UN CONTRATO TELEDIRIGIDO

Tragsa frena la renovación del contrato de Adif con su geólogo de cabecera en Pajares

Adif insistió en contratar a Sáenz de Santa María pero Tragsa lo congeló tras la investigación del fiscal. El geólogo alardeó en su colegio de haber diseñado los pliegos con la hoy presidenta de Adif

Foto: Los túneles de Pajares estaban presupuestados en 1.000 millones y van por 4.000. (EFE)
Los túneles de Pajares estaban presupuestados en 1.000 millones y van por 4.000. (EFE)

El contrato del geólogo fan de los túneles de Pajares, José Antonio Sáenz de Santa María, con Adif a través de Tragsa en 2017, no iba a ser el último. Adif, responsable de la obra, había pedido a Tragsa que renovara el contrato con unas condiciones que solo cumplía Sáenz de Santa María, hasta febrero presidente de los geólogos asturianos. Tragsa se ha negado, según fuentes del Colegio de Geólogos, y Sáenz de Santa María —conocido por loar en prensa el mayor fiasco de la obra pública en España— se ha quedado fuera pese a la insistencia de Adif.

El 13 de abril de 2018, en la asamblea del Colegio de Geólogos, Sáenz de Santa María, presidente de la organización en Asturias y uno de sus miembros más destacados, soltó una bomba de efectos retardados. En un lenguaje coloquial, contó que él mismo había ayudado a diseñar un pliego por el que Adif le contrataba por 144.000 euros al año. Lo hacía después de que el presidente hubiese contado las críticas que recibía porque este geólogo defendía la variante de Pajares, el mayor fiasco de la obra pública en España, que 16 años y 4.000 millones después sigue sin fecha de apertura.

"Lo voy a explicar, me cago en la puta, coño, a ver qué va a ser esto, hombre. Lo voy a explicar. Es que yo soy asturiano, y cuando me ponen de mala hostia, me ponen de mala hostia. Vamos a ver, para que quede muy claro. (...) A mediados del año pasado, además me acuerdo de la fecha porque el día que me llamaron fue el 8 de abril [de 2017], que estábamos en una asamblea aquí; el 10 de abril, que fue lunes, yo fui a ver a la directora general porque el director de la variante de Pajares me pidió que fuera a una reunión con la directora general de Adif. La directora general de Adif, que tenía un problema pavoroso con el tema de los acuíferos de la cordillera Cantábrica, la rotura de los acuíferos, el túnel que era un desastre medioambiental, etcétera, etcétera, me pidió a mí que me quitara de la jubilación y volviera a trabajar para dirigir un estudio hidrogeológico general del macizo atravesado por túneles de Pajares". El colegio publicó el desahogo en su memoria anual.

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera. (EFE)
La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera. (EFE)

De esa reunión con la entonces directora general y hoy presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, salieron unos pliegos de contratación que, según explicó a sus colegas, él mismo había ayudado a redactar. Adif pasó esos pliegos a Tragsa, un medio propio de la Administración, para que los sacara a contratación pública. Pero las condiciones fijadas por Adif incluían una particularidad que hacían que solo Sáenz de Santa María fuese apto: exigían 25 años de experiencia en la zona. El geólogo es un preboste en la profesión en Asturias aunque esté jubilado desde 2014. Trabajó en Hunosa, es hijo del general de la Guardia Civil del mismo nombre y nieto de un famoso ingeniero de minas. En su familia política está Carlos Lesmes, presidente del CGPJ. Al estar ya retirado, Tragsa tenía que contratarle mediante una empresa, una forma más costosa que, como en otros casos, haciéndolo como persona física. Adif se desmarcó del contrato y endosó la responsabilidad a Tragsa.

Sáenz de Santa María ya trabajó en el lote dos de la UTE durante la tunelación y se había distinguido por, al contrario que la mayoría de sus colegas, defender los túneles de Pajares, un quebradero de cabeza para Adif y para Fomento desde que en 2004 Francisco Álvarez-Cascos y Rodrigo Rato pusieron la primera piedra de los 50 kilómetros de túneles y viaductos que debían unir Asturias y la Meseta bajo la cordillera Cantábrica. Las obras comenzaron sin apenas trabajos geológicos previos y pincharon 21 acuíferos. El desastre ha secado la montaña leonesa en un trasvase subterráneo, oculto e imprevisto, hacia León.

El contrato es de otoño de 2017, con una duración de 16 meses. Sáenz de Santa María debía encargarse de los trabajos para medir la evolución del nivel de los acuíferos y del impacto ambiental de las obras. Mientras, loaba las virtudes de la variante en la prensa cada vez que podía. El contrato terminó y Sáenz de Santa María explicó a este diario que está jubilado y fuera de juego. No quiso hacer comentarios.

Pero, según fuentes del sector, en 2020, Adif envió a Tragsa unos pliegos similares para que su geólogo de cabecera retuviera los trabajos. La empresa pública puso recelos a esa contratación teledirigida y no han terminado de salir al público por temor a las derivadas. El Colegio de Geólogos denunció el caso a la Fiscalía y esta, tras pedir el expediente, concluyó que no había delito, pero advertía: "La frontera entre el delito y el ilícito administrativo es particularmente sensible en el delito de prevaricación". Nadie quiso acercarse a esa línea con esa advertencia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios