LOS AGENTES COMPRUEBAN LOS DATOS APORTADOS

La Policía investiga las denuncias de 10 padres más en el caso Infancia Libre

Todas han sido interpuestas por padres que han conocido por los medios la investigación y que ponen en evidencia casos similares de mujeres que se llevan a sus hijos

Foto: Investigación de la Policía Nacional sobre la asociación Infancia Libre. (Policía Nacional)
Investigación de la Policía Nacional sobre la asociación Infancia Libre. (Policía Nacional)

La Unidad Adscrita a los Juzgados de Madrid de la Policía Nacional investiga desde hace días las denuncias interpuestas por casi una decena de hombres contra sus exparejas por secuestrar a los hijos que estos tenían en común con ellas. Los agentes tratan de comprobar los datos revelados por los denunciantes, que presentaron sus escritos tras conocer a través de los medios de comunicación que este departamento policial había detenido a cuatro mujeres por casos similares a los suyos en el marco del procedimiento abierto contra dirigentes de la asociación Infancia Libre.

La Policía investiga las denuncias de 10 padres más en el caso Infancia Libre

Según ha podido saber El Confidencial, algunas de las parejas denunciadas estarían vinculadas con esta última asociación, pero no todas. Sin embargo, de momento, el conjunto de las mismas está siendo investigado en la misma causa por los mencionados agentes de la Unidad Adscrita debido a las similitudes que guardan todas las denuncias. Los investigadores, de hecho, no descartan llevar a cabo nuevas detenciones en los próximos días en relación con esta nueva línea de investigación. Por ahora, son cuatro las personas arrestadas en el marco del presente procedimiento judicial, todas ellas vinculadas directamente con Infancia Libre.

La presidenta de la asociación, María Sevilla, fue de hecho la primera apresada. El pasado 1 de abril, esta mujer de 36 años fue detenida por incumplir una sentencia publicada dos años antes que concedía la custodia de su hijo al padre. La madre se trasladó poco después de la resolución con su hijo, de 11 años, hasta Granada sin comunicar el desplazamiento ni consultar con el progenitor del joven. Tanto la mujer como el niño y otra hija que había tenido luego con una segunda pareja se ocultaban en una finca situada en el municipio de Villar de Cañas (Cuenca), donde los tres vivían con el nuevo novio de la investigada, que de hecho era el que se encargaba de llevarles comida. Ninguno de los pequeños estaba escolarizado. Tras la detención de la pareja, el niño pasó a vivir con su padre, que había sido denunciado por abusos sexuales por la mujer, una acusación que nunca fue probada.

Este primer caso provocó las primeras denuncias de otros padres que se encontraban en situaciones similares y que habían sido supuestamente perjudicados por sus parejas, todas ellas vinculadas con Infancia Libre. Fue el caso del hombre que había sido pareja de Patricia González. Tras comprobar todos los extremos que el denunciante ponía sobre la mesa, los agentes detuvieron el 11 de mayo en La Cabrera (Madrid) a la mujer, que como Sevilla había denunciado también al padre de su hija por abusos sexuales que tampoco consideró probados la Justicia. Al igual que en el caso de la presidenta de la asociación, González también se fugó con su niña sin informar al padre, que se ha hecho cargo ahora de la pequeña.

Diez días después de este segundo arresto, la Policía detuvo a Ana María Bayo, quien según los investigadores impidió que su expareja viera a su hija durante dos años. Bayo, que como las otras dos había denunciado al padre de su pequeña por abusos sexuales que los tribunales también rechazaron, está acusada de desobediencia por llevarse a la niña sin permiso del juez. Tras ella, los agentes de la Unidad Adscrita localizaron a mediados de junio a Rocío de la Osa, también relacionada con Infancia Libre. La acompañaron al juzgado para declarar bajo apercibimiento de detención después de que ella se negara a comparecer en otras ocasiones. De la Osa, que igualmente denunció a su pareja por abusos luego archivados, está acusada de impedir que este vea a su hijo durante cinco años.

La decena de denuncias que los policías de la Unidad Adscrita tienen ahora sobre sus mesas apuntan a casos similares a los descritos que por el momento los investigadores tratan de confirmar. Por ahora, los casos rastreados guardan elementos comunes que invitan a los agentes a pensar en un grupo organizado para delinquir, añadido a otros ilícitos. Además del desafío a los tribunales con rechazos a comparecer, las denuncias de abusos contra las parejas que no se sostenían en elemento probatorio alguno, la desescolarización de los pequeños o el alejamiento de los hijos de sus padres, todas las actuaciones girarían en torno a la asociación Infancia Libre, que ha llegado a asesorar al grupo parlamentario Podemos en el Senado, donde sus representantes se presentaron como víctimas.

La investigación sigue abierta y no parece verse el final de momento. Las nuevas denuncias abren nuevos caminos de investigación que, según fuentes policiales, vislumbran una red de relaciones vinculadas a Infancia Libre con conexiones en otras provincias. De la Osa, de hecho, sería ese enlace de la asociación con Granada, donde la mujer se había trasladado con su hija para huir de su expareja.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios