INDIGNACIÓN POR LA DECISIÓN

Trump prepara una ofensiva diplomática si no se acepta la extradición del Pollo Carvajal

Washington confía en que la decisión sea revocada por el pleno de la Sala de lo Penal

Foto: El presidente venezolano, Nicolás Maduro (d), junto al exjefe de la Inteligencia militar Hugo Carvajal. (EFE)
El presidente venezolano, Nicolás Maduro (d), junto al exjefe de la Inteligencia militar Hugo Carvajal. (EFE)

El auto con el que la Audiencia Nacional deniega la extradición del que fuera jefe de la Inteligencia de Venezuela durante ocho años, Hugo Carvajal, no ha sentado bien en Estados Unidos. El portazo a la entrega del cargo de la etapa de Hugo Chávez, propinado por la Sección Tercera, ha levantado la indignación de las autoridades norteamericanas, que ya preparan una ofensiva diplomática para el caso de que la decisión sea avalada por instancias judiciales superiores.

La reacción no será, sin embargo, inmediata. Las fuentes del entorno diplomático consultadas apuntan a que el Gobierno de Trump está a la espera de que la decisión sea firme. La Fiscalía Antidroga informó a favor de la extradición, por lo que, previsiblemente, recurrirá ante el pleno de la Sala de lo Penal el criterio adoptado. Estados Unidos confía en que la decisión sea revocada. En caso de que se confirme, utilizará las vías de contacto entre Estados para dejar patente su rechazo.

En un auto ponencia del magistrado Alfonso Guevara, la Audiencia Nacional atribuyó a "motivaciones políticas" el requerimiento de Washington. El juez Guevara sospecha que la solicitud de entrega parte de "la estrategia política estadounidense respecto a Venezuela", y que el exgeneral se convertiría en una importante fuente de información. Con una carrera militar de más de 30 años a sus espaldas, "cabría entender que la reclamación se fundamenta en una motivación política al demandarse la entrega de Hugo Armando Carvajal por su condición de exdirector de los servicios de Inteligencia", sostiene el magistrado.

Tras su detención el pasado abril, Carvajal ya aseguró al juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Alejandro Abascal, que podía aportar información que vincularía al Gobierno de Nicolás Maduro con el partido-milicia libanés Hezbolá y las guerrillas colombianas de FARC y ELN, entre otros grupos terroristas. El magistrado optó entonces por abrir unas diligencias aparte y escucharle en declaración, pero cuando fue citado, Carvajal se personó con un nuevo abogado y pidió suspender el interrogatorio para que el letrado se preparase la causa. Llegados a ese punto, el juez archivó las diligencias previas incoadas, manteniéndose así la incógnita sobre la información que maneja.

Pero en la vista que se celebró el pasado 12 de septiembre, su defensa dejó caer una vez más la importancia de los secretos que maneja y cómo Estados Unidos quiere hacerse con ellos. "La única forma que el general Carvajal tiene de eludir la cadena perpetua es proporcionar información del régimen de Maduro para derrocar ese régimen. Con lo cual, lo único que quieren es coger información, no coger a un delincuente", denunció su abogada. "Es una artimaña bastante inteligente el decir: 'Te dejo sin ningún arma de defensa y vienes aquí para lo que yo quiero, que es información'".

Aunque el juez Guevara admite en parte esta tesis, su decisión no ha sentado bien a Estados Unidos. El fiscal, de hecho, se mostró a favor de la extradición, para lo que defendió que presentar a Guevara como una víctima de persecución política es un sinsentido. "Parece que le está reclamando Venezuela, pero le está reclamando EEUU, la democracia más antigua del mundo. Creo que no hay duda sobre la protección de los derechos fundamentales", afirmó. También sostuvo que se han cumplido los requisitos formales que establece la legislación para facilitar su entrega, insistiendo además en la gravedad de los delitos de narcotráfico y tenencia de armas que se le imputan. "No le reclama Venezuela, le reclama Estados Unidos. Si fuera Venezuela el país reclamante, podríamos hacer otras valoraciones", concluyó el representante del Ministerio Público.

Carvajal, de 59 años, fue detenido en España el 12 de abril en virtud de una orden de arresto de Estados Unidos, que le reclamaba por haber querido “inundar” ese país con toneladas de cocaína que presuntamente introducía en su territorio, a veces con ayuda de la cúpula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Los fiscales en Nueva York insisten en que Carvajal debe ser procesado por narcoterrorismo. Según la DEA, el exgeneral usó su despacho para coordinar el traslado de unas 5,6 toneladas de cocaína desde Venezuela a México en 2006.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios