EN UN SILLÓN DE SU DIPUTADO ENRIQUE SANTIAGO

IU hace un barrido de micros en sus oficinas del Congreso y halla un objeto sospechoso

La formación en el Gobierno contrató hace unos días una empresa de seguridad para que realizara un barrido en sus despachos del Congreso y detectó una señal anómala en el sillón de un diputado

Foto:
Adelantado en

Izquierda Unida efectuó hace unos días un barrido de micrófonos en las dependencias que ocupa en el Congreso de los Diputados y encontró una señal sospechosa en la oficina de uno de sus representantes. Los técnicos descubrieron un punto de calor anómalo en el respaldo de un sillón ubicado en el despacho de Enrique Santiago, diputado por Madrid. La dirección de IU decidió deshacerse del mueble pero no quiso presentar denuncia, según han confirmado a El Confidencial fuentes de la formación.

El episodio se produjo entre los pasados 17 y 23 de febrero. El partido contrató a una empresa especializada en este tipo de análisis para hacer un rastreo con supuestos fines preventivos. Los profesionales de la firma, proveedora habitual de IU, se centraron sobre todo en los despachos que ocupan los tres diputados de la coalición de izquierdas que salieron elegidos bajo la marca de Unidas Podemos en las pasadas generales: Alberto Garzón, Roser Maestro y Enrique Santiago.

El diputado de IU Enrique Santiago, en una comparecencia en el Congreso, el pasado diciembre. (EFE)
El diputado de IU Enrique Santiago, en una comparecencia en el Congreso, el pasado diciembre. (EFE)

Durante el análisis, los especialistas comprobaron que su instrumento de medición estaba detectando un punto de calor extraño compatible con un micrófono en el respaldo de un sillón del despacho que utiliza Santiago. La señal salía de debajo del tapizado de tela, a una altura media, donde teóricamente solo debía haber gomaespuma. La empresa examinó el asiento y comprobó que se encontraba bajo un ventanal por el que entraba el sol. Por si acaso, analizó si en esa zona del respaldo había algún objeto estructural que pudiera haberse calentado por el efecto de los rayos del sol. Pero los expertos no encontraron una explicación racional y emitieron un informe para dejar constancia del hallazgo.

Contra toda lógica, la empresa de barridos no llegó a destripar el cojín para localizar el supuesto micro

Contra toda lógica, la empresa de barridos no llegó a destripar el cojín para localizar el supuesto micrófono. Fuentes del sector consultadas por este diario aseguran que se trata de un procedimiento poco ortodoxo. Lo habitual es revisar en profundidad el objeto que aloja el micro, extraerlo, documentarlo y entregárselo al cliente para que actúe como considere oportuno. Los micrófonos únicamente se mantienen en su escondite cuando se pretende que el propietario del dispositivo no detecte que ha sido descubierto.

La dirección de Izquierda Unida tomó un camino intermedio. Tras el rastreo, optó por deshacerse del sillón sin comprobar, supuestamente, qué había en su respaldo. El sillón que estaba en el despacho de Santiago terminó en otras dependencias del hemiciclo, explican fuentes de la formación. Pese al informe de la empresa de seguridad, los responsables del partido decidieron no presentar denuncia.

En el propio Congreso hay una comisaría especial de la Policía Nacional donde podrían haber comunicado los hechos

No habrían tenido que moverse demasiado para hacerlo. En el propio Congreso hay una comisaría especial de la Policía Nacional donde podrían haber comunicado los hechos. La propia realización de un barrido en las dependencias de la carrera de San Jerónimo ya es relevante, porque los despachos de los diputados y las áreas comunes de la institución legislativa están sometidos a estrictos controles y exhaustivos sistemas de vigilancia durante las 24 horas del día, los 365 días del año. Se trata de uno de los edificios públicos más protegidos de España.

Sin embargo, desde la Secretaría de Organización de Izquierda Unida, de la que depende la Dirección de Seguridad de la coalición, explican que realizan este tipo de inspecciones periódicamente tanto en su sede de la calle Olimpo de Madrid como en las zonas que ocupan en el Congreso como una medida preventiva para garantizar el secreto de sus comunicaciones.

Santiago ha declinado efectuar comentarios. Se da la circunstancia de que este diputado ocupó el mismo despacho durante la pasada legislatura. Se desconoce cuánto tiempo podía llevar en esa estancia el supuesto micrófono. Es uno de los pesos pesados de IU. Desde que arrancó el nuevo periodo de sesiones, desempeña la función de portavoz adjunto del grupo parlamentario de Unidas Podemos. Además, desde 2018 es secretario general del PCE tras la salida de José Luis Centella, un relevo con que se completó la renovación estratégica y generacional que ya había supuesto el nombramiento de Alberto Garzón como coordinador federal de IU dos años antes.

En ese momento, la principal organización de IU asumió un giro en lo referente a su estrategia de alianzas, apostando por una mayor integración dentro de Unidas Podemos. No sin oposición interna, principalmente desde el PCM, Santiago representa al sector más favorable a la unidad popular.

Desde el programa 'La Tuerka', que puso las bases para el lanzamiento de Unidas Podemos, Santiago estrechó sus relaciones con el equipo fundador de Podemos ya a principios de la pasada década. Muy cercano a Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, siempre ha sido una de las personas de confianza del secretario general de Podemos y fue una de las voces autorizadas de IU que más empujaron por la coalición.

Pablo Iglesias (i) se abraza con el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón. (EFE)
Pablo Iglesias (i) se abraza con el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón. (EFE)

Conocido como 'el abogado de IU', su carrera política ha estado estrechamente ligada con la defensa de distintas causas en los tribunales, tanto dentro como fuera de España, que lo convirtió en diana de distintos partidos e intereses. Especialmente relevante ha sido su papel como abogado de las FARC en Colombia, lo que le granjeó duros enfrentamientos públicos con el expresidente de este país Álvaro Uribe, quien lo acusó de ser "el perseguidor internacional del uribismo" y de "entregarse al terrorismo". Durante meses, asesoró al Gobierno colombiano participando de las negociaciones para la paz que este mantuvo con las FARC en Cuba.

Su trayectoria como jurista suma diversas causas, siempre formando parte de equipos jurídicos internacionales. Entre ellas, destaca como abogado en la acusación popular que impulsó las causas contra la dictadura militar en Argentina, contra Augusto Pinochet por crímenes contra la humanidad, en el caso Couso o en las querellas por los vuelos de la CIA, por la situación de los presos de Guantánamo, por el ataque del ejército de Israel contra la 'Flotilla por la Libertad a Gaza' o el caso Bárcenas, ejerciendo como letrado de IU y de la acusación particular.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios