Pactos para la investidura

PP y Cs mantienen el 'no' a Sánchez aunque suponga repetir las elecciones

Casado considera una "irresponsabilidad" ir a nuevas elecciones, pero afirma que el PP no le tiene miedo a este escenario. Para Cs, los últimos movimientos de Sánchez justifican su postura

Foto: El líder popular, Pablo Casado. (Reuters)
El líder popular, Pablo Casado. (Reuters)

Aunque todavía no hay fecha para la sesión de investidura, PP y Ciudadanos insisten en que no apoyarán ni facilitarán que Pedro Sánchez revalide su presidencia del Gobierno.

"No le vamos a facilitar la investidura porque no solo lideramos la oposición, sino que somos la alternativa al PSOE en España", ha asegurado Pablo Casado, este domingo a su llegada a la reunión de los populares europeos antes de que se celebre la cumbre de líderes de la UE. "No sería bueno para España quedarnos sin oposición y sin alternativa". En su opinión, "no tiene mucho sentido" que el PSOE de Sánchez pretenda la abstención de los partidos constitucionalistas, es decir PP y Cs, y luego pacte "en Badalona con los radicales independentistas" y en Navarra "con Bildu y Geroa Bai".

El líder popular ha subrayado también que la celebración de nuevas elecciones en caso de que fracase la formación de un nuevo Gobierno tras las elecciones del 28-A sería "una irresponsabilidad", pero que el PP no tiene miedo a este escenario.

"Si él quiere forzar las cosas para ir a unas segundas elecciones a nosotros no nos da miedo, pero al mismo tiempo decimos que es una irresponsabilidad", ha asegurado Casado antes de confirmar que acudirá a la nueva ronda de negociaciones que Sánchez tendría previsto celebrar en los próximos días.

El PP no es el único dispuesto a bloquear la investidura de Sánchez. La portavoz de Ciudadanos en el Senado y en el Parlament de Cataluña, Lorena Roldán, ha asegurado que los "últimos movimientos" de Pedro Sánchez "justifican" que la formación naranja no apoye su investidura como presidente del Gobierno, refiriéndose a los "pactos de la infamia" en algunos territorios como Navarra, o la reciente entrevista de Arnaldo Otegi en RTVE. Además, preguntada por las tensiones internas en el partido naranja, Roldán ha asegurado que "de 30 personas, solo cuatro consideraron que había que cambiar la estrategia, lo que demuestra que estamos en la buena dirección".

Según Roldán, no apoyar a Sánchez estaba ya establecido antes de ir a las urnas: "Fuimos a las elecciones diciendo para qué iban a servir los votos de Cs: para sacar a Sánchez de La Moncloa; y por tanto, ninguno de esos 4.200.000 votos que confiaron en Cs van a ver cómo ese voto es para apoyar a Sánchez".

Pero "los últimos movimientos de Sánchez justifican todavía más esa negativa a Sánchez", según Roldán, que además ha recordado que este 'no' al actual presidente del Gobierno en funciones ya se impuso por unanimidad por parte de la Ejecutiva Nacional del partido que lidera Albert Rivera.

Para Roldán, estos "últimos movimientos" de Sánchez son los "pactos de la infamia" de los socialistas en varios ayuntamientos y comunidades autónomas, como es el caso de Navarra, donde llegó a un acuerdo con EH Bildu, así como la reciente entrevista a Arnaldo Otegi en RTVE, donde "se le ha puesto una alfombra roja" incluso en vísperas del homenaje a las víctimas de terrorismo. "Por todas estas cosas no podemos dar ese apoyo a Sánchez, lo dijimos en campaña y nos reafirmamos", ha incidido.

Roldán también ha hablado de la salida del partido por parte de algunos miembros. Así, la portavoz de Cs ha defendido que es "sano" que haya discrepancia y es "legítimo" que cada uno tenga sus opiniones, pero ha insistido en que la Ejecutiva Nacional del partido acordó los pasos a seguir de Cs.

Un Gobierno de cooperación

Las nuevas negativas por parte de PP y Ciudadanos llegan como respuesta a la presión realizada por Sánchez desde la cumbre del G-20 celebrada en Osaka para responder a los reproches por "inacción" en la conformación de Gobierno. Sánchez, que sostiene que España necesita "un Gobierno de cooperación", insistió en que no se mantenga esta situación de parálisis y subrayó la necesidad de que todos "no solo Podemos, también PP y Ciudadanos, asuman su responsabilidad" en el proceso de investidura y faciliten la gobernabilidad.

Las críticas a Sánchez llegan también desde Podemos e Izquierda Unida. La formación de Pablo Iglesias le acusa de no negociar ni buscar apoyos, además de ignorar su propuesta para repartirse competencias. Por parte de IU, su coordinador general, Alberto Garzón cree que el PSOE "no está abordando la cuestión ni haciendo nada para sacar adelante la investidura", pero que la situación le forzará a lograr un acuerdo que evite repetir las elecciones.

Sánchez, que se encuentra en Bruselas para participar en la cumbre de líderes de la UE, tiene previsto volver este lunes a Madrid y comunicará el próximo martes a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, la fecha de la sesión de investidura.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios