amplía el veto a las encuestas

La Junta Electoral prohíbe también que las regiones alardeen de gestión antes del 28-A

Ante un caso sin precedentes, la Junta Electoral busca garantizar la neutralidad institucional. Alcaldes y presidentes regionales no podrán presumir de logros antes de las generales

Foto: Votaciones en 2016. EFE
Votaciones en 2016. EFE

La Junta Electoral Central ha decidido limitar también la publicación de encuestas autonómicas y municipales los días previos a las elecciones generales del 28 de abril. En una instrucción en la que avisa de que no hay precedentes de tanta concentración electoral, también exige neutralidad a los gobiernos autonómicos y municipales aunque no esté aún en marcha la campaña de las municipales de mayo. Así, limita que los gobiernos autonómcios puedan presumir de sus logros para no condicionar el voto en las generales.

En 1979, España votó en unas generales en marzo y un mes después hubo elecciones municipales. 40 años después, la coincidencia se repite pero sumando europeas y autonómicas. "La convocatoria de elecciones al Congreso de los Diputados y al Senado el domingo 28 de abril de 2019 implica que el periodo electoral de este proceso va a coincidir con el de las elecciones locales, autonómicas y europeas del domingo 26 de mayo de 2019. Esta simultaneidad de varios procesos electorales de ámbito nacional plantea problemas que hasta ahora no se han suscitado y que está dando lugar a numerosas consultas ante esta Junta Electoral Central", explica en una instrucción difundida el martes por la Junta.

La decisión del organismo que vela por la limpieza de las elecciones es que las prohibiciones de la ley electoral que impiden actos institucionales que incidan al voto "se extiendan a la actuación de todos los poderes públicos -estatales, autonómicos o locales-, con independencia del proceso electoral convocado, de manera que el principio de neutralidad sea absoluto durante cualquier periodo electoral".

La ley orgánica de régimen electoral establece que los poderes públicos pueden realizar una campaña institucional "destinada a informar a los ciudadanos sobre la fecha de la votación, el procedimiento para votar y los requisitos y trámite del voto por correo" pero "sin influir, en ningún caso, en la orientación del voto de los electores". Pero "desde la convocatoria de las elecciones y hasta la celebración de las mismas queda prohibido cualquier acto organizado o financiado, directa o indirectamente, por los poderes públicos que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos, o que utilice imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas en sus propias campañas por alguna de las entidades políticas concurrentes a las elecciones".

Pedro Sánchez vota en Pozuelo en 2016. EFE
Pedro Sánchez vota en Pozuelo en 2016. EFE

El resultado es que los presidentes autonómicos no podrán presumir de sus logros y gestión durante la campaña del 28-A. La Junta Electoral justifica que "la neutralidad de todos los poderes públicos durante los procesos electorales constituye uno de los instrumentos legalmente establecidos para hacer efectivo el sufragio igualitario en la elección de los representantes parlamentarios". Una vez que se hayan producido las generales, el Gobierno estará en funciones y tampoco podrá presumir de su gestión.

Además, la Junta electoral ha prohibido publicar encuestas municipales y autonómicas los días previos a las elecciones generales. "El criterio de esta Junta es que durante los cinco días anteriores al de la votación en las elecciones al Congreso de los Diputados y el Senado tampoco se puedan publicar, difundir o reproducir encuestas electorales relativas a elecciones locales, autonómicas y europeas".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios