Los profesores cobrarán la nómina, ¿pagarán los padres el mes entero?
  1. España
INQUIETUD EN LOS COLEGIOS DE MADRID

Los profesores cobrarán la nómina, ¿pagarán los padres el mes entero?

Patronal y sindicatos valoran las consecuencias del cierre de los colegios en la Comunidad de Madrid. Algunos centros confirman que reembolsarán a los padres los 15 días de parón

Foto: Los profesores cobrarán la nómina, ¿pagarán los padres el mes entero?
Los profesores cobrarán la nómina, ¿pagarán los padres el mes entero?

La primera reacción de muchos padres tras conocer que los colegios de la Comunidad de Madrid cierran sus puertas hasta el 26 de marzo fue acudir en avalancha a los supermercados a comprar comida para sus hijos y empezar a organizar con quién se quedan los niños estos 15 días. Pero ahora, ya con algo más de calma, irrumpe una segunda cuestión: ¿qué pasa con las cuotas del colegio abonadas este mes? En la escuela pública, es fundamentalmente el pago del comedor, pero en la concertada y la privada, el asunto se complica. En especial en esta última, en la que los padres pagan todos los gastos educativos y las cifras se disparan.

Hay centros que ya han informado a los padres de que van a devolver la parte proporcional de los servicios no prestados

Hay centros que ya han informado a los padres de que van a devolver la parte proporcional de los servicios no prestados, pero la mayoría no se han pronunciado aún. “Estamos en reuniones y las decisiones se están tomando justo ahora. Todavía no sabemos qué pasará con esas cuotas. Se podrían pedir ayudas extraordinarias a la consejería”, explica una fuente del sector educativo. Desde Escuelas Católicas, entidad que representa a los centros católicos, reconocen que la derivada financiera de esta crisis "es preocupante, tanto en el cumplimiento de contratos con los proveedores como en el trato de justicia con las familias, que han pagado por unos servicios que no van a disfrutar".

Los sindicatos de enseñanza, la patronal y la Consejería de Educación han estado reunidos por separado durante toda la mañana. En las próximas horas, pondrán puntos en común. Cancelar clases es sencillo, pero las consecuencias son complejas y pueden dar pie tanto a abusos laborales como a problemas financieros para las empresas que gestionan los colegios privados y concertados.

Foto: Las educadoras se hartan de ser pobres y llevan a la huelga a la mitad de guarderías

Foco en la educación infantil

La Consejería de Educación confirmó a media mañana que los profesores deberán acudir con normalidad a sus centros de trabajo, excepto los de educación Infantil (de cero a seis años), que quedan exentos si así lo decide la dirección. Es decir, los profesores tienen el cobro de la nómina garantizado, primero por su contrato laboral, que no se puede rescindir por las bravas, y luego porque tienen trabajo efectivo estos días preparando material didáctico para que los alumnos lo realicen desde sus casas.

En el tramo de educación Infantil la cosa se complica, y es precisamente el sector más precario de la enseñanza, en especial los centros de primer ciclo (las guarderías), donde las educadoras han denunciado repetidamente abusos y precariedad laboral. “No se puede rescindir un contrato debido a una resolución de ámbito político y sanitario. No se entendería que las empresas lo hicieran y estaremos muy atentos ante cualquier irregularidad”, adelanta Javier Muñoyerro, secretario general de la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE). “Estamos a expensas de lo que dictamine la Administración en cada momento. Sabemos que esta crisis tendrá efectos negativos en todos los sectores de la economía”.

Quienes puede sufrir son los empleados de subcontratas que prestan servicios a los colegios y se acogen a otros convenios

En la tarde del lunes, educadoras de Infantil reportaron que sus empresas les habían advertido de que no iban a cobrar el sueldo estos 15 días. “La única opción para que los profesores no cobren es que la empresa declare un ERTE [expediente temporal de regulación de empleo]. Eso podría ocurrir. ¿Y si no hay ERTE?, nos preguntan ya algunos profesores. Bajo el convenio de educación, no se puede rescindir el contrato debido a este cierre. Quienes sí puede sufrir son los empleados de subcontratas que prestan servicios y se acogen a otros convenios, como es el personal del servicio de comedor y algunos transportes escolares”, apuntan desde la Federación de Enseñanza del sindicato USO (FeUSO).

En los centros educativos concertados y privados, la gran inquietud es financiera. A mismo gasto laboral, mitad de ingresos en marzo. En Escuelas Católicas y la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) han estado debatiendo durante toda la jornada esta cuestión, entre otras de tipo operativo. Reconocen que es un asunto “importante” que les preocupa, pero "todavía es pronto" para saber cómo afectará a los padres, ya que no existe una política común de los centros educativos, al menos los concertados y privados, en si se reembolsan o no los servicios no prestados.

"Un colegio, en principio, ha de ser capaz de sostener estos días de cierre sin intentar prescindir de sus trabajadores", insisten desde los sindicatos. Desde Escuelas Católicas, en cambio, advierten de que el cobro del servicio de comedor es "una parte importante" para lograr el equilibrio financiero en los colegios concertados. "Si el cierre se prolongase durante más tiempo es cuando empezaría a ser realmente preocupante", indican. En las próximas horas debe aclararse la incógnita monetaria tanto para los padres como para los centros educativos.

Coronavirus Colegios Profesores Padres
El redactor recomienda