LA OPOSICIÓN AFEA AL PSOE EL ELECTORALISMO

El Congreso anticipa lo que será la campaña: el PSOE lleva la eutanasia y el PP, la economía

El pleno acepta debatir una ley de eutanasia a solo dos semanas de disolverse. La primera medida del PSOE resalta las prioridades de la campaña electoral para el 10-N

Foto: Pleno del Congreso. (EFE)
Pleno del Congreso. (EFE)

El Congreso de los Diputados se ha convertido en el primer escenario de la campaña electoral. A punto de disolverse las cámaras por el desacuerdo entre PSOE y Unidas Podemos y después de seis meses sin actividad, el Congreso aceptó tomar en consideración la proposición de ley del PSOE de la eutanasia. Es el primer paso de un camino cegado, pero escenifica los intereses del PSOE en el debate político. A la vez, el PP llevó una proposición sobre la financiación de las autonomías para devolver la economía al núcleo de su discurso y Ciudadanos una sobre las diferencias de la selectividad por comunidades. Es decir, cada partido usó la primera sesión ordinaria para marcar su territorio de campaña justo dos meses antes de las elecciones. "Tengo la impresión de que estamos perdiendo el tiempo", resumió Joan Baldoví, de Compromís, sobre el debate.

Desde febrero, el Congreso no ha tenido más que actividad extraordinaria, como la fallida investidura de finales de julio. La parálisis, alentada por la presidenta, Meritxell Batet, ha recibido críticas incluso de históricos socialistas como Felipe González. El primer pleno ordinario, tres meses y medio después de la constitución de las Cortes, será probablemente uno de los últimos. Cuando por la megafonía sonaba el aviso que llama a los diputados al hemiciclo, Pablo Echenique certificaba en un edificio anejo la defunción de las negociaciones con el PSOE.

El Congreso anticipa lo que será la campaña: el PSOE lleva la eutanasia y el PP, la economía

Los primeros puntos del debate dan pistas de la campaña que se avista. La primera proposición de ley que el pleno tomó en consideración fue la presentada por el PSOE sobre la eutanasia. En la pasada legislatura, la Mesa del Congreso, entonces en manos de PP y Cs, fue demorando la tramitación y murió. Pero para el PSOE este tipo de iniciativas es considerado todo ventajas: presentan al PP a la derecha y Podemos no puede distanciarse.

Para Unidas Podemos, "hacer campaña con el dolor de la gente es muy mezquino y muy cobarde"


Patxi López, que defendió para los socialistas la iniciativa, destacó que esta fuese "la primera iniciativa de lo que hemos traído a la Cámara. Era un empeño personal del presidente del Gobierno". "Esta es una de las principales diferencias entre los socialistas y la derecha no liberal".

José Ignacio Echániz, portavoz popular, consideró el debate como "un nuevo caso de utilización de las instituciones para el señor Sánchez", "un uso obsceno de los pacientes terminales para su traca final de legislatura de cinco meses, un guiño al electorado de Podemos". Para Echániz, la eutanasia "es lo fácil, lo cómodo y lo barato", ya que "son los cuidados paliativos los que promueven la autonomía y la dignidad". Ciudadanos apoyó la toma en consideración, aunque registró su propia iniciativa y avisó de que veía problemas en el texto del PSOE que habría que enmendar. "Si no viene con un acuerdo de gobernabilidad, están usando a las personas que están esperando esta ley", señaló Melisa Rodríguez. La toma en consideración salió con 242 votos a favor y 91 en contra.

Protesta contra la eutanasia ante el Congreso.
Protesta contra la eutanasia ante el Congreso.

Como el debate tenía visos de ser estéril ante una próxima disolución de las Cortes, Joan Baldoví resumió un sentir generalizado: "Tengo la impresión de que estamos perdiendo el tiempo". "Esto va a quedar en agua de borrajas", coincidió el diputado del PNV Joseba Andoni Agirretxea.

La crítica de electoralismo fue recurrente. Noelia Vera, de Unidas Podemos, recordó que el PSOE votó en contra de una de sus proposiciones en 2017: "Nos sentimos profundamente incómodos con este debate. Estamos a favor, pero que se haga en términos electoralistas nos incomoda". Vera terminó con lo que sonó a súplica hacia el PSOE: "No nos tomen como competencia y alguna vez háganlo como aliados". Para Unidas Podemos, "hacer campaña con el dolor de la gente es muy mezquino y muy cobarde".

"Tengo la impresión de que estamos perdiendo el tiempo". "Esto va a quedar en agua de borrajas"

Lourdes Méndez, diputada de Vox, miembro del Opus Dei y exparlamentaria popular, partido del que se fue por no derogar el aborto, criticó que el PSOE da respuesta con la eutanasia "al invierno demográfico" que vive España. "Pone toda la maquinaria del Estado al servicio de la muerte", y acusó a López de apelar a las mismas razones que el III Reich para aprobar una ley de eutanasia. "Nuestro grupo defiende sin fisuras la vida desde el nacimiento hasta la muerte natural".

Puestos a marcar el terreno de la campaña, el PP aprovechó su primera medida en el Congreso para hablar de la financiación autonómica, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha congelado alegando que está en funciones y esgrimiendo un súbito informe de la Abogacía del Estado que ha recibido críticas internas. El popular Jaime de Olano criticó que los socialistas "continúan con la misma operación, hacer campaña desde el Gobierno para que Sánchez no fracase en una nueva investidura".

Unidas Podemos votó con el PSOE para evitar la reprobación de la ministra de Hacienda


Para el PP, la economía es ahora el primer campo de confrontación con el PSOE. Después de que en la campaña electoral Pablo Casado se empeñara en hablar de Cataluña, lo que movilizó al electorado de la izquierda, en Génova creen que el PP debe ahora apostar por ser el partido de la gestión, especialmente en temas económicos. Olano criticó que "los españoles ya temen por sus puestos de trabajo y observan similitudes con 2008, cuando el PSOE también negaba la realidad". Para Olano, supeditar la financiación de la sanidad es "una fechoría impropia de una democracia como la española".

La financiación de las comunidades y el impacto de la congelación de las entregas del Gobierno son un flanco que el PP está golpeando con eficacia. Quedaba la duda de si Unidas Podemos apoyaría una medida que suponía mejorar los recursos de las comunidades, lo que habría dejado en soledad al PSOE. Finalmente, UP votó con los socialistas. Hubo 175 votos en contra (el número mágico que dio la presidencia a Batet pero que sigue uno por debajo de la mayoría absoluta) y 147 a favor. El Congreso vivió un ambiente de fin de legislatura antes de empezar. Pero la temperatura definitiva la darán este miércoles Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en su cara a cara.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios