Podemos reglamentará los círculos y sus miembros deberán pagar cuota de militante
  1. España
DOCUMENTOS DE LA TERCERA ASAMBLEA CIUDADANA

Podemos reglamentará los círculos y sus miembros deberán pagar cuota de militante

Para ser integrante de pleno derecho en la organización será necesario abonar una cuota popular y, además, esta militancia deberá estar vinculada a un único círculo

Foto: Podemos reglamentará los círculos y sus miembros deberán pagar cuota de militante
Podemos reglamentará los círculos y sus miembros deberán pagar cuota de militante

Podemos establecerá una nueva normativa para sus círculos, la unidad básica de organización y la primera instancia de participación del partido, desarrollando nuevos requisitos tanto para formarlos como para crearlos. Una de las principales novedades según el documento organizativo con el que se presentará el equipo liderado por Pablo Iglesias a la tercera asamblea de Podemos es que para participar en los círculos se deberá ser militante, además de inscrito, lo que implica "estar al corriente de pago de la cuota establecida", como especifica el texto. Asimismo, los militantes deberán adscribirse al círculo territorial que les corresponda, "limitando la capacidad de cambio de Círculo a un máximo de una vez al año". Actualmente, para participar en los círculos no se exigía ni militar ni tampoco estar inscrito en Podemos. "Ninguna persona precisará estar inscrita en Podemos para participar en un Círculo Podemos", recoge el documento organizativo aprobado en Vistalegre II.

Se eliminan por tanto los círculos denominados sectoriales, limitándose así al ámbito territorial, que podrá ser municipal, de distrito o barrial, comarcal o de circunscripción exterior para la militancia residente fuera de España. En lugar de los círculos sectores o temáticos, se propone la creación de "grupos de trabajo especializados asociados al Consejo Ciudadano de su ámbito de actuación". Según se argumenta en el documento, "los Círculos Sectoriales se encuentran, en la actualidad, conformados por personas interesadas en aportar a la construcción y despliegue de Podemos con su experiencia y conocimiento concreto en áreas determinadas. Esta propuesta transformadora viene a garantizar y facilitar esta aspiración militante, dotando a sus participantes de un espacio más operativo y orgánico para este tipo de participación política". Para participar en ellos, al igual que en los círculos, se deberá ser militante al corriente de pago de la cuota.

La aportación económica de las bases se defiende desde el equipo que lidera Pablo Iglesias como un "elemento fundamental que permita a Podemos crecer constantemente desde lo cotidiano y destinar esos fondos de forma proporcional a de donde vienen". En este sentido, el documento organizativo establece nuevas medidas redistributivas de los recursos de la organización priorizando los niveles inferiores y creando mecanismos de compensación entre territorios.

Actualmente, para participar en los círculos no se exige ni militar ni estar inscrito en Podemos

Se prevé así destinar el 85% del importe del excedente de las donaciones de sueldo de los cargos de gobierno, nombramientos de gobierno, diputadas autonómicos y otros nombramientos para que se refuerce el presupuesto de los Consejos Ciudadanos tanto para su actividad ordinaria como para la inversión en proyectos sociales. Respecto al excedente de las donaciones del sueldo de los concejales, se destinará en un 100% al municipio en el que desempeñen su acción política.

Otra de las novedades es que cada círculo dispondrá de un "equipo dinamizador", que estará formado por tres personas responsables en las áreas de organización y finanzas; comunicación y feminismos. Estas personas desempeñarán su labor durante un año no renovable consecutivamente. Por otra parte, las ejecutivas municipales contarán con una persona designada "para garantizar la articulación jurídica y financiera entre los Círculos, el órgano municipal -ya sea Plenario o Consejo de Círculos- y el resto de órganos supramunicipales de Podemos con el fin de facilitar y fomentar los recursos y las herramientas de esta índole a los Círculos. Esta figura mantendrá un mandato anual". Al igual que en el caso de los equipos dinamizadores, esta figura mantendrá un mandato anual.

El objetivo de estos cambios se centra, según recoge el nuevo documento organizativo que se someterá a votación en la tercera asamblea de Podemos, en crear "una nueva cultura militante que favorezca y dote de los espacios y herramientas necesarias para que cada una de sus personas integrantes sean agentes activos del movimiento popular y del cambio político y social que buscamos". En esta línea cobra especial importancia la figura del militante, en detrimento del inscrito. "A partir de ahora, la figura jurídica de la persona afiliada cobrará un nuevo sentido y será el de la persona militante". Para ser integrante de pleno derecho en la organización será necesario abonar una cuota y, además, esta militancia deberá estar vinculada a un único círculos. Desde el partido se considera "ineludible este compromiso material y simbólico para con un proyecto que se sostiene al margen de los bancos".

Desde el partido se considera "ineludible este compromiso material y simbólico para con un proyecto que se sostiene al margen de los bancos"

A diferencia de las personas inscritas, se especifica que "los y las militantes suponen un paso más de compromiso en la organización", al tener que censarse en un círculo y estar al corriente de cuota. Asimismo, serán quienes definan la línea política local. Desde la actual dirección de Podemos asumen que la implantación territorial es su principal debilidad orgánica.

Es por ello que a nivel local defienden la necesidad de "ampliar el campo de acción de la militancia, dotar de todo el sentido a nuestros Círculos y posibilitar la participación en la vida política interna de Podemos a quienes han sostenido y sostienen la organización por su base; además de propiciar que accedan a ella todas aquellas personas que, ahora, vean en los Círculos una oportunidad real de influir en el nivel más próximo de la organización". Después de las pasadas elecciones autonómicas, con unos resultados muy por debajo de los obtenidos en las generales, el secretario general ya reconoció que "no hemos sido capaces de construir una organización con la suficiente implantación territorial, lo que nos hubiera dado más presencia y fuerza tanto en las generales como en las municipales y autonómicas".

Pablo Iglesias Unidas Podemos Vistalegre II
El redactor recomienda