APUNTA A LOS DIRIGENTES TXAPOTE Y OLGA

El juez reabre el caso de Luis Portero para investigar al jefe de ETA que dio la orden

La Audiencia Nacional pide a la Guardia Civil y a la Policía un archivo informático intervenido a Thierry que almacena todos los objetivos que tenía la banda terrorista en aquella época

Foto: Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', en la Audiencia Nacional. (EFE)
Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', en la Audiencia Nacional. (EFE)

El Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional ha ordenado reabrir el caso del asesinato del que fuera fiscal jefe de Andalucía Luis Portero el 9 de octubre de 2000, en la puerta de su domicilio en Granada. Así lo ha acordado en un auto fechado el pasado noviembre, en el que rechaza imputar a nadie de momento, pero sí ordena practicar una serie de diligencias para averiguar más datos sobre cómo tuvo lugar el asesinato y quién ordenó en última instancia apretar el gatillo a los dos terroristas que ejecutaron el atentado.

La Audiencia Nacional condenó en 2002 a los etarras Harriet Iragui Gurruchaga y Jon Igor Solana Matarran por esta última acción a 54 años de prisión. En 2007, el mismo tribunal condenó a Juan Antonio Olarra Guridi por inducir a la comisión del crimen a 30 años de cárcel. Según esta última sentencia, Olarra Guridi era el máximo responsable del comando Andalucía en el año 2000 y como tal "manejaba" a los dos primeros, a los que ordenó trasladarse desde Francia hasta Andalucía para llevar a cabo una campaña de atentados. En concreto, les facilitó fotografías, horarios, direcciones y otros datos que sirvieron para que los etarras dispararan dos tiros que acabaron con la vida de Portero.

La querella interpuesta por la viuda del que fuera fiscal jefe, Rosario de la Torre, pretende inculpar también ahora al que en aquella época era uno de los principales responsables de ETA, Francisco Javier García Gaztelu, alias 'Txapote', por entonces jefe del aparato militar de la banda terrorista. "Era el encargado de ordenar y transmitir a los comandos a su cargo las decisiones adoptadas por la organización", apunta la querella que ha servido a la Audiencia Nacional para reabrir la causa y comenzar a investigar en este sentido. El escrito se basa en los papeles incautados al que fuera jefe de la banda Mikel Antza y en otra documentación que acreditaría que ETA tenía a jueces y fiscales entre sus objetivos preferenciales.

Además, la querella habla de un archivo informático denominado DGZ (Data Gune Zentral), una base de datos incautada a Javier López Peña, alias 'Thierry', cuando este fue detenido en Burdeos el 20 de mayo de 2008, que contendría datos sobre los diferentes objetivos que se iban marcando los jefes de ETA de la época. Entre esos objetivos, sospecha la viuda del fiscal jefe, estaría su marido. Este extremo, sin embargo, debe ser aún confirmado por la Audiencia Nacional, que ha pedido a la Guardia Civil y a la Policía Nacional sendos informes sobre el mencionado archivo informático con el fin de determinar si puede ser utilizado como prueba para actuar contra Txapote.

En la misma línea, el titular del Juzgado de Instrucción 2, Ismael Moreno, pide a ambos cuerpos toda la información que tengan almacenada sobre la presunta vinculación de García Gaztelu o Ainhoa Múgica Goñi, alias 'Olga', otra de las dirigentes de la banda, con el asesinato de Portero. Los servicios antiterroristas de las fuerzas de seguridad ya emitieron unos informes preliminares que han servido ahora para que el magistrado reclame esta información adicional.

Ainhoa Múgica Goñi, alias 'Olga', a la izquierda, durante un juicio en la Audiencia Nacional. (EFE)
Ainhoa Múgica Goñi, alias 'Olga', a la izquierda, durante un juicio en la Audiencia Nacional. (EFE)

"No se desprenden a día de hoy indicios lógicos", entiende la Audiencia Nacional, para "atribuir a otra persona o personas una participación en el hecho punible, concretamente como pretende la acusación respecto de García Gaztelu y Múgica Goñi, como jefe del aparato militar y responsable de comandos" respectivamente. Sin embargo, continúa el tribunal, "sí procede tener en cuenta la línea de investigación" que expone la querella. Sobre todo, continúa, en la referente al "análisis de la documentación intervenida a Txapote" el día de su detención, el 22 de febrero de 2001, que concretamente se limita a una agenda y a un dietario que actualmente obran en poder de las fuerzas de seguridad.

El Juzgado 2, en línea con lo que previamente ha recomendado la Fiscalía, pretende rastrear estos dos últimos elementos con el fin de explorar "la posibilidad de que pudiera existir material que acreditara (...) la efectiva participación a título de inductor" del que fuera jefe militar de ETA en el asesinato de Portero. Tal y como señala la querella, argumenta el juez Moreno, "si en tales elementos aparecieron anotaciones" que en su momento vincularon a 'Txapote' con la muerte en mayo de 2000 del periodista José Luis López de la Calle y permitieron la condena del primero, otras "anotaciones referidas al asesinato de Portero abren una línea de actuación en la presente instrucción".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios