BUSCAN FINANCIACIÓN PARA SEGUIR COMPRANDO

Han donado 66 respiradores en una semana: la proeza de unos pequeños empresarios

Han encontrado una reserva de respiradores de segunda mano en hospitales alemanes, belgas y egipcios

Foto: El nuevo cargamento de respiradores llegó anoche a la T4 de Barajas.
El nuevo cargamento de respiradores llegó anoche a la T4 de Barajas.

Comprar en China es complicado. Las fábricas de respiradores artificiales, pese a estar funcionando las 24 horas del día, no pueden hacer frente a la demanda y el mercado se ha llenado de oportunistas cuya única ambición es hacer el agosto con los países más necesitados. Sin embargo, China no es la única opción en este escenario. Muchos hospitales por toda Europa acumulan respiradores antiguos que fueron sustituidos por modelos más modernos. Son productos complicados de vender, porque son caros y a menudo se encuentran cerca del final de su vida útil.

"Sin embargo, para lo que los necesitamos nosotros, que es para los próximos meses, nos sirven perfectamente", dice el empresario Javier Gastón, dueño del portal Denunciascolectivas.com. Él, junto a otros empresarios madrileños, ha iniciado una campaña para recaudar fondos y adquirir respiradores de segunda mano. Por ahora, han conseguido juntar 176.000 euros, lo que se ha traducido en 36 respiradores comprados, importados y repartidos por hospitales públicos.

La idea surgió hace justo una semana, en una conversación entre Eduardo Fernández, CEO de SutthleCloud, y su primo, de profesión cirujano. "Me contó cómo estaba la situación. Que estaba muriendo gente por falta de respiradores en Madrid. Que se había descartado, frente a sus ojos, a un matrimonio de cuarenta y tantos por falta de medios. Y me puse manos a la obra, junto a mi mujer [la alemana Dorothea Bender], para ver qué podíamos hacer", dice Fernández. Solo entre este matrimonio y Álex Marín, fundador de los restaurantes Lamucca, han adelantado 220.000 euros de su bolsillo. "El problema con estos dispositivos es que hay que pagarlos por adelantado, porque hay varios intermediarios en el proceso que no se mueven hasta que está el dinero en su cuenta", lamenta Fernández

El proyecto presenta públicamente las facturas de compra.
El proyecto presenta públicamente las facturas de compra.

Bender fue imprescindible para que arrancase el proyecto. Su familia es dueña de Bender Electronics, una empresa alemana centenaria dedicada a los dispositivos electrónicos que, pese a no trabajar en el sector médico, pudo proveer de los contactos necesarios. "Supimos que en Alemania hay dispositivos de sobra, básicamente porque son los primeros productores del mundo, y logramos cerrar las primeras compras". Según los emprendedores, es más fácil localizar equipos de segunda mano en Alemania que comprar en China, como planearon en primera instancia, ya que la demanda es tan potente que los nuevos cargamentos salen a subasta y se venden por cifras disparatadas.

Conviene recordar, en estos tiempos de enfrentamiento entre los gobiernos de la Unión Europea, que los padres de Dorothea, Dirk y Heidi, no solo se han movilizado para peinar el mercado alemán en el menor tiempo posible sino que han adelantado el dinero de los respiradores sin exigir garantía alguna. "Es impresionante cómo se está portando este matrimonio con los españoles, lo que demuestra que, en estas situaciones, todos estamos dispuestos a echar una mano", dice Javier Tardón.

Están muriendo 800 personas al día. Mientras eso siga así, no podemos dejar de trabajar para buscar una solución

Los primeros 11 respiradores, procedentes de Bruselas, se entregaron en el Gregorio Marañón el jueves de la semana pasada y han servido para crear una nueva sala de cuidados intensivos en el hospital, concretamente, en lo que antes era la biblioteca. Un día después consiguieron otros 13, que fueron destinados a Ifema y los hospitales San Carlos, La Paz y la Clínica Universitaria de Navarra. Al día siguiente, tres más para Puerta de Hierro. Así hasta 36 en un fin de semana. "Estamos comprando máquinas que pueden tener 20 años, pero son de alta calidad, indicados para hospitales. Además, cada uno de los respiradores sirve para dar servicio a dos pacientes, de modo que podemos decir orgullosos que al menos 72 pacientes tendrán ahora la posibilidad de salvar la vida", dice Gastón.

Pese a que el Gobierno repite que la situación está controlada y que ningún centro sanitario está desabastecido, todos aceptan la donación en tiempo récord. Algunos incluso les han dedicado emocionantes cartas, como la que les envió el director del Hospital La Mancha Centro, en Alcázar de San Juan, donde ayer tristemente falleció una joven doctora. "Habéis empleado desinteresadamente vuestro tiempo, contactos y medios económicos para conseguir fuera de nuestro país un respirador que, finalmente, tras muchas vicisitudes y problemas de todo tipo, no podemos más que alegrarnos de manera infinita porque vuestro esfuerzo haya tenido resultado".

Un avión de Iberia transporta respiradores hasta España.
Un avión de Iberia transporta respiradores hasta España.

El proyecto ha nacido con un concepto claro: son un parche, no una solución. Y hay que actuar inmediatamente, porque cada hora importa. "Estamos perdiendo a 800 personas todos los días, mientras esto siga así, no podemos parar de trabajar", dice Gastón. Su principal aliado en la logística ha sido Iberia, que no solo ha transportado los respiradores sin coste alguno, sino que ha puesto a parte de su personal a trabajar para agilizar los papeleos. "Anteayer, por ejemplo, nos consiguieron adelantar 11 horas un envío. Parece una tontería cualquier otro día, pero son vidas", dice Gastón.

Esperan financiación para traer un cargamento de respiradores que tienen en Egipto

Sin embargo, el cese de las actividades de Iberias les ha puesto en una situación complicada. "Tenemos otro cargamento de respiradores esperándonos en El Cairo, pero Iberia ya no puede ayudarnos y los envíos son caros y difíciles de encontrar", dice Eduardo Fernández. "El país va a necesitar en torno a 1.000 respiradores para pasar esta crisis, queda mucho por hacer", continúa el emprendedor informático, a punto de salir de nuevo hacia Barajas para recibir otro cargamento.

El proyecto, de nombre Respiradores: Figthing Covid-19, ya ha despertado el interés de la Comunidad de Madrid y del ministerio de Ciencia, que se encuentran explorando vías de colaboración. Empezaron con el objetivo de comprar 10 respiradores, luego 30 y ahora quieren seguir sin mirar la cifra. Para ello necesitan más donantes para desbloquear la compra de Egipto y acometer otras nuevas. En su página muestran las facturas y la contabilidad del fondo, para que no haya dudas. Y, si alguien puede echarles una mano con la logística, será bienvenido: "Creo que reuniremos el dinero, porque la gente se está sumando y se está portando muy bien. Pero nuestro próximo desafío no será el dinero, sino conseguir traer los respiradores a España", concluye Fernández.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios