TENDRÁ QUE SACAR DINERO DE SU PRESUPUESTO

La 'maldición' de un pueblo de Cáceres: pagar el entierro de un pederasta que nadie conoce

Espanto entre los 216 vecinos de Villar de Plasencia: un juez les obliga a enterrar con ellos a un delincuente de Salamanca y a pagar el oficio solo porque se mató en su tramo de autovía

Foto: Estado en el que quedó el vehículo del Kepa. Al margen, su perfil de Instagram. (Salamanca24horas.com)
Estado en el que quedó el vehículo del Kepa. Al margen, su perfil de Instagram. (Salamanca24horas.com)

Un pequeño pueblo de Cáceres tendrá que enterrar en su cementerio a un delincuente y presunto pederasta por el simple hecho de haber muerto en el tramo de autovía que pasa por el municipio. No solo eso: deberá costear el traslado del cadáver e inhumarlo en uno de sus nichos. Son unos 3.000 euros de gasto que el ayuntamiento, ahora mismo, no tiene. Habrá que modificar de urgencia el presupuesto municipal, ya prácticamente agotado a estas alturas de año, y destinar a este imprevisto un dinero necesario para otros gastos básicos.

¿De verdad hay que enterrar a un desalmado cuya única vinculación con el pueblo es haber muerto en la autovía?, se preguntan los vecinos

La noticia ha caído como una maldición entre los 216 vecinos de Villar de Plasencia, el pueblo afectado. ¿De verdad hay que enterrar entre sus seres queridos a un desalmado cuya única vinculación con el pueblo es haber muerto en la autovía? "Estamos obligados por un juez, nos guste o no", suspira la alcaldesa, María José Pérez, que lleva dos semanas durmiendo mal por este asunto. La madre del fallecido se ha negado en redondo a hacerse cargo del cadáver y no hay otro familiar directo que lo reclame. Así que el Juzgado de lo Social de Plasencia ha dictaminado, a través de una providencia, que la jurisdicción sobre el cuerpo recae sobre el consistorio, con base en su interpretación del Código Civil. El documento será remitido oficialmente a la alcaldesa el próximo lunes.

Imagen del brutal accidente mortal en Villar de Plasencia. (CNP)
Imagen del brutal accidente mortal en Villar de Plasencia. (CNP)


Los vecinos están espantados

En los corrillos de Villar de Plasencia el asunto se habla entre el espanto y la indignación y a la alcaldesa ya le ha caído más de un reproche. "Me ha tocado explicar la situación a varios vecinos. Están muy molestos, algunos furiosos, mejor me ahorro los comentarios que se hacen por aquí por respeto a la familia. Es un tema muy sensible que a nadie nos gusta. Yo tengo que acatar lo que me ordene un juez, pero también como alcaldesa me debo a mis 216 vecinos. Es un fastidio, no lo voy a negar". Pérez todavía tiene que analizar de qué partidas del presupuesto saca el dinero para este imprevisto. "No sé cómo lo haremos, habrá que echar mano de algunas partidas que se quedarán sin fondos para otras cosas. Este es un ayuntamiento pequeño y 3.000 euros es una cantidad importante".

"No sé cómo lo haremos. Este es un ayuntamiento pequeño y 3.000 euros es una cantidad importante", advierte la alcaldesa

La pesadilla de este pequeño y tranquilo pueblo se inició el pasado 1 de noviembre. Un Renault Megane negro de alta cilindrada y carrocería tuneada se empotró bajo el remolque de un camión de transporte en el punto kilométrico 457 de la autovía A-66, dirección Sevilla. Resultado: muerte en el acto. El camión estaba detenido sobre el arcén y el Renault rodaba a muchísima velocidad, lo que invita a pensar en un suicidio. El conductor era C.M.LL., un joven de Salamanca de 29 años conocido como el Kepa. Era el cabecilla de una banda de chavales llamada RS2, que solían juntarse en una nave abandonada del polígono industrial El Montalvo de Salamanca para echar la tarde, beber cervezas y poner a punto sus coches. El Kepa tenía antecedentes penales por robo y estaba estos días bajo el foco policial por un hecho muy grave: forzar sexualmente a un menor de 14 años en la nave de los RS2. No era, al parecer, la primera vez que abusaba de un adolescente.

La nave industrial en la que presuntamente el Kepa abusó de adolescentes. (Salamanca24horas.com)
La nave industrial en la que presuntamente el Kepa abusó de adolescentes. (Salamanca24horas.com)

"Adiós", escribió el Kepa a las 12.07 en su cuenta de Instagram el 1 de noviembre. Pasadas las 13.00, colisionó brutalmente contra el camión de un vecino de Verín (Ourense), quien resultó ileso. La Policía Nacional había interrogado al Kepa el fin de semana anterior en relación con la denuncia de abuso sexual sobre dicho menor, al cual presuntamente arrinconó en la nave y obligó a dejarse hacer una felación el 31 de agosto. Los agentes le dejaron en libertad con cargos, pero después de recibir más denuncias de otros menores de edad atemorizados, el juzgado emitió una orden de ingreso en prisión preventiva e inmediata.

El fallecido se enfrentaba a un mínimo de dos años y medio de cárcel por diversos delitos. Estaba ya oficialmente en busca y captura. Hasta el día de su muerte, el Kepa no había parado de alardear de su vida de criminal de baja estofa en sus redes sociales, entre los que destaca un vídeo disparando un arma de fuego en la nave de los RS2 y otras imágenes suyas consumiendo cocaína y exhibiendo grandes cantidades de dinero.

Amenazas cruzadas entre el Kepa y otro delincuente en Salamanca. (Salamanca24horas.com)
Amenazas cruzadas entre el Kepa y otro delincuente en Salamanca. (Salamanca24horas.com)

En realidad, el Kepa se había convertido en una especie de 'coco' entre los jóvenes de las barriadas de Salamanca. En las cuadrillas corría el rumor de que había un delincuente suelto que obligaba a los chavales a realizar actos sexuales en su coche o en la nave bajo amenazas y coacciones. A veces, ofrecía dinero o regalos a cambio de sexo. "Este tío obliga a chavales menores, que conozco yo, a que se dejen dar por culo y no les queda otra porque les amenaza de muerte. Parece coña, pero no es así, los tiene acojonados. A un amigo mío le ha obligado a practicar esas relaciones, le dijo: te doy 15 euros si te dejas dar por culo, o te doy por culo igual. A otros les prometía teléfonos móviles si se iban con él un rato al coche", explicó un menor al diario 'Salamanca24horas'.

La nave semiabandonada cuenta con distintas estancias. En la parte superior, tres de ellas tienen colchones tirados por el suelo, que es precisamente el lugar donde la Policía encontró al Kepa el día de su detención preventiva. Estaba acompañado de varios adolescentes que formaban parte de su cuadrilla para amedrentar y coaccionar a otros jóvenes. En el registro de su piso, ubicado junto a la estación de tren de Salamanca, los agentes intervinieron una pistola Astra del calibre 9mm corto con un cargador de seis cartuchos y una caja de munición con otros 22 cartuchos adicionales. Antes de las denuncias por agresión sexual, el Kepa atesoraba un historial delictivo que incluye robo con violencia en Cáceres, tráfico de drogas en Almería y amenazas y agresiones en Salamanca.

Vista del cementerio de Villar de Plasencia (Cáceres)
Vista del cementerio de Villar de Plasencia (Cáceres)

Un huésped incómodo

Caprichos del destino, los habitantes de Villar de Plasencia deberán acoger para la eternidad a este presunto pederasta salmantino. "Será inhumado en uno de los nichos que reservamos para casos de emergencia. No son nichos que nadie vaya a reclamar, así que se quedará con nosotros", explica la alcaldesa. Cada nicho tiene un coste aproximado de 400 euros. "Ya he avisado al juzgado de que no pienso hacer nada hasta que reciba el auto judicial. Espero tenerlo el lunes. Cuando lo reciba, llamaré a la funeraria para que traslade el cadáver hasta el pueblo y los operarios del cementerio procederán al enterramiento. No se celebrará ningún acto funerario, de hecho no esperamos que nadie acuda al entierro".

Es el Juzgado de lo Social de Plasencia quien ha hablado con la madre del Kepa para tratar de que se haga cargo del cuerpo. Tras la negativa inicial, parecía que la madre podía cambiar de opinión al cabo de unos días, pero finalmente se desentendió. El cadáver del Kepa se encuentra en el Instituto de Medicina Legal de Cáceres a la espera de que se resuelva esta situación tan insólita. Según confirma la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), "es habitual que las funerarias costeen la recogida y traslado de personas sin recursos como un acto de beneficencia, pero esto es muy inusual. Siempre hay un padre o una madre u otro familiar que termina haciéndose cargo de un fallecido".

La alcaldesa adelanta que recurrirá la decisión judicial. Difícilmente el pueblo se podrá deshacer del cadáver del presunto pederasta, pero por lo menos esperan que no sean los vecinos quienes pagan el enterramiento con un dinero que, a día de hoy, no tienen.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios