INFORMA SOBRE LA UBICACIÓN DEL MONARCA

Claves del pacto de silencio entre Zarzuela, Moncloa y Juan Carlos I

El presidente Pedro Sánchez ha delegado la responsabilidad de informar sobre el emérito a la Casa Real, aunque eso no signifique que permanezca ajeno al desenlace de los hechos

Foto: Claves del pacto de silencio entre Zarzuela, Moncloa y Juan Carlos I. (EFE)
Claves del pacto de silencio entre Zarzuela, Moncloa y Juan Carlos I. (EFE)

La Casa Real y el Gobierno guardan silencio sobre el paradero de Juan Carlos I. Este mutismo forma parte del acuerdo alcanzado con el Rey emérito para resolver su salida de España, que se hizo oficial el pasado lunes 3 de agosto, según las fuentes oficiales consultadas. A partir de ese momento, el compromiso adquirido entre las partes hace que corresponda solo al monarca informar sobre su ubicación y sobre sus planes para afrontar el destierro.

Este motivo hace que ni Casa Real ni Gobierno informen sobre el destino de Juan Carlos I, a pesar del impacto negativo que esta situación anómala está generando, tanto dentro del Ejecutivo, por la parte de Podemos, como ante la opinión pública española. Fuentes oficiales de la Zarzuela aseguran que esa información compete solo al emérito, sin que ello implique que desconozcan su ubicación actual ni si hoja de ruta, y que por ello van a respetar esa calendario.

Tampoco desde Moncloa cambian el paso. El presidente Pedro Sánchez ha delegado la responsabilidad de trasladar esa información a la Casa Real, tal como ocurrió con la carta, aunque eso no signifique que permanezca ajeno al desenlace de los acontecimientos. No en vano, según fuentes oficiales, el monarca cuenta con un servicio de escolta compuesto por al menos cuatro guardias civiles asignados al Servicio de Seguridad de la Casa Real.

Esta unidad está dirigida por Miguel Angel Herraiz, Coronel de la Guardia Civil, que depende del Ministerio de Interior, tal como explicaba esta semana el diario 'El País'. Y pese al destierro, Juan Carlos I sigue formando parte de la familia real, que tras la reformulación de Felipe VI engloba a la reina Letizia, las infantas Sofía y Leonor, y los reyes eméritos, lo que no ha impedido que, a raíz de los escándalos sobre su fortuna, haya retirado la asignación económica a su padre.

Desde su salida del país, Zarzuela ha hecho ver que el anuncio sobre el paradero de Juan Carlos I podría ser inminente. Sin embargo, han transcurrido ya cuatro días y su posición oficial sigue inalterable. Ellos y Moncloa están sujetos al compromiso adquirido con Juan Carlos I, quien ha dejado al margen de sus intenciones a varias de las personas de su entorno más cercano, contribuyendo así al despiste generalizado sobre su destino y nueva residencia.

(Reuters)
(Reuters)

Esta falta de transparencia ha contribuido a señalar diferentes países como referencia para Juan Carlos I, desde Portugal a República Dominicana, tal como hemos publicado diferentes medios. Este viernes, la última información ofrecida por 'ABC' señala a Abu Dabi, tras volar desde Vigo, como lugar en tránsito del monarca. Juan Carlos I goza de especial amistad con las distintas familias reales de los emiratos del Golfo Pérsico desde hace décadas, sobre todo con la dinastía saudí.

Algunos amigos del emérito consideran improbable que cualquier país de esa zona sea el destino definitivo, aunque sí vinculan esa primera escala al origen último del episodio del destierro, el origen ilícito de su fortuna. De acuerdo a estas fuentes, Juan Carlos I podría estar resolviendo la gestión de su patrimonio, al cual renunció Felipe VI en marzo, refiriéndose a la herencia "que personalmente le pudiera corresponder" o a "cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios