CRISIS CORONAVIRUS

El Gobierno facilitará alojamiento y atención a las personas sin hogar durante la epidemia

Las fuerzas de seguridad y personal de servicios sociales realizarán un seguimiento diario de las personas sin hogar para el reparto de alimentación y la habilitación de los espacios necesarios

Foto: Una persona sin hogar en la plaza de San Marcelo de León, vacía este domingo en el que termina la semana hasta ahora más critica por la epidemia de coronavirus. (EFE)
Una persona sin hogar en la plaza de San Marcelo de León, vacía este domingo en el que termina la semana hasta ahora más critica por la epidemia de coronavirus. (EFE)

Con el apoyo de las fuerzas armadas, el Gobierno implementará un plan de choque en servicios sociales para asistir a las personas sin hogar ante la crisis del coronavirus. Se facilitará espacios amplios y atención para "alojar, alimentar, garantizar la higiene y atender a personas sin hogar", con la posibilidad de zona de aislamiento para personas infectadas, reduciendo así el aforo y las largas colas en los actuales centros. El objetivo pasa por minimizar el riesgo de contagio entre este colectivo de riesgo, más si cabe en esta situación excepcional, según ha comunicado este mañana el Ejecutivo.

Este plan parte de una iniciativa que se coordinará entre el ministerio de Defensa y la vicepresidencia segunda de Derechos Sociales. Este último departamento del que está al frente Pablo Iglesias tomará el mando del operativo para protección de las personas sin hogar con la participación de las FFAA. Con la instrucción dictada por defensa, la vicepresidencia morada tendrá competencias para proponer actuaciones inmediatas a los servicios sociales de todo el país o reclamar de las fuerzas armadas las medidas de colaboración que pudieran servir de ayuda.

Serán profesionales sociales y sanitarios quienes trabajarán en esta primera línea, en cooperación con las fuerzas armadas al preverse necesaria su aportación para llegar a cubrir todas las demandas sociales. En el conjunto de España, las personas que sufren el problema del sinhogarismo se acercan a las 35.000, según el último informe de la 'Estrategia Nacional Integral para Personas sin Hogar 2015-2020' elaborado por el Ministerio de Sanidad. Cáritas cifra el número en 40.000 sintecho.

Así, los profesionales de protección civil, fuerzas de seguridad y militares, acompañados del personal de los servicios sociales, participarán en el seguimiento diario de las personas sin hogar, en el refuerzo de los centros sociales, el reparto de alimentación, la dotación de los comedores sociales y la habilitación de los espacios necesarios. Entre las medidas aprobadas, se encuentra la creación de unidades que, también de diariamente, entregarán un kit de higiene, alimentación y bebida a las personas sin hogar, les explicarán medidas de prevención, les medirán la temperatura y orientarán en caso necesario.

Se habilitarán además comedores sociales que darán alimentos para llevar y se reforzarán los centros para personas sin hogar con personal sanitario que los dote de equipos de protección, controle la salud del equipo de atención social y los residentes, tome medidas preventivas, identifique posibles contagios y aísle o derive a otro centro a posibles personas infectadas. Asimismo, se reforzarán los servicios de limpieza y desinfección, tanto para el propio centro como para ropa y enseres de residentes.

En el Consejo de Ministros de este martes está previsto aprobar un nuevo paquete de medidas, entre las que destacan ayudas dirigidas a trabajadores, autónomos, empresarios, familias y colectivos más vulnerables. En el ámbito laboral se buscarán la flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad (ERTEs) para evitar los despidos y en el económico se actuará de cara a garantizar la liquidez de las empresas que pasen por dificultades.

Desde Unidas Podemos se redobló la presión en las últimas horas sobre Pedro Sánchez para que entre las medidas económicas que están por aprobar se incluyan rentas de ingresos mínimos para que las personas económicamente más vulnerables puedan hacer frente al confinamiento o habilitar un periodo de carencia en el que las personas que hayan visto reducidos sus ingresos por la crisis del coronavirus no tengan que pagar la hipoteca, el alquiler o los suministros básicos, y desde luego prohibir los desahucios y los cortes de suministros. El portavoz parlamentario de los morados, Pablo Echenique, ya reclamaba este domingo a través de una tribuna en este diario el "refuerzo de los Servicios Sociales para que personas vulnerables no queden desamparadas, por ejemplo, permitiendo que los ayuntamientos puedan usar su superávit para este fin".

En la misma dirección, añadía, "se debería considerar el refuerzo de la asistencia a domicilio de personas dependientes, mayores o con discapacidad, así como la financiación estatal de las organizaciones del tercer sector (ONG) que atienden a familias en situación de vulnerabilidad". Mirando ya a la fase en la que se haya controlado la epidemia, avanzaba el portavoz morado que "habría que estudiar poner en marcha fuertes paquetes de inversión pública en sectores estratégicos (renovables, economía digital, España vaciada, cuidados) para que la recuperación tenga forma de V y no de U o L".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios