Presencia de dioxinas y furanos en el aire

Miles de personas reclaman que se encuentre a los dos trabajadores sepultados en Zaldibar

La columna de manifestantes de Ermua, municipio donde reside la población con más vecinos en el entorno del vertedero, ha partido a las 17.00 horas entre aplausos, pitidos y sonidos de sirenas

Foto: Vecinos de Zaldibar se manifiestan con mascarillas a causa de la contaminación. (EFE)
Vecinos de Zaldibar se manifiestan con mascarillas a causa de la contaminación. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Miles de personas se han dirigido esta tarde hacia el barrio Eitzaga de Zaldibar (Vizcaya), donde se ubica el vertedero que se derrumbó el pasado día 6, en una manifestación que ha partido en varias columnas de los municipios guipuzcoanos de Elgeta y Eibar y el vizcaíno de Ermua para reclamar que se encuentre a los dos trabajadores sepultados por el desprendimiento y se esclarezcan los hechos.

La columna de manifestantes de Ermua, municipio donde reside la población con más vecinos en el entorno del vertedero, ha partido pasadas las 17.00 horas de la plaza del Cardenal Orbe de este municipio entre aplausos, pitidos y sonidos de sirenas.

Encabezada por una pancarta con le lema "Zaldibar argitu (Esclarecer). Trabajadores, salud, responsabilidades", la marcha ha reunido a decenas de personas, muchas con el rostro protegido con máscaras.

Presencia de dioxinas y furanos en el aire

Entre los manifestantes los testimonios de temor y desconciertos eran comunes, sobre todo, después de que ayer el Gobierno Vasco recomendara a los vecinos de Ermua, Eibar y Zaldibar mantener las ventanas cerradas y evitar las prácticas deportivas al aire libre por la presencia de dioxinas y furanos en el aire debido a los incendios que persisten en la escombrera.

"En casa tenemos todo cerrado. Vivo a 300 metros del vertedero y se pasa mal. Pican los ojos y se tapona la nariz", ha dicho a Efe Plácido Diéguez, jubilado de Ermua y uno de los participantes en la manifestación.

El vertedero se derrumbó el pasado 6 de febrero atrapando a dos trabajadores, que todavía no han sido encontrados, y provocó incendios entre los residuos que aún no han sido sofocados. Estos fuegos han motivado que el pasado día 9 se detectaran en el aire 700 centogramos de dioxinas y furanos por metro cúbico, unas cuarenta veces más de los valores normales en una zona urbana. Ante la presencia de dioxinas en el aire, las autoridades ha recomendado a los 48.000 habitantes de estos tres municipios que cierren las ventanas y no hagan deporte. Además, el partido de fútbol entre la SD Eibar y la Real Sociedad que se iba a celebrar a las 16.00 horas de este domingo ha sido cancelado.

Las muestras se recogieron el día 9, cuando el incendio era más intenso y se tomaron en un punto cercano al fuego, y los resultados no se conocieron hasta este viernes por tarde por tratarse de unos análisis complejos que se realizan en muy pocos laboratorios especializados. El viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo, ha explicado en una rueda de prensa en Bilbao que estas recomendaciones son medidas "preventivas y garantistas" y que no hay un riesgo para la salud salvo que se produzca una exposición "prolongada" que genere una acumulación de dioxinas y furanos en el organismo.

Maquinaria para apagar los fuegos del vertedero

Las máquinas han llegado este sábado a la zona de los incendios entre los residuos del vertedero de Zaldibar, con el objetivo de empezar a echar tierra para apagar estos fuegos, ha adelantado el coordinador de la mesa técnica, Txus Peña. La comisión técnica de coordinación del desprendimiento del vertedero se ha reunido este sábado, como cada día, en el ayuntamiento de esta localidad. Ha asistido al inicio, durante media hora, el lehendakari, Iñigo Urkullu, para transmitirles su apoyo.

Al acabar la reunión, los integrantes de la misma han explicado la situación: la novedad es que se han terminado los accesos, sobre las tierras del derrumbe, a la parte alta del desprendimiento donde están los fuegos, que afectan "a un talud del fondo del vertedero de más de veinte metros, de ahí la dificultad de acceso", han detallado. La maquinaria pesada (excavadoras y un brazo de 23 metros) ya está avanzando hacia la zona, de momento sin problemas, aunque con mucha precaución, ya que pasan por una zona inestable. "Esperamos en los próximos días extinguir el fuego con tierra", ha dicho la viceconsejera Elena Moreno. La semana pasada se intentó con agua desde helicópteros, sin buenos resultados.

El sindicato de la Ertzaintza exige información

El sindicato de la Ertzaintza ErNe ha acusado al departamento de Seguridad del Gobierno Vasco de actuar de forma "negligente", al proporcionar a los agentes información "sesgada" sobre la contaminación del aire cerca del vertedero derrumbado de Zaldibar (Vizcaya) y le ha exigido que informe con "urgencia" sobre los riesgos reales en la zona.

En una nota, ErNe ha explicado que ayer el área de Recursos Humanos del departamento citó por la mañana a los delegados sindicales de prevención de la Ertzaintza y les transmitió las recomendaciones del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales Osalan sobre las medidas a adoptar por los agentes que se encuentran en la zona del vertedero, donde continúan sepultados dos trabajadores nueve días después del desprendimiento.

Ya por la noche y "sin previo aviso", según el sindicato, los agentes de la comisaría de Durango recibieron máscaras de protección con filtros AXP3 para actuaciones cercanas al vertido. Se trata de una máscara con unos filtros de corta caducidad y cuya manipulación ha de hacerse con sumo cuidado, según ha explicado.

El sindicato ha criticado que no se informase a los delegados de prevención de la presencia de dioxinas

ErNe ha señalado que el tipo de protección de estas máscaras no se corresponde con el nivel de riesgo trasladado a los delegados de prevención horas antes, por lo que "ante la alarma de que algo nuevo estaba sucediendo -ha indicado-, nos confirman la aparición de dioxinas y otros productos que incrementan la peligrosidad de los materiales del vertedero".

El sindicato ha criticado que no se informase a los delegados de prevención de la presencia de dioxinas y ha considerado que estas actuaciones "improvisadas", por parte del departamento, demuestran "una forma de actuar negligente que evidencia un desprecio absoluto por la salud de sus trabajadores y de los ciudadanos". ErNe ha responsabilizado a Recursos Humanos de la Ertzaintza de "poner en riesgo" la salud de la ciudadanía y de los agentes que han estado custodiando el lugar.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios